Eduardo Frei ante la fiscalía por estafa de su hermano: "Se han dilapidado los ahorros destinados a mi vejez y mi familia"

Eduardo Frei Ruiz-Tagle

En el interrogatorio explicó cómo se enteró de que su hermano Francisco, a quien le confió la administración de su empresa Saturno, llevó a la compañía a la quiebra; cómo Francisco Frei le mintió con los balances financieros durante años, mientras en realidad le sacaba el dinero para su beneficio; el rol que tuvo su sobrino Nicolás Frei (hijo de Francisco) en la supuesta estafa, y el que tuvieron su hija Magdalena y su marido Pedro Yaconi en investigar la estafa; y cómo encaró a su hermano cuando se enteró de lo que le había hecho.


En ocho carillas está contenida la declaración del expresidente de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle, quien entregó su testimonio en calidad de víctima ante el fiscal Centro Norte Francisco Jacir el 14 de octubre pasado, entre las 9.45 y las 17.05.

El caso es investigado por el Ministerio Público desde el 16 de agosto pasado, cuando su hermano Francisco Frei se autodenunció por presuntas irregularidades financieras, a través de la empresa Inversiones Saturno S.A. (de propiedad del expresidente), para obtener beneficio personal. Los delitos que se indagan son apropiación indebida, administración desleal, negociación incompatible y falsificación y uso malicioso de instrumento privado mercantil falso.

En el interrogatorio -al que accedió La Tercera PM- explicó cómo se enteró de que su hermano Francisco, a quien le confió la administración de su empresa Saturno, llevó a la compañía a la quiebra; cómo su pariente le mintió con los balances financieros durante años, mientras en realidad le sacaba el dinero para su beneficio -aseguró que durante años le entregó balances falsos, y que recién el año pasado le pasó uno con deudas por $600 millones y ahí se dio cuenta de que algo estaba mal-; el rol que tuvo su sobrino Nicolás Frei (hijo de Francisco) en la supuesta estafa, y el que tuvieron su hija Magdalena y Pedro Yaconi en investigar la estafa. La declaración también incluye el relato de cómo encaró a su hermano cuando se enteró de lo que le había hecho y que desde ese día no ha vuelto a hablar con él, entre otros temas.

"Este hecho para mí es muy doloroso e inesperado, pues se trata de mi hermano, amigo y compañero con quien incluso compartí por más de 10 años pieza. A mi edad este ha sido un golpe muy fuerte. Se han dilapidado los ahorros destinados a mi vejez y mi familia. Además de ello, en mi calidad de ex Presidente de la República se me ha hecho un daño irreparable que asumo con hidalguía y ante lo cual he tenido que poner la cara, cuestión por la que espero que quienes participen en esta investigación, hablen con la verdad", dijo al final de su declaración.

Nacimiento de Saturno

"En el año 1970 ingresé a trabajar a la empresa Sigdo Koppers, lugar en que me desempeñé como ingeniero y luego como socio de la misma, hasta el año 1988, ocasión en que decidí vender mi participación accionaria de la misma, toda vez que había decidido tener una mayor actividad pública en el ámbito político, presentándome como candidato a senador en las elecciones del año 1989, resultando electo. La venta se efectúa entonces fundada en lo que creo que son intereses incompatibles entre el mundo privado y el rol público, dado especialmente además en que la empresa indicada participaba en muchos proyectos de infraestructura de obras públicas". Así comenzó la única declaración que el ex Mandatario ha entregado a la fiscalía desde que comenzó el caso.

Explicó que producto de venta de las acciones y por consejo de abogados constituyó una sociedad anónima. Así nació Inversiones Saturno S.A., la que fue constituida por los abogados Juan Esteban Correa Espinoza y Alberto Coddou Claramunt. La empresa, señaló, luego le fue traspasada y hoy él tiene el 99.9% de las acciones y su señora Marta Larraechea el restante porcentaje equivalente al 0.1%.

Detalló que el objetivo de esta sociedad es administrar sus bienes pero que no prestara servicios ni vendiera mercadería, sino que solo hiciera inversiones seguras de incremento y manutención del patrimonio, "a modo de tener un patrimonio para la vejez y mi familia".

Indicó que primero ejerció como gerente general de la sociedad, cargo que mantuvo hasta 1991. Ahí, señaló, decidió "dadas mis actividades políticas, entregar la administración a mi hermano Francisco que ya era, por cierto, director de dicha sociedad desde prácticamente su constitución. La elección de mi hermano se debe, además de familiar, a que era una persona de confianza, muy cercana a mí, un amigo, un compañero de vida y a que su formación profesional era del ámbito de la Economía, con estudios en la Universidad de Chile y postgrado en la Universidad de Chicago. El encargo que a él le efectué consistió en administrar la sociedad de modo de que el patrimonio de la misma incrementara de un modo seguro, con inversiones seguras, sin endeudarse (...), que no afectara o involucrara los inmuebles de propiedad de la sociedad. Él tenía la administración total de la empresa y su patrimonio".

Primer balance con deudas

Según el ex jefe de Estado, las relaciones que tuvo con su hermano Francisco fueron profesionales y familiares, incluso más cercanas que con el resto de sus hermanos. "Él siempre me repetía y lo hizo hasta hace poco tiempo atrás que 'nadie mejor que él como hermano para cuidar mi patrimonio y mis intereses'", declaró Eduardo Frei.

Explicó que la administración de la sociedad durante los años que Francisco estuvo a cargo, y de acuerdo a lo que este le informaba, estaba acorde a lo que había encargado. "Una vez al año, en general después de abril en que se hace la declaración de impuestos, él me entregaba estados de resultados y balance general de la sociedad, mediante algunos documentos impresos, que reflejaban una correcta marcha de la empresa, y que a su vez a mí me hizo creer todo se encontraba en orden. Algunos de esos documentos los he encontrado, fueron entregados a los abogados y auditor posteriormente, y son aquellos que se acompañaron en la investigación, de los años 2015 a 2018, y que dan cuenta de una marcha de la sociedad que dista bastante de la realidad de la misma", señaló el ex Presidente.

Dijo que a fines de junio y principios de julio de 2019, Francisco Frei le pidió dinero en efectivo, cuestión que no había hecho antes. "Según él su situación económica se encontraba muy deteriorada, haciendo alusión también a un estado de salud también deteriorado", dijo Eduardo Frei.

Aseguró que luego de unos días, su hermano le entregó igual que en los años anteriores (pero esta vez más atrasado ya que era julio) el balance general y estado de resultados de la sociedad. "Es ahí, como por primera vez me percato de una deuda que tenía la sociedad con el Banco Security de $ 613.274.743, en circunstancias que el mismo informe del año anterior nada reflejaba. Estos informes, todos los años, él me los entregaba impresos formalmente", indicó Eduardo Frei.

Detalló que le preguntó a su hermano por la deuda y que él le aseguró que no se preocupara, "que se trataba de vaivenes propios de sus negocios, de que utilizó a la sociedad Inversiones Saturno, pues estaba complicado con sus negocios, que si bien él estaba comenzando a repuntar, los bancos y factoring le habían cerrado las puertas y que si yo no lo ayudaba él quebraría".

Según el ex Presidente, conversó con Francisco Frei tres veces más y él le volvió a repetir el mismo discurso y le dijo que se quedara tranquilo y que "él más que nadie era la persona que mejor podía cuidar mi patrimonio".

"Decido así hablar con su hijo Nicolás (hijo de Francisco), pues era también director de la sociedad y participaba con él en los negocios de Francisco, respondiéndome él lo mismo que Francisco, ninguna respuesta concreta en definitiva, solo señalándome que si bien tenían dificultades, que esto se iba a pasar y ante consultas más específicas, me señalaba que eso lo veía directamente su papá, o sea, mi hermano Francisco", declaró Eduardo Frei.

La investigación de Magdalena Frei y Pedro Yaconi

Explicó que por problemas de salud, debido a que en 2017 se hizo dos intervenciones por un hematoma subdural, le encargó a su hija Magdalena Frei y a su marido Pedro Yaconi, que comenzaran a hacer averiguaciones en relación a Inversiones Saturno, "pues era extraño lo que ocurría".

Dijo que el matrimonio obtuvo antecedentes desde las oficinas de Almadena (empresa de su hermano Francisco Frei), ubicada en el centro de Santiago. Ahí, señaló, también funcionaba la contabilidad de Inversiones Saturno y "muestran una situación muy distinta a la que Francisco me había entregado en los últimos años, dándanos cuenta de que la sociedad se encontraba muy endeudada, casi sin patrimonio, que había perdido bastante dinero, que los informes que Francisco me entregaba eran derechamente falsos, por lo que decidimos retomar el control de la sociedad y encargando de inmediato un peritaje de contabilidad".

Este último ya fue entregado a la fiscalía y concluye que Francisco Frei sacó de la cuenta de Saturno $ 1.500 millones, se endeudó con los bancos por más de $ 1.300 millones y adquirió deudas con factoring y prestamistas por más de $ 970 millones.

Las supuestas maniobras a su espalda

De acuerdo al ex Presidente, su hija y Yaconi se percataron que "tanto yo como persona natural y, asimismo, la sociedad aparecimos siendo avales o codeudores solidarios de Francisco o de sus sociedad ante bancos o diversos factoring en base a documentación falsa, en la que falsificó mi firma y huella dactilar, en muchos más casos que los que Francisco se autodenunció".

Añadió que en este punto quería ser claro y que él jamás había comparecido ante algún notario o factoring suscribiendo documentos en favor de su hermano o de alguna de sus sociedades. "Mi firma ha sido falsificada y mi huella digital supuesta. Por los dichos de Francisco, esto lo habría hecho él mismo. Se han encontrado, además, actas de reuniones de directorio y juntas de accionistas en las que supuestamente hemos actuado junto a mi señora representados, lo que no es efectivo, pues poderes al efecto no hemos dado. Incluso, se dice que ha comparecido un notario a unas juntas o reunión, cuestión que ponemos en duda", indicó.

Señaló que poco a poco su hija Magdalena y su yerno, "que son quienes han liderado este asunto, han ido encontrado una serie de irregularidades y me han ido informando los hechos por usted ya conocidos".

También indicó que otra de las formas de defraudación que Francisco Frei empleó fue la constitución de hipotecas a favor del banco Bice. "En estos casos también actúa Francisco y su hijo Nicolás con supuestos mandatos para representarme a mí y a mi señora, que nuevamente insisto en negar haberlos otorgado", aseguró el ex Mandatario.

Frente a frente

En su declaración, el ex Presidente contó cuando fue la última vez que hablo con su hermano. "Cuando se descubren los fraudes de que he sido objeto, una de las primeras cosas por las que encaro a Francisco, se debe a que a pesar de mis expresas instrucciones, en contrario es que él había comprometido al hipotecar los inmuebles de Valle Escondido con la empresa Tanner. Esa fue la primera vez que tomé conocimiento de una circunstancia de este tipo, razón que me lleva a concluir en este momento que no podría haber ocurrido con anterioridad y menos que yo aparezca autorizándolo", declaró.

Sobre esto, dijo que "la respuesta al haberlo encarado fue que pensó que todo se arreglaría, ante lo que le dije que nos tiene arruinados a todos como familia, robándome y afectando mi patrimonio, respondiéndome él que su familia también lo está y que está convencido que se puede salir adelante, cuestión que aparece casi anecdótica pues los afectados somos nosotros. Esa conversación duró cinco minutos y culminó. Desde ahí no he vuelto a hablar con él".

Comenta