Frei vs. Frei: expresidente acusa a su hermano de operar “una gran bicicleta de deudas” y exige anular millonarios créditos

En el marco de la estafa que reconoció su hermano menor, Eduardo Frei Ruiz-Tagle ha emprendido una batalla legal para evitar el cobro de cuantiosos préstamos. Actualmente en la Corte de Apelaciones de Santiago acumula 14 demandas en contra de bancos y otras instituciones financieras para anular deudas por más de $2.000 millones. Si bien ha logrado acuerdos de pago parte de ellos, otros se resisten a castigar parte de lo que no ha sido pagado.




El expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle sigue batallando en tribunales para recuperar el patrimonio de su familia y hacer frente a las millonarias demandas de la banca por la estafa que reconoció su hermano menor Francisco.

El ex jefe de Estado presentó el pasado martes un escrito en la Corte de Apelaciones de Santiago para solicitar la nulidad de un pagaré por $214 millones suscrito por Francisco Frei a orden del Banco BBVA (actual Banco Scotiabank). En la acción dirigida en contra de la entidad de capitales canadiense figura la firma del exmandatario como avalista y codeudor solidario de la operación, pero su defensa alega que su identidad fue suplantada.

Se trata de la última arremetida legal del hoy embajador extraordinario y plenipotenciario para la región de Asia-Pacífico, que a raíz de las deudas que contrajo su hermano, no sólo tiene embargada su casa ubicada en calle Baztán (Las Condes), sino que también un departamento en La Parva y para evitar el remate de este último acudió al Tribunal Constitucional en una acción que da cuenta del gran despliegue de su defensa en sede penal y civil.

Todo comenzó cuando el 16 de agosto de 2019, el menor de los Frei Ruiz Tagle admitió ante el Ministerio Público haber suplantado a su hermano cuando administró los negocios de la familia Frei-Larraechea para solicitar millonarios préstamos a la banca y otras instituciones financieras que iban a parar a beneficio personal.

Según una revisión realizada por La Tercera PM, al Sistema de Consulta Unificada de Causa del Poder Judicial, desde que estalló el caso, el ex Presidente ha presentado un total de 14 demandas de nulidad de pagarés y contratos en la Corte de Apelaciones de Santiago. En algunos casos ha logrado cerrar un acuerdo con los bancos que exigen la restitución de los fondos entregados a Francisco Frei, como con Itaú y Banco Security. En otros en cambio, la disputa sigue adelante, pues los bancos se niegan a castigar parte de sus deudas. Ese justamente es el caso de Banco de Chile, Scotiabank y Banco Internacional.

Las siete últimas demandas presentadas por el exmandatario solicitan declarar la nulidad de prestamos por $2.111 millones. Ello si se considera que en junio de este año, la defensa del ex presidente pidió la nulidad del contrato de hipoteca que entregó Francisco sobre un predio ubicado en Lo Barnechea. El contrato de hipoteca era por UF 34.136,55 ($1.044 millones) y el terreno es el mayor bien de la familia Frei-Larraechea, cuyo avalúo supera ampliamente el crédito.

En el marco de su disputa legal, el expresidente Eduardo Frei ha presentado dos demandas de nulidad de pagarés en contra del Banco Internacional, las cuales suman pasivos por $514 millones en el tribunal de alzada. La primera ocurrió el 22 de septiembre por $150 millones y la segunda, el 13 de noviembre por $364 millones.

Críticas a Banco Internacional

Justamente en la última de estas acciones, su defensa sostuvo que dichos créditos “surgen a propósito de una operación ideada y orquestada por don Francisco Frei Ruiz-Tagle”. En esa lógica agregó que él “aprovechando su posición de hombre de confianza, y la buena fama de su hermano ante instituciones financieras, en su calidad de ex presidente de la República, falseaba la firma y huella dactilar, para así obtener ingentes sumas de dinero ”.

Don Eduardo Frei Ruiz-Tagle jamás consintió constituirse en aval y codeudor solidario de las deudas contraídas por su hermano. Todo es parte de una defraudación para sostener la gran bicicleta de deudas que mantenía Francisco Frei Ruiz-Tagle junto con su sociedad Almadena S.A. Para ello contraía créditos con distintos bancos y empresas de factoring, para, a su vez, pagar las cuotas que vencían de créditos solicitados con anterioridad, y mantener flujos de dinero”, consignó la demanda que presentó en contra del Banco Internacional.

La demanda presentada el pasado 11 de noviembre, la dirigió no sólo en contra de dicho banco, sino que también en contra de su hermano Francisco y Almadena firma de warrants de propiedad de la familia Frei Parada, que solicitó declarar su liquidación, luego de hacerse pública la autodenuncia.

Asimismo, el expresidente sostuvo que cuando el banco accedió al crédito, Francisco Frei era representante legal de Almadena y una Persona Expuesta Políticamente (PEP), ya que al mismo tiempo formaba parte del directorio de TVN.

“No se explica como el Banco Internacional al momento de suscripción del pagaré, prestó montos tan altos a Inversiones Saturno, sin verificar el cumplimiento de todos los requisitos que acreditasen la amplitud del mandato que detentaba Francisco Frei. Pareciera ser que, en este caso, en vez de ser más rigurosos en la entrega del crédito, hubo mayor laxitud en el otorgamiento de este, atendido el rol que jugaban en la vida las personas que aparecen suscribiendo el pagaré”, consignó la demanda del 22 de septiembre patrocinada por la abogada Karen Muñoz.

Revés para Scotiabank

El pasado miércoles, el ministro de fuero de la Corte de Apelaciones de Santiago Guillermo de la Barra Dünner resolvió acoger el incidente de abandono del procedimiento formulado por la defensa del exmandatario. Esto luego que el 3 de septiembre de 2019, Scotiabank presentara una demanda cobro de pagaré en contra del ex Jefe de Estado y su hermano Francisco Frei. La acción buscaba el pago de $132.572.898 por un pagaré suscrito el 29 de diciembre de 2016 por 7.000 UF ($214.322.500) y en él que aparece la firma del expresidente como aval y codeudor solidario.

Su defensa alega -al igual que en los casos anteriores- que hubo una suplantación de identidad.

El caso es que -según la resolución- desde el 12 de febrero no han habido nuevas presentaciones por parte de los abogados de Scotiabank. A fin de evitar que la causa sea archivada, la defensa del banco sostuvo que producto de la pandemia han ocurrido una “serie de situaciones” que le habrían impedido acceder al expediente físico. Aseguró que la receptora concurrió en más de tres oportunidades a la Corte de Apelaciones sin poder tener acceso al expediente ni al funcionario que lo tenía, el actuario Gonzalo Urrutia, afirmando incluso que en la Secretaría Civil le entregaron el teléfono del contacto de dicho funcionario, quien le habría respondido que estaba en teletrabajo y que debía esperar su retorno para la entrega de la carpeta.

Sin embargo, el ministro de fuero se mostró sorprendido con el argumento esgrimido por Scotiabank y sostuvo que “no puede dejar de llamarme la atención tal relato, pues desde marzo de 2021 a la fecha, me reúno a lo menos una vez cada 20 días de manera presencial con el actuario Gonzalo Urrutia en mi despacho como Ministro en Visita en causas de DD.HH en Compañía 1213″.

Desde la entidad bancaria sostuvieron que “respecto de la resolución que, en primera instancia y sin haberse rendido prueba, declaró el abandono del procedimiento de uno de los juicios seguidos por Scotiabank Chile en contra de don Francisco Frei Ruiz-Tagle y del ex presidente don Eduardo Frei Ruiz-Tagle -en su calidad de aval y codeudor solidario de su hermano- por la suma de UF 4.735, el banco señala que: por falta de acceso al expediente, atendida la contingencia sanitaria y cuarentenas vigentes durante el periodo de excepción constitucional vinculado a la pandemia, el Banco no había podido notificar la sentencia que ordenó el pago”.

Finalmente agregaron que “producto de lo anterior, Scotiabank Chile apelará la resolución, en cuanto existe una norma que expresamente impide la declaración de abandono cuando éste se debe a los efectos derivados del COVID19. Cabe señalar que la referida deuda se mantiene pendiente y el derecho de cobro sobre el crédito se mantiene vigente, y que no obstante la posibilidad de ser cobrado ejecutivamente, siempre puede serlo también ordinariamente”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.