El debate en Francia por el rol de la policía y el “silencio” del gobierno ante ola de femicidios

El primer ministro de Francia, Jean Castex, habla durante una sesión de preguntas al gobierno en la Asamblea Nacional francesa en París, el 5 de enero de 2022. Foto: AFP

Se estima que al menos una mujer muere a manos de su pareja o expareja cada tres días en Francia, uno de los países europeos con mayor número de femicidios per cápita.


Francia sigue siendo uno de los países europeos con mayor número de femicidios per cápita. Se estima que al menos una mujer muere a manos de su pareja o expareja cada tres días. De hecho, en 2021 se registraron 113 asesinatos de mujeres y uno de los más recordados es el de Chahinez Dauod, que resultó muerta por su exesposo.

La tarde del 4 de mayo de 2021, Dauod dejó su hogar ubicado en el acomodado barrio de Merignac, cerca de Burdeos, en el suroeste de Francia. La mujer de 31 años y madre de tres niños estaba siendo perseguida por su exmarido, de 44 años. Este le disparó varias veces en las piernas, para luego verterle un líquido inflamable y prenderle fuego. El cuerpo de bomberos llegó poco después, pero fue declarada muerta en el lugar.

En el momento del asesinato de Dauod, su excónyuge ya había sido condenado por el tribunal penal de Burdeos, en junio de 2020, por cometer un acto de violencia intencional en contra de ella. Recibió una condena de 18 meses, pero fue liberado seis meses después.

Dos meses antes del ataque, Dauod había presentado una denuncia contra su exmarido. Pero el informe del oficial de policía era ilegible y nunca se remitió adecuadamente a las autoridades judiciales, según una revisión estatal de cómo se manejó el caso.

El oficial que recibió la queja de Daoud, el 15 de marzo, había sido condenado recientemente por violencia intrafamiliar habitual, dijo la fiscalía en junio. Este había recibido una suspensión de ocho meses de la pena y estaba en medio de un procedimiento disciplinario cuando registró la queja de la mujer. Solo fue removido de un puesto que trataba con el público después de la muerte de Daoud.

Ocho meses después del asesinato de Daoud, seis agentes de la policía debían comparecer ayer frente a dos juntas disciplinarias, en Burdeos y París. Cuatro oficiales, un comisionado y el director departamental de seguridad pública presentarían sus cuentas en París, mientras que dos policías serían escuchados en Burdeos. Estos últimos son sospechosos de “fallas administrativas”.

Frente a este delito y muchos otros hacia las mujeres, el colectivo feminista Nous Toutes (Todas Nosotras) menciona que “el gobierno francés no está tomando suficientes medidas para proteger a las víctimas”.

“Es bueno que la policía sepa ahora que puede haber repercusiones. Pero no es suficiente”, dijo Julia, del colectivo Féminicides par compagnons ou ex (Femicidios por compañeras o ex), a France 24.

“El problema no es solo de la policía, es todo el sistema. El Poder Judicial también juega un papel clave. Si la policía hace bien su trabajo y arresta a alguien, le corresponde al juez administrar el castigo correcto. En cambio, tenemos a los reincidentes siendo liberados demasiado rápido y volviendo a atacar de nuevo”, agregó.

Manifestantes pegan un lema en una fuente que dice "Femicidios: Estado culpable, cómplice de la justicia" en el centro de París, el 4 de noviembre de 2019. Foto: AP

En 2021 se estima que se realizaron 220.000 denuncias por violencia conyugal, pero los jueces habían ordenado el uso de brazaletes electrónicos en solo 379 casos, según menciona el colectivo feminista.

En agosto pasado, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, anunció nuevas medidas para combatir la violencia contra las mujeres y niñas, incluida la priorización de las denuncias de violencia conyugal y la garantía de que cada comisaría de policía y Gendarmería tuviera al menos un oficial especializado en el tratamiento de mujeres víctimas.

Sin embargo, las medidas adoptadas por el gobierno no han sido suficientes. El 1 de enero de 2022 hubo tres femicidios en diferentes sectores de Francia en tan solo 12 horas. La primera víctima fue apuñalada por su pareja. Una segunda mujer fue asesinada por su marido en su casa y la tercera víctima fue estrangulada por su expareja y luego escondida en el maletero de un auto.

Ante estos nuevos femicidios, Nous Toutes y Féminicides par compagnons ou ex denunció “el silencio de (el Presidente) Emmanuel Macron y el gobierno ante la violencia machista y sexual en Francia”.

Ben Ahmed, de Nous Toutes, menciona que se necesita que a los jóvenes en las escuelas y liceos se les enseñe para poder combatir esta problemática. Además, hace un llamado a todos los candidatos presidenciales para que hagan promesas concretas que incluyan personal adicional, dinero y materiales para abordar la cuestión de la violencia de género.

Sin embargo, el primer ministro Jean Castex dijo ante el Parlamento que “el gobierno y la nación están completamente comprometidos con la lucha contra este flagelo”. Castex recordó que el gobierno ya había tomado varias medidas para combatir la violencia doméstica, incluido el establecimiento de una línea directa de emergencia las 24 horas del día, los siete días de la semana, y capacitación en sensibilidad para 90.000 agentes de policía para mejorar el manejo de las quejas de maltrato de las mujeres.

A partir del próximo año, también habrá una “semana de la igualdad” en las escuelas alrededor del 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer, agregó Castex.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.