El riguroso protocolo de los cementerios para funerales por Covid-19

El Ministerio de Salud recomienda que las ceremonias no duren más de 90 minutos para evitar contagios. Se mantiene la restricción de que no puede haber más de 50 personas. También se han buscado estrategias como sepelios vía streaming, para que los cercanos estén presentes, pero no se expongan.




Uno de los momentos más sensibles que se deben enfrentar en medio de esta pandemia por el coronavirus, es el fallecimiento de alguna persona producto de la enfermedad. Las dramáticas imágenes provenientes de Italia y España, donde miles de familias no pueden acudir a los sepelios de sus parientes, conmueven.

Ante este escenario, surgen preguntas: ¿Los familiares pueden despedir a un ser querido que ha fallecido por esta enfermedad? ¿Hay que tener algún permiso especial?

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, explica que se diseñó un protocolo de funerales de fallecidos por Covid 19, donde se hacen definiciones generales del manejo del velatorio y de las exequias.

La autoridad enfatiza que estarán autorizados para asistir a las ceremonias los más cercanos al difunto, pero si hay contactos del fallecido que están en cuarentena, no podrán ir. “Los tiempos de la ceremonia no deben ser más allá de 60 a 90 minutos”, precisa Daza. Añade que también está permitido realizar velatorios, también en la lógica que sean reuniones breves y con poca gente.

En el caso de un deceso, ¿las personas deben ser, necesariamente, incineradas? El protocolo del Ministerio de Salud advierte que los restos de los fallecidos pueden ser cremados o bien inhumados, según la decisión de la familia.

Ceremonias y estretegias

En el Cementerio General afirman que, hasta el momento, han acogido solo un funeral por el coronavirus. “No asistió la familia, por lo que nos encargamos de todo directamente”, sostiene Raschid Saud, director del Cementerio General, quien plantea que no es aconsejable que haya reuniones o ceremonias en el lugar.

Aclara que en el recinto se permitirá disponer los cuerpos en los mausoleos familiares o bien en los nichos que les pertenecían. Actualmente, el lugar no está abierto para visitas y atiende entre las 9 y las 13 horas.

Los cementerios buscan estrategias para enfrentar la situación. El Parque del Recuerdo se acota que ellos también han realizado solo una ceremonia producto de Covid-19.

Paulina Jaramillo, gerenta de Asuntos Corporativos, plantea que los parientes directos sí pueden acudir a los funerales, los que se realizan en una capilla ecuménica. “También implementamos las ceremonias a través de streaming, para que puedan ser vistas por los cercanos de la persona, sin necesidad de exponerse”, aclara. Del mismo modo, también se implementó un libro de condolencias virtuales.

El alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, cuenta que esta semana se realizó el primer funeral de una persona que es víctima de Covid-19 en el cementerio municipal. Para ello, el lugar adoptó protocolos especiales. Por ejemplo, solo pueden acudir grupos reducidos de familiares y cercanos a despedir a la persona que falleció, con un máximo de 10 asistentes.

“El personal que trabaja en el manejo de cuerpos del cementerio usa antiparras, guantes y un traje especial de protección, y cada 14 días se van en cuarentena”, destaca el edil.

Misas postergadas

La iglesias también han debido adaptar su funcionamiento ante la emergencia. “Como lo hemos comunicado, para evitar generar instancias de contagio, en las parroquias solo se permite realizar velatorios y responsos con pocas personas, idealmente la familia cercana. Las misas funerarias las hemos postergado para cuando sea superada la crisis sanitaria”, aclara el vicario general y obispo auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo.

Comenta