El debut empresarial de Max Luksic

Luksic-cnal-13-1023x573

Hijo del controlador de Canal 13 alista su primera incursión empresarial en el exterior y apunta al sector inmobiliario.




Suele guardar un bajo perfil y, a diferencia de su padre, son contadas las ocasiones en que Maximiliano Luksic Lederer (32), hijo de Andrónico Luksic –controlador de Canal 13- ha dado a conocer sus impresiones sobre la estación televisiva o bien sobre sus propias inversiones.

Vivió durante diez años fuera de Chile y en octubre de 2016 desembarcó en Canal 13. La estación televisiva se encontraba en problemas, pues desde 2014 comenzó a presentar millonarias pérdidas. Como subdirector ejecutivo, está todo el día conectado a su trabajo  y sus esfuerzos –junto al de equipo liderado por el director ejecutivo, Javier Urrutia– dieron resultado: el canal cerró con cifras azules el año pasado, pero no es suficiente.

Al interior del grupo creen que están en un minuto clave. Tras lograr estabilizar las cifras de Canal 13, que en cuatro años acumuló pérdidas por $52.000 millones, lo que viene ahora es evolucionar a una plataforma mayormente diversificada, apostando por economías de escala y más eficiencias en costos. Si bien se dedica 100% a su trabajo en Inés Matte Urrejola, Max Luksic tambien dedica tiempo a pensar sobre su futuro.

A fines del año pasado, el joven ejecutivo puso en marcha un plan que en su fase inicial incluyó la constitución de sus primeras sociedades de inversión de carácter personal. Se trata de su primera apuestas a futuro y que concentrará sus eventuales proyectos.

La primera de ellas la constituyó en octubre de 2018,  y la denominó Inversiones Sardo SpA. Con un capital de sólo $1.000.000 apunta a la compra, enajenación y arriendo de todo tipo de valores mobiliarios en Chile.

Pero la llegada del nuevo año vino a confirmar los bríos por el despegue personal en los negocios de Max, como le llaman sus cercanos.  Ejemplo de ello es que el pasado 8 de enero, constituyó la Sociedad de Inversiones Sardo International SpA., y a diferencia de la anterior su foco estará puesto netamente en proyectos de inversión fuera de Chile. Su capital inicial es de US$100.000, divididos en acciones nominativas.

Según cercanos a Max, ambas sociedades las creó con el objetivo de eventuales inversiones a futuro, pero aún no tiene claridad ni cuándo ni el destino en que harán su debut empresarial. No obstante, pueden formar parte de proyectos inmobiliarios como la compra de departamentos a la adquisición de terrenos.

Max Luksic se formó en el Babson College de Boston y Les Roches International School of Hotel Management (Suiza) donde realizó un MBA. Vivió y trabajó en Asia (China) para el Grupo Shangri-La, donde trabajó en el área corporativa del grupo en Hong Kong. Antes de volver a Chile se desempeñó como director corporativo de comidas y brebajes de Adriatic Luxury Hotel en Croacia.

"Siempre está buscando oportunidades. Vivió afuera gran parte del tiempo y, por lo mismo, no sería extraño que sus primeros proyectos surjan en el extranjero", sostuvo una fuente que solicitó la reserva de su nombre.

Comenta