El rating del cautiverio: Mensajes presidenciales se acercan a récords de sintonía y superan al Festival de Viña

Sebastián Piñera en cadena nacional.

Un mes de marzo marcado por la preocupación y el encierro registra un fuerte incremento en el porcentaje de televisores encendidos en los hogares chilenos. Las cadenas de Piñera se aproximan a los números de Kramer en el Festival de Viña y los reportes diarios del Ministro Mañalich también suben, como parte de una sintonía que crece en todos los grupos etáreos del país.


En tiempos de crisis la gente se vuelca a la televisión.

La afirmación, que podría parecer muy propia del siglo XX -en especial para una generación que nació con internet y se concentra en el streaming y las redes sociales-, sigue aplicando en pleno 2020. Y los hábitos de los chilenos durante un mes marcado por los efectos de la pandemia del coronavirus vuelven a darle sustento a esta tradición.

Según los datos de Kantar IBOPE Media, durante marzo se ha registrado un incremento significativo en el porcentaje de encendidos de televisión abierta en los hogares chilenos, pasando de 9,7 puntos de rating promedio el primer día del presente mes a 16,1 el pasado martes 24, ya con la crisis sanitaria golpeando a casi todo el país.

Una tendencia continua y lineal, con un alza importante en sintonía en todos los bloques horarios y en cada uno de los grupos etáreos de la población de país; desde los niños y adolescentes hasta los adultos mayores.

Un fenómeno en línea con lo que registran los balances de otros países afectados por el Covid-19 -desde Noruega a Brasil- y con los resultados de otras encuestas recientes como la Cadem, que reportó una importante alza de credibilidad y consumo de los medios de comunicación durante las últimas semanas, en paralelo a una caída de redes sociales como Instagram y Facebook.

En este escenario, los mensajes presidenciales durante la pandemia así como las intervenciones diarias de la autoridad sanitaria en pantalla también muestran un alza progresiva de rating y dan cuenta del interés creciente y transversal por el tema.

La última cadena nacional de Sebastián Piñera, por ejemplo, del pasado domingo 22 -en la que hizo un balance de las medidas adoptadas en el país para hacer frente al Covid-19- anotó 50,44 puntos de rating entre las 21.00 y las 21.13 horas, de acuerdo a Kantar IBOPE Media.

Para ponerlo en perspectiva, el mensaje del mandatario, transmitido por prácticamente todos los canales de la TV abierta, superó en sintonía a todas las presentaciones de la última edición del Festival de Viña -el más visto en una década-, a excepción de la rutina de Stefan Kramer, lo más visto de todo el certamen con 51,5 unidades de rating promedio según los balances de la organización de la cita, transmitida en conjunto por Canal 13 y TVN.

La cadena de ese día, además, dobló en sintonía al programa más visto de la TV nacional esta semana (con la salvedad que la primera se emite en todos los canales en simultáneo), la teleserie de Mega Verdades Ocultas, que promedió 23,8 puntos en su emisión de ayer. Y de paso, se acerca a las cifras de otros hitos televisivos del último tiempo, como la final de la Copa Centenario 2016 (50,7 puntos de rating para Canal 13), la rutina de Jorge Alís en Viña 2019 (49,5 puntos en TVN y Canal 13) y la Gala del Festival del año pasado, que obtuvo 36,9 puntos de rating y su peak llegó a las 44 unidades, también por TVN y Canal 13.

Al mismo tiempo, para graficar el interés y la preocupación que concita el coronavirus, el mensaje presidencial del domingo pasado superó largamente a la cadena por TV que el mandatario realizó el 15 de enero pasado, para anunciar cambios en el sistema de pensiones, que registró 33,89 puntos.

Eso sí, lo de esta semana no alcanza los números del discurso presidencial del 12 de noviembre pasado, donde Piñera anunció tres acuerdos a nivel país frente al estallido social, que marcó 66,8 puntos entre las 22.30 y las 22.37 horas. Un mensaje récord en cuanto a sintonía.

El ministro Jaime Mañalich en uno de los puntos de prensa.

Asimismo, los reportes diarios del Ministro de Salud, Jaime Mañalich, también registran un incremento de sintonía con el correr de los días, en un fenómeno que podría explicarse por el creciente interés por cada nuevo balance de la autoridad, así como por el cada vez mayor número de personas que estarían viendo televisión durante la cuarentena preventiva.

Así, mientras el balance del titular de salud del pasado lunes 23 promedió 28,82 puntos de rating hogar (entre las 09:55 y las 10.13 horas), al día siguiente la misma intervención del ministro subió a 35,22 unidades entre las 10.15 y 10.47. Ayer, en tanto, el reporte diario de Mañalich volvió a experimentar un alza de sintonía con 35,97 puntos promedio entre las 11.23 y las 11.43 horas.

Mayor encierro, mayor encendido

Más allá de los discursos y balances de la autoridad, la programación completa de la televisión abierta muestra un alza sostenida en sintonía, sobre todo desde que se confirmó el primer caso en Chile de coronavirus en la primera semana del mes.

Según los últimos análisis de audiencia de Kantar Ibope, las personas incrementaron en casi una hora el tiempo que pasan frente al televisor desde comienzos de mes. Si el 2 de marzo ese promedio era de 4 horas 21 minutos, el 18 de marzo subió hasta 04 horas y 52 minutos. El martes 24, en tanto, se registró un récdord de tiempo frente a la pantalla, con 5 horas y 10 minutos promedio. Otro síntoma de cómo la TV abierta canaliza la compañía e información que los chilenos buscan durante el encierro.

¿Más datos para ejemplificar los cambios de hábito televisivos durante la pandemia? El alza en rating de todos los bloques horarios. Allí, por ejemplo, el que más ha crecido con respecto a las semanas previas es el bloque de las 12.00 a las 16.00 horas, que subió un 19%. Le sigue el horario de 16.00 a las 19.00 horas, con un alza de 14%.

Lo mismo ocurre con los grupos etáreos, ya que todos han incrementado su tiempo frente a los canales de la televisión abierta. El más significativo, por razones esperables, es el de los niños: aquellos entre 4 y 12 años aumentaron un 57% su consumo y entre 13 y 17 años, un 83%.

De acuerdo a las mismas cifras de Kantar Ibope, los adultos entre 35 y 49 años además aumentaron su consumo de televisión en un 40% y quienes se encuentran en el tramo entre los 50 y 64 años, un alza del 30%.

Comenta