Huracán: El informe secreto de Inteligencia, que debía ser destruido, que advertía que Alex Smith era un "niño inexperto" en tecnología

CARABINERO MAPUCHE

La búsqueda del documento, al que tuvo acceso La Tercera PM, motivó el allanamiento de la Dipolcar, porque estuvo 20 meses perdido y pudo haber evitado que se le diera validez al inexistente software Antorcha. Ahora está en poder de Fiscalía, pero no está claro aún si es auténtico. El capitán que supuestamente lo recibió -y lo habría ocultado- declara que no confeccionaba textos de tal naturaleza.


Por 20 meses, la Dirección de Inteligencia Policial (Dipolcar) de Carabineros mantuvo extraviado un archivo, denominado Resumen Ejecutivo N° 3 2017-01-18 en que se hacía referencia a las deficiencias informáticas de Álex Smith Leay, el "profesor" que habría creado las fallidas o inexistentes aplicaciones Antorcha y Tubicación en que se sustentó la detención el 23 de septiembre de 2017 de ocho comuneros mapuche, entre ellos Héctor Llaitul, imputados por acciones violentistas en La Araucanía.

De tal informe, tuvo conocimiento –como publicó La Tercera PM- el fiscal Carlos Palma, a cargo de investigar la manipulación de pruebas en la denominada Operación Huracán, el 7 de agosto de este año, a través de un aviso de un coronel de carabineros que detalló que Smith había realizado una exposición en enero de 2017 sobre el atentado con una bomba casera contra el expresidente de Codelco, Óscar Landerretche y que tras esta performance dos funcionarios habían advertido por escrito lo que hoy todos sabemos: Que Smith no era el experto programador que decía ser.

La búsqueda de este texto motivó el allanamiento de la Diplocar -ejecutado por personal de la PDI- el 9 de agosto pasado y fue clave en que se llamara a retiro a Ignacio Villarubia, exdirector de Inteligencia. Además, Palma desarrolló una serie de interrogatorios que buscaban precisar cómo y por qué se extravío este informe.

El documento secreto finalmente fue encontrado y su contenido es lapidario. Se lee ahí que meses antes de la desastrosa operación Huracán, en la Dipolcar ya se sabía que Smith es "solo un aficionado en la materia de informática o un script kiddie, ya que al presentarse como programador, no utiliza un lenguaje técnico para referirse a ciertas terminologías". Sobre este punto, se resalta que Smith es "un inexperto que interrumpe en los sistemas informáticos mediante el uso de herramientas automatizadas pre-empaquetadas y escritas por otros, generalmente con poca comprensión del concepto subyacente; de ahí el término script ('guion', plan preestablecido o conjunto de actividades) kiddie (niño, un individuo carente de conocimiento y experiencia, inmaduro)".

Se recalca que "al hacerle consultas de su trabajo cambiaba su explicación por lo que se hacía difícil saber si lo que hablaba era cierto, también hizo mención al servidor en el cual está alojado el Blog, pero nunca mencionó el CMS en el que se encuentra que es Wordpress, también sólo encontró dos Blogs siendo que son 4 los que se encuentran con publicaciones (sobre Landerretche)".

En concreto, se detalla que "Smith tiene conocimientos básicos en el área, pero no los más expeditos para manejarse en temas de seguridad ya que con solo realizarle preguntas simples de lo que realizó no fue capaz de brindar las respuestas esperadas, solo redundar en lo mismo que había expuesto en el PowerPoint" y se califican dos explicaciones técnicas entregadas por Smith como "falsas".

¿Quién tuvo conocimiento, antes del desastre de Huracán, de esta alarma? Aquí es donde divergen las explicaciones.

La carpeta de investigación precisa que el sargento Jorge Arancibia Silva, el suboficial mayor Luis Saldaña Pérez, en ese entonces Dipolcar y hoy en Los Andes y el cabo Hernaldo Salazar Mendoza, hoy en retiro, "dudaron" del profesionalismo de Smith Leay.

Saldaña Pérez y Salazar Mendoza pusieron por escrito sus reparos y se lo habrían entregado al capitán Cristián Tavra Herrmann, jefe sección en tecnologías de la información del departamento V Dipolcar. Según Salazar Mendoza él expuso que "me sentí defraudado por la exposición realizada por él (Smith), quien prácticamente había sido presentado como un genio en el área".

Tavra, en su testimonio, duda de que el Informe perdido por 20 meses sea real. Asegura que los "resúmenes ejecutivos se realizaban a solicitud de un superior, no era común que se hicieran por propia iniciativa, éstos podían ser solicitados por mí o yo instruirle la confección por requerimiento del Comandante Tapia".

"Quiero dejar claro que para haber emitido un documento, Alex Smith debería haber sido evaluado para contar con elementos objetivos para emitir un juicio y aún así entre los trabajos que hacía la Oficina de Ingeniería no estaba la evaluación de profesionales, por lo que no debería existir. Yo nunca vi que se hicieran evaluaciones de personas", adujo.

Consultado acerca de si el jefe de la ex Unidad de Inteligencia Operativa de La Araucanía, Patricio Marín –hoy en prisión preventiva- o algunos de sus subalternos tuvo conocimiento de este documento, el abogado Javier Jara consigna que ello no fue así. "En todo caso, si esto fuera un documento autentico, refuerza la idea que la competencia debe estar radicada en Santiago. Ahora bien, la autenticidad es dudosa, no tiene firma, fecha verificable y algún signo de veracidad. Ello junto a lo que declara el Capitán Tavra, deja en evidencia que el documento no fue elevado a los oficiales de la UIOE Temuco, ni a Marcelo Teuber, ni a Patricio Marín , ni menos al General Blu".

Comenta