¿El proyecto aprobado en la Cámara o lista cerrada?: La dura discusión en RN por paridad de género

La próxima semana, el Senado revisará el proyecto de paridad de género aprobado en la Cámara. Sin embargo, los senadores RN es probable que lo rechacen a la espera de la propuesta que salga del gobierno y el resto de los partidos de Chile Vamos. En tanto, las diputadas Marcela Sabat y Paulina Nuñez, han sostenido conversaciones para que se apruebe el mecanismo aprobado hace algunas semanas.




Ayer, en al menos tres instancias, las parlamentarias y parlamentarios de RN abordaron el tema que hoy por hoy más complica al partido: la paridad de género en el órgano constituyente.

La primera reunión fue en la mañana, a las 11, donde representantes del gobierno y los partidos de Chile Vamos se congregaron para llegar a un acuerdo en el tema. Esto, tras la crisis que se desató en el oficialismo por la aprobación de la paridad en la Cámara y que terminó con la UDI congelando su participación en la coalición luego que diputados de RN y Evópoli votaran a favor de la iniciativa.

En la cita, donde se están afinando dos propuestas distintas a lo que aprobó en la Cámara, hubo un consenso por una de ellas: la opción de listas cerradas. En segundo lugar también se propondrá a los partidos de Chile Vamos la opción de doble papeleta que permitiría votar por un hombre y una mujer en la elección de octubre del próximo año.

Más tarde, en el Senado, donde se votará la próxima semana el proyecto de paridad que salió de la Cámara, cuatro senadores de RN y la independiente Carmen Gloria Aravena -que es parte de la bancada- almorzaron y sinceraron sus posturas sobre el tema. Aravena, Andrés Allamand, Rodrigo Galilea y Rafael Prohens habrían señalado que no están a favor del proyecto aprobado en la Cámara porque incluye una corrección posterior a la elección para asegurar paridad.

"Los senadores de RN estamos trabajando fórmulas que aseguran el criterio de paridad sin 'meter la mano en la urna', esto es, sin mecanismos que alteran la voluntad ciudadana expresada en el voto", comentó Allamand a La Tercera PM. En la misma línea se manifestó la senadora Aravena: "No se pueden alterar los resultados de salida. Pero hay que asegurar paridad y espero que podamos llegar a un consenso".

Sin embargo, entre los senadores RN que no están a favor de la corrección posterior no hay consenso aún si se impulsará la lista cerrada o la doble papeleta. Aravena, por ejemplo, está a favor de la segunda opción.

La única voz disidente del a reunión fue la del senador Ossandón. "Para mi la paridad no es una moneda de cambio ni una estrategia política, es un derecho que voy a defender hasta el final. Si Chile Vamos acuerda una propuesta mejor, donde exista convicción de todos los actores, mucho mejor. Pero si no hay acuerdo, apoyaré el trabajo que salió de la Cámara", señaló el exalcalde de Puente Alto a La Tercera PM.

El lobby de Sabat y Nuñez

La posición de Ossandón, en tanto, se reflejó ayer cerca de las 15 horas cuando el senador llegó hasta la Cámara para reunirse con las diputadas y diputados de RN que impulsaron la paridad de género.

"Estamos dispuestas a modificar la propuesta original de la Cámara de Diputados, entendiendo que nuestro marco de acción fue siempre el acuerdo del 15 de noviembre. Las opciones que está viendo el Ejecutivo incurren en gasto fiscal y no cumplirían los plazos que se han acordado con la oposición, que es tener paridad de género antes del 8 de marzo", señaló la diputada Marcela Sabat a La Tercera PM, quien junto a la diputada Paulina Nuñez han llamado y se han reunido con los senadores del oficialismo y la oposición para conversar sobre el tema. "El debate en el Senado ayudará a transparentar posiciones respecto al tema de fondo más allá del mecanismo: están a favor o en contra de la paridad", agregó Sabat.

La apuesta de Sabat y compañía es que la Sala del Senado apruebe lo que salió de la Cámara, que se le hagan modificaciones en caso de ser necesario pero que finalmente se apruebe ese mecanismo ya que, para ellas, lo que el gobierno está consensuando con los partidos sería "engorroso" porque implicaría hacer modificaciones al sistema electoral.

El proyecto aprobado en la Cámara necesita 3/5 de los senadores para su aprobación, o sea 26 votos. La oposición tendría 24 y faltarían dos de Chile Vamos. Los diputados de RN que impulsaron el proyecto en la Cámara esperan que esos dos votos oficialistas sean el de Ossandón y el Evópoli Felipe Kast.

Comenta