Tercera PM
Presenta:

El polémico editor y amigo de Trump que complica al dueño de Amazon

Donald Trump y David Pecker durante una premiación en la Pace University, en Nueva York, en 2004.

David Pecker, considerado el rey de los tabloides en Estados Unidos, ha estado involucrado en varias polémicas.


El presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, publicó ayer un comunicado en el que acusa al editor de la revista sensacionalista The National Enquirer, David Pecker, de haber intentado extorsionarlo con la publicación de mensajes privados que intercambió con su amante.  “Antes que capitular ante la extorsión y el chantaje, he decidido publicar exactamente lo que me enviaron, a pesar de la amenaza que supone en costo personal y vergüenza”, escribió el hombre más rico del mundo en un comunicado en internet.

Para los analistas la denuncia abre otro capítulo en la pelea que el Presidente Donald Trump mantiene con los medios de comunicación en Estados Unidos. Esto porque Bezos es propietario del diario The Washington Post, un medio que es blanco frecuente de los ataques del mandatario contra lo que él tilda de prensa “enemiga de la gente” y generadora de noticias falsas.

El periódico, también, fue uno de los medios de comunicación que más cobertura  brindó al asesinato del periodista saudita y columnista del Post, Jamal  Khashoggi. Trump se negó a criticar al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salman, a quien se ha apuntado de haber ordenado el asesinato del periodista crítico de Riad.

Mientras que Pecker, una suerte de rey del tabloide estadounidense, es amigo y el que le hace los “trabajos sucios” a Trump. Su nombre comenzó a sonar en medio de la investigación federal al abogado del mandatario, Michael Cohen, por haber realizado pagos para suprimir historias negativas sobre el Presidente.

Una de estas informaciones involucra a una exmodelo de Playboy que dijo  haber tenido un romance con Trump. El pago en secreto para comprar su silencio, parecido al realizado a otra  mujer, se realizó previo a la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de 2016.

El Presidente está siendo investigado por haber cometido infracciones en el  financiamiento de su campaña debido a los pagos realizados para, presuntamente, afectar el resultado de la votación, por los que debería haber informado a los supervisores de campaña del gobierno.

En agosto del año pasado, los fiscales llegaron a un acuerdo con Becker y le otorgaron inmunidad. Esto porque el magnate ha sido testigo clave en la investigación. La empresa de Pecker admitió que antes de la elección había  pagado US$ 150.000 a la exmodelo Karen McDougal para que no divulgara un  romance que mantuvo con Trump. A cambio, los fiscales aseguraron que no  imputarían a American Media Inc. (AMI), la matriz del National Enquirer.

El diario británico The Guardian dice que la ambición de Pecker, de 67 años, de tener un imperio del tabloide era evidente desde que asumió el control de AMI hace 20 años. Además del National Enquirer, la empresa es propietaria de Globe, OK!, Star y Radar Online. En 2017 adquirió la joya de la corona en revistas de farándula: Us Weekly.

Después de las denuncias contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein por su conducta sexual, el editor del Enquirer, Dylan Howard, comenzó a recolectar información para socavar a las mujeres que estaban haciendo la acusación, según reportes de The New Yorker y The New York Times. The Guardian asegura que Howard reconoció haber recolectado información para Weinstein, pero que solo lo hizo cuando el productor “estaba negando haber acosado”.

Pecker es el hijo de un albañil del Bronx, en Nueva York, y estudió en la Universidad Pace. Además trabajó como contador en Price Waterhouse. En 1979 se desempeñó en la división de revistas de CBS, donde rápidamente fue ascendiendo.

Seguir leyendo