Ideólogo de Pedro Castillo dice que la Constitución peruana debe cambiarse “por una vía pacífica o no pacífica”

El Presidente Pedro Castillo con el fundador de Perú Libre, Vladimir Cerrón.

El fundador del partido oficialista, Perú Libre, dijo que en “Perú no habrá cambios si es que no se cambia la Constitución”. El viernes pasado el Congreso archivó un proyecto del gobierno para consultar la convocatoria de una Asamblea Constituyente que elabore una nueva Carta Magna. "Ya estamos acostumbrados a las amenazas que vienen del Ejecutivo y en general de cercanos al oficialismo", respondió la presidenta del Legislativo.




La promesa de campaña de llevar adelante un proceso para el cambio de Constitución en Perú sigue en pie para el oficialismo en ese país. Vladimir Cerrón, el fundador del partido Perú Libre e ideólogo de la llegada a la presidencia de Pedro Castillo, señaló que el texto debe cambiarse “por una vía pacífica o no pacífica”.

“Estamos en una lucha constante por el tema de la Constitución Política, compatriotas. En el Perú no habrá cambios si es que no se cambia la Constitución, ya sea por una vía pacífica o por una vía no pacífica”, dijo el 3 de mayo pasado en un evento de Perú Libre en el distrito de Carabayllo, en la provincia de Lima.

“En el Perú dicen que gracias a esa Constitución (de 1993) hemos acabado con el terrorismo, podrá ser una coincidencia, y bueno podemos decir que es su mérito, pero instauraron el terrorismo de Estado, si los hallazgos de la CVR (Comisión de la Verdad y Reconciliación) dicen que el principal responsable fueron los grupos terroristas, pero que más del 40% fue las Fuerzas Armadas, estamos hablando de que ha sido casi mitad-mitad, de qué Estado podemos estar orgullosos”, agregó.

Durante el evento, indicó el diario limeño El Comercio, los presentes gritaron frases como “urgente, urgente, Asamblea Constituyente” y “siempre de pie y nunca de rodillas”, así como mensajes de respaldo a Cerrón Rojas.

Pedro Castillo junto a Vladimir Cerrón durante un acto de campaña.

Las declaraciones se dan a conocer después de que el Congreso peruano archivara el viernes un proyecto del gobierno del Presidente Pedro Castillo para consultar la convocatoria de una Asamblea Constituyente que elabore una nueva Constitución.

El primer ministro Aníbal Torres ya había comentado que si el Congreso rechazaba el proyecto del Ejecutivo “no va a haber nada frente a ese rechazo”.

Pero el mismo Cerrón en esa oportunidad señaló que el archivo del proyecto de Asamblea Constituyente muestra un “divorcio entre los partidos capitalinos y los partidos del pueblo”.

“Comisión de Constitución archiva PL 1840 de la Asamblea Constituyente. Pero pueden estar seguros que el pueblo jamás archivará esta demanda que, por el contrario, ahora es más imperiosa que antes”, escribió el líder de Perú Libre en redes sociales.

Cerrón hizo un llamado a los congresistas para que sean “protagonistas” de una “nueva patria”, y permitan que se redacte una nueva Carta Magna más justa y equitativa.

“El Partido y el pueblo insistirán en la Asamblea Constituyente, no hay un espacio más democrático para que todos estén representados, participen de la política nacional y sean protagonistas de la construcción de una nueva patria, más humana, justa y equitativa”, demandó el exgobernador de Junín.

Con 11 votos a favor y seis en contra, la comisión de Constitución del Congreso, dominada por la oposición, archivó el polémico proyecto gubernamental que fue anunciado hace tres semanas en medio de las protestas en varias partes del país por el alza de los precios de los alimentos, combustibles y fertilizantes.

El plan proponía que en una cédula adicional, durante las elecciones regionales y municipales de octubre, se pregunte: “¿Aprueba usted la convocatoria de una Asamblea Constituyente encargada de elaborar una nueva Constitución Política?”, con las alternativas: sí o no.

La actual Carta Magna del país no permite la convocatoria de una Asamblea Constituyente, por lo que la iniciativa de Castillo contemplaba también una reforma constitucional previa, a fin de incluir un nuevo artículo que avale la puesta en marcha de los mecanismos para una Asamblea.

Actualmente, el Artículo 206 desarrolla solo dos caminos para el cambio de la Constitución: mediante la aprobación con 87 votos en dos legislaturas consecutivas, o la aprobación con solo 66 votos, pero con ratificación vía referéndum. Ante esto Castillo proponía aprobar un nuevo artículo (sería el 207, que hoy no existe), para crear el tercer camino para el cambio de la Constitución, que sería el referéndum.

La iniciativa para la convocatoria a referéndum le correspondería al presidente de la República o también al Congreso, con dos tercios de la representación, o la ciudadanía, con 0,3% de firmas de electores hábiles.

El Presidente peruano Pedro Castillo se dirige al Congreso mientras se enfrenta a un voto de juicio político, en Lima, el 28 de marzo de 2022. Foto: Reuters

Así, el proyecto del gobierno llegó sin apoyo al Congreso. El día en que Castillo lo envió formalmente, la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, dijo a periodistas que el plan del Ejecutivo era “inviable”, “inconstitucional” y usado por el gobierno como “distracción”.

Y ahora, tras conocerse la velada amenaza de Cerrón, Alva dijo que es algo que no le preocupa, porque la propuesta del Ejecutivo “ya se archivó como corresponde en la comisión de Constitución”. “No sé si ese será el plan B, pero nosotros aquí estamos tranquilos de lo que hemos hecho como corresponde, como congresistas y aquí estaremos”, sostuvo.

Alva agregó que “ya estamos acostumbrados a las amenazas que vienen del Ejecutivo y en general de cercanos al oficialismo. Desde el primer día han habido amenazas y como siempre lo he dicho el que nada debe nada teme y estamos aquí tranquilos haciendo nuestro trabajo definiendo nuestro fuero parlamentario de nuestra institución y aquí nos van a encontrar”.

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, saluda a la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, frente a la sede del Legislativo en Lima, el 12 de agosto de 2021. Foto: Reuters

La iniciativa presidencial indicaba que la eventual Asamblea Constituyente iba a estar conformada por 130 asambleístas -igual número que el actual Parlamento unicameral-, donde 40% serían representantes de partidos políticos, 30% candidatos independientes, 26% representantes de pueblos indígenas y 4% representantes de pueblos afroperuanos.

En todo caso, la propuesta no es particularmente atractiva en Perú. Así lo reveló la última encuesta de Ipsos, divulgada por el diario El Comercio a fines de abril, que indicó que es, de hecho, “la última prioridad” de los peruanos, ya que solo un 7% estimó que era un asunto en el que se debía enfocar el gobierno.

A eso se suma que la popularidad de Castillo se encuentra en su menor nivel, con un 76% de rechazo en abril, según el sondeo de Ipsos, aunque la desaprobación al Congreso es superior, ubicándose en 79%. Perú vive una inestabilidad política desde 2016, con cinco presidentes y tres Congresos unicamerales a la fecha.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.