Hasta multas por subir de peso: Los instructivos de los clubes para el teletrabajo de los futbolistas chilenos

Los clubes establecen sistemas de preparación a domicilio para cuidar la forma de sus jugadores en el receso por el coronavirus. Las rutinas son específicas para cada jornada e incluyen hasta ejercicios con balón. Se exige autocontrol y algunos imponen castigos para que se cumpla.


Parece una regresión a la infancia, pero no lo es. Imagínese a Sebastián Ubilla, delantero de Santiago Wanderers, jugando con un balón en el living de su domicilio. En rigor, no está jugando. El balón, que a estas alturas ya no es un juguete para él, se lo entregó el club porteño con una finalidad clara: entrenar en casa para mantenerse en forma durante la cuarentena obligada por el coronavirus. Cualquier espacio sirve para ese objetivo. No cumplirlo lo expone a sanciones.

Los clubes extreman las medidas de precaución para evitar el contagio de la enfermedad y varios cerraron sus puertas para evitar el tránsito de personas. La mayoría de los planteles profesionales suspendieron sus entrenamientos. O los conmutaron, como en muchas oficinas en el país, por trabajo a domicilio. Antes de separarse, eso sí, y como en la mayoría de las oficinas que implementaron el sistema de trabajo home office, el mensaje de la jefatura fue claro: “Muchachos, no son vacaciones”. Además de la prevención, la preocupación es volver en las mejores condiciones posibles a la competencia.

El homework de los futbolistas persigue como objetivo fundamental que mantengan la condición física. En materia futbolística, poco y nada pueden hacer. A lo sumo, revisar videos. Sin embargo, el peso, el índice de grasa y la condición muscular son elementos medibles que denuncian inequívocamente algún descuido. Y en ese contexto que es los cuerpos técnicos establecieron hasta multas para sancionar eventuales excesos.

En Santiago Morning, por ejemplo, en una expresión que cobra sentido literal, la cancha está rayada. En el instructivo que el técnico Luis Landeros le envió a cada jugador del plantel, que incluía las rutinas de trabajo para los días que trabajarían por separado, se estableció la fórmula para sancionar el sobrepeso: los jugadores del Chago solo tendrán una tolerancia de 500 gramos respecto de su peso habitual. De ahí en más, pagarán $ 5.000 por cada 100 gramos de sobrepeso. El esquema de castigo, montos más o menos, se repite en varias instituciones. Algunos pagaran multas económicas, mientras otros tendrán que organizar actividades recreativas para el resto del plantel en caso de tener un alza al momento de subirse a la pesa.

En la U, por ejemplo, venían trabajando hace semanas en un plan de trabajo frente al avance del coronavirus en Europa. Asumían que podía afectar a Chile. “Todos los jugadores se fueron con una pauta de entrenamientos, con una pauta alimenticia y una médica para ellos y para sus familias, y Hernán (Caputto) está monitoreando día a día lo que los jugadores están haciendo, y yo estoy conversando periódicamente con él para ir viendo cómo van esos resultados. Sin duda que habrá una merma física, porque no es lo mismo entrenar en la casa. Sin duda nos afectará, pero hay un bien mayor que es la salud de todos", señaló Rodrigo Goldberg, director de la U.

En Colo Colo, los entrenamientos grupales fueron suspendidos hasta el lunes 23. “Los jugadores se han retirado a contar del día ayer a sus casas, con un plan de trabajo, entregado por el cuerpo técnico”, declaró el timonel, Aníbal Mosa, en un mensaje difundido a través de las plataformas digitales del club. Adicionalmente, se suspendieron todas las actividades del fútbol formativo y femenino y se envió a sus domicilios a todos los funcionarios que formen parte de los grupos de riesgo por 15 días. El teletrabajo también se toma Macul.

En la UC, la suspensión de los entrenamientos se extenderá por dos semanas. “A última hora y evaluando el minuto a minuto, tuvimos una reunión con el cuerpo técnico, el área médica y la gerencia deportiva, y de dicha reunión se decidió que durante los próximos 15 días no habrá entrenamientos grupales dentro y fuera del predio”, explicó el gerente deportivo de Cruzados, José María Buljubasich. Los jugadores del actual bicampeón del fútbol chileno recibieron planes de trabajo individuales.

Iquique, en tanto, dispuso de un kit que incluye hasta una bicicleta estática para cada jugador.

Las rutinas

Las rutinas de trabajo están divididas por días, objetivos y grupos musculares. Hay ejercicios para el tren superior, el tren inferior, fuerza de piernas y el cuerpo completo. En general, se trata de ejercicios que pueden verse habitualmente en cualquier gimnasio y que, incluso, no requieren implementos demasiado específicos para desarrollarlos. Hay, a modo de ejemplo, rutinas de TRX. “Les pasamos pauta y se llevaron materiales. Los que puedan hacer cardio, lo pueden hacer. El trabajo apunta a mantener la parte muscular, pero sin ir al gimnasio. La musculatura se puede trabajar sin ningún elemento. Con las bandas se pueden realizar mucho trabajo. Se puede salir del paso”, explica Ítalo Traverso, preparador físico de Palestino.

“Tendrán sesiones diarias de entrenamiento supervisado por mí y mi ayudante. Las sesiones se realizarán un grupo de 14 a las 8:30 y otro de 14 grupo a las 10:00, por video. Por ahora se incluye la opción de salir a trotar a la calle o parque, usar el kit en áreas verdes. Cuando el gobierno no permita la circulación, tendrán que entrenarse en casa”, añade su colega de Santiago Wanderers, Marcelo Oyarzún.

Fortalecer las defensas

En Huachipato, en tanto, las recomendaciones apuntan a mantener fuerte el sistema inmunológico. En el plan acerero, por ejemplo, figura la petición de añadir probióticos en la dieta, mantener niveles adecuados de consumo de proteínas, apegarse al programa de suplementación establecido por el cuerpo técnico y consumir frutas o, en su defecto, algún complejo multivitamínico. Si bien el objetivo es mantener el peso, se deben evitar las dietas hipocalóricas. La instrucción, en ese sentido, es ingerir tres comidas diarias y dos colaciones, idealmente frutas.

En el manual que entregó el cuerpo técnico que encabeza Gustavo Florentín hay, también, indicaciones que tienen que ver con la vida privada de los futbolistas, como dormir bien y no consumir alcohol ni drogas.

Comenta