Expresidente Frei presenta querella en contra de ocho notarios por “autenticar” su firma en millonaria estafa de su hermano

eduardo-frei-magdalena-frei

El 13 septiembre de 2019, el expresidente Eduardo Frei acompañado de su hija Magdalena y el abogado Juan Domingo Acosta citó a una conferencia de prensa en la que por primera vez ha aceptado preguntas de los medios de comunicación sobre el caso.

Eduardo Frei Ruiz-Tagle presentó una querella en contra de ocho ministros de fe que validaron rúbricas falsas y que fueron utilizadas por su hermano Francisco ante la banca y factoring para conseguir millonarios préstamos. Además, acusó a este último de presentar certificado de actas de juntas de accionistas que nunca se realizaron debido al delicado estado de salud de los directores Alberto Coddou y Álvaro Santa Cruz, quienes actualmente se encuentran fallecidos.




El ex presidente Eduardo Frei interpuso una querella el pasado 3 de agosto en contra de ocho notarios, acusándolos de cometer el delito de “falsificación de instrumento público”. Esto luego de haber validados firmas que su hermano, Francisco Frei, presentó como verdaderas, pero que no eran más que falsificaciones de su rúbrica y huella digital que tenían como objetivo la suscripción de millonarios préstamos.

La acción es dirigida en contra de la notaria suplente Loreto Zaldívar de la 18ª Notaría de Santiago; Angélica Galán, notaria de la 17ª Notaría de Santiago; Antonieta Rojas, ex notaria suplente de la 38ª Notaría de Santiago; Víctor Olguín, Notario Público Interino de la 48° Notaría de Santiago; Pilar Gutiérrez, notaria de la 18ª Notaría de Santiago; Osvaldo Pereira, notario de la 14ª Notaría de Santiago; Jorge Schwenke, notario suplente de la 7ª Notaría de Santiago y Mario Bastías, notario suplente de la 38ª Notaría de Santiago.

Para el exmandatario, el Ministerio Público debe indagar si existió responsabilidad penal porque ellos, en forma, “al menos negligente”, autentificaron su firma como avalista y codeudor solidario en once pagarés que él asegura no haber firmado. “Desde luego, con dicha autentificación le dieron mérito ejecutivo respecto de nuestro representado a los referidos pagarés”, consignó la acción penal.

Según la querella “en el caso de notario suplente Mario Bastías, la fiscalía debe investigar si se perpetró el delito de falsificación de instrumento público en perjuicio de Inversiones Saturno S.A. cuando éste certificó en un acta de la aparente Junta Extraordinaria de Accionistas de dicha sociedad, el hecho de su supuesta celebración el día 17 de agosto de 2015, así como la asistencia a la misma de los directores Alberto Coddou Claramunt y Álvaro Santa Cruz Goecke”.

Para el exPresidente su hermano abusó de su calidad de director y gerente de la sociedad Inversiones Saturno -propiedad de la familia Frei Larraechea- de la cual extrajo de la caja la suma de $1.517.309.337. Además obtuvo créditos en nombre de dicha sociedad ante Bancos de Chile, BCI, Internacional y Security, apropiándose de dichos préstamos, los que ahora adeuda dicha sociedad y que ascienden a la suma de $1.359.630.460. Asimismo, descontó documentos (factoring) y suscribió pagarés y/o letras de cambio endeudando a Inversiones Saturno con distintos factoring y prestamistas por más de $971.000.000, ingresó directamente al patrimonio del querellado y que, en ocasiones, ni siquiera ingresaron temporalmente a las cuentas corrientes bancarias de Saturno. En paralelo, constituyó a Inversiones Saturno como fiadora y codeudora solidaria de las obligaciones presentes de Inversiones y Asesorías AMP y MásAVAL S.A.G.R -sociedades de propiedad de la familia Frei Parada- por la suma de 46.000 UF ($1.369.072.240). A ello se suma que utilizó a dicha sociedad para garantizar una deuda hipotecaria con Tanner Servicios Financieros por 29.478,25 UF ($877.337.206).

En septiembre de 2019, La Tercera PM pudo conversar con el abogado Osvaldo Pereira, uno de los notarios acusados y que hoy forma parte de los querellado por el exmandatario. En aquella ocasión el notario dijo: “No tuve ninguna duda de que era la firma de Eduardo Frei, porque estoy acostumbrado a verla. Tengo confianza, porque las carpetas son exclusivas del banco y el público no tiene acceso a esas carpetas”.

Se trata de la segunda acción penal que interpone el ex Jefe de Estado en marco del juicio en contra de su hermano Francisco, a quien acusa de haberlo engañado en una trama en la que “se han dilapidado los ahorros destinados a mi vejez y mi familia”. El caso surge luego que Francisco Frei el 16 de agosto de 2019 presentara una autodenuncia ante el Ministerio Público, reconociendo haber abusado de “la confiana y nombre” de su hermano, “sin su consentimiento ni su autorización”.

A raíz de la investigación, la fiscalía el pasado 19 de mayo formalizó a Francisco Frei por los delitos de apropiación indebida, administración desleal, estafa, giro doloso de cheques, uso malicioso de certificados de depósitos, uso malicioso de instrumento privado mercantil, uso malicioso de instrumento público falso.

En la audiencia el juez Mario Cayúl decretó que el imputado quedara con firma quincenal y arraigo nacional. El magistrado consideró la irreprochable conducta anterior del acusado, así como también que el caso comenzó con su propia denuncia. Asimismo, el magistrado destacó la colaboración del acusado en la investigación: “Ha estado presente en cada una sus sesiones, ah dado domicilio conocido, es una persona, como imputado, absolutamente ubicable”.

La junta de accionistas que no existió

En su querella, el expresidente Frei denunció que “la novena Junta Extraordinaria de Accionistas del 17 de agosto de 2015 de Inversiones Saturno que sirvió para constituir la hipoteca a favor de Tanner Servicios Financieros, “nunca se realizó”. “Quienes aparecen suscribiendo el acta de la inexistente junta que fue reducida a escritura pública, nunca asistieron a la misma, ni menos tuvieron poder de los accionistas para ello”, consignó la acción penal.

Pero esa no fue la única irregularidad. El 25 de octubre de 2017, se habría llevado a cabo otra supuesta Junta de Accionistas de Inversiones Saturno en la que “autorizó” la constitución de la hipoteca sin límite de monto alguno en favor de las obligaciones de Francisco Frei con “Tanner Servicios Financieros.

El acta aparece suscrita por Alberto Coddou y Nicolás Frei Parada, en representación de Eduardo Frei y Marta Larraechea, respectiva. El punto es que estos últimos niegan haber entregado dichos poderes y otros hechos levantan más sospechas sobre la efectividad de dicha reunión.

Para autorizar dicha hipoteca con fecha 17 de agosto de 2015 se habría celebrado la Novena Junta de Accionistas de “Inversiones Saturno S.A.”, en que aparece compareciendo como ministro de fe el Sr. Mario Antonio Bastías Segura, notario suplente de don Gonzalo de la Cuadra Fabres, y cuya acta fue reducida a escritura pública el día 18 de agosto de ese año en la 38ª Notaría de Santiago ante el mismo Sr. Mario Antonio Bastías Segura.

Según el texto del acta, en la supuesta junta se acordó conferir un mandato a Alberto Coddou y Álvaro Santa Cruz para suscribir el contrato de hipoteca. El problema es que la certificación del notario es falsa, pues dicha aparente junta nunca existió ni comparecieron dichos directores.

En efecto, en el año 2015 don Álvaro Santa Cruz Goecke se encontraba en un delicado estado de salud. En el año 2007 tuvo cáncer a la vejiga por el que debió ser operado y cuando se entendía superado, en 2012 le diagnosticaron cáncer cerebral con metástasis en el cerebro, con cuatro lesiones. De hecho, el 2015 fue el peor año de la enfermedad, ya que tuvo pequeño derrame cerebral, que después de eso tuvo una situación de estado febril muy violento y que en junio tuvo una neumonitis y una obstrucción intestinal.

“Álvaro Santa Cruz Goecke trabajó en su oficina hasta octubre de 2014, y que a finales de ese año (2014) no se podía desplazar salvo usando un bastón o en una silla de ruedas”, consignó la querella.

Por otro lado, en el caso de Alberto Coddou la situación no era muy distinta. Según declaró ante la fiscalía su hija María de los Ángeles Coddou Plaza, su padre en enero de 2013 dejó de asistir a juntas de accionistas. Estaba en silla de ruedas desde hace unos cuatro o cinco años.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.