¿Impedir o dejar ser?: la incómoda decisión del gobierno en torno al 8M

Hasta el momento, más de 60 agrupaciones ya se han organizado para salir a las calles el 8 de marzo. En medio de las prohibiciones de marchas y concentraciones ese día en otras partes del mundo, como Madrid, en el gobierno solo han señalado que la conmemoración debe hacerse "de manera distinta, creativa, respetando siempre todas las reglas, porque estamos en una crisis sanitaria y no podemos descuidarnos con el distanciamiento social, el uso de mascarillas y con el uso de alcohol gel”. En la intendencia dicen que el tema está en manos del Ministerio de la Mujer, mientras el Colmed afirma que "no es recomendable que se generen aglomeraciones".




“No nos vamos a dar ni un minuto de silencio, porque no podemos”. Este año y como todos los últimos, ‘la huelga general feminista va’”. Luego de que algunas ciudades como Madrid prohibieran todas las marchas y concentraciones del 8-M (conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo), argumentando “motivos de salud pública” por la pandemia del coronavirus, desde la Coordinadora 8M en Chile -colectivo que reúne a múltiples organizaciones sociales con la idea de impulsar una agenda común en torno al feminismo-, fijaron hoy un calendario que incluye manifestaciones.

“No estamos haciendo un llamado, estamos haciéndonos cargo de que habrá muchas mujeres y disidencia que vamos a salir a las calles, no tiene que ver con los deseos de cada una de las voceras ni de las personas que están representando sus territorios, tiene que ver con hacerse cargo de que la gente va a salir. No podemos hacernos las locas, porque somos voceras de un movimiento que está sucediendo, más allá de los deseos de las personas que lo representan (...). Este año será distinto a los otros, porque cada territorio irá definiendo cómo se despliega, y eso es muy variado según la fase sanitaria en que se encuentre la zona, las luchas que estén llevando adelante y las decisiones de las asambleas locales”, señala Nuriluz Hermosilla, vocera de la Coordinadora 8M.

Las convocatorias, dicen, se realizarán de manera distinta y tomando todos los resguardos sanitarios necesarios debido a la pandemia. Puntos con alcohol gel y la idea de “un pañuelo de distancia” serán dispuestos para poder concretar las movilizaciones. Habrá también distintos puntos de encuentro para evitar aglomeraciones.

Hasta el momento, son más de 60 las agrupaciones las que ya se han organizado para salir a las calles el 8 de marzo. En medio de la pandemia -que hoy registró su cifra más alta desde el 21 de junio en casos diarios y la más alta desde el 7 de julio en casos activos- se harán al menos 43 concentraciones en todo el país. En el eje Alameda se concretará la movilización central de la Coordinadora 8M, pero a diferencia del 2020, por ejemplo, no tendrá solo un punto de encuentro, sino que las personas podrán llegar a Plaza Baquedano, al GAM, Metro Universidad Católica, Cerro Huelén, la Biblioteca Nacional y la sede de la Anef.

Considerando la masividad de la última marcha -en 2020 la Coordinadora 8M cifró en más de dos millones los asistentes a la convocatoria en el centro, que se realizó días antes de que el país entrara en Fase 3-, y en medio del alza de contagios, el tema se instaló como una inquietud para distintas autoridades.

En el gobierno reconocen que la preocupación está. Si bien desde Salud aseguran que el tema no ha sido discutido en el comité de crisis, desde el Ejecutivo recalcan que si la fecha no se conmemora de una manera diferente a los años anteriores, podría significar un riesgo de contagio.

Sin embargo, nadie ha hecho un llamado a no marchar. De hecho, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, aseguró este viernes que “el llamado es a conmemorar, pero la invitación es a hacerlo de una manera distinta, creativa, respetando siempre todas las reglas, porque estamos en una crisis sanitaria y no podemos descuidarnos con el distanciamiento social, el uso de mascarillas y con el uso de alcohol gel”.

Afirmó, además, que no hay aún un llamado oficial por parte de las organizaciones. Esto, pese a que desde la Coordinadora plantean que, al igual que en otros años, no se hará una solicitud formal.

“No puedo asegurar efectivamente cómo se va a realizar, porque no hay una solicitud formal, no hay un llamado a marcha. De haber conmemoraciones esperamos que todas cumplan con las reglas sanitarias que hoy es lo más importante, pero por eso no se tiene que impedir que las mujeres visualicemos estas demandas que Chile requiere acelerar en sus respuestas”, agregó Zalaquett en Radio Pauta.

Bajo ese cuadro, en la Intendencia Metropolitana -donde se solicitan oficialmente las autorizaciones- han transmitido que hasta ahora solo han recibido una petición formal de movilización en Pedro Aguirre Cerda para 50 personas.

Transmitieron, además, que en esta ocasión el tema quedará en manos del Ministerio de la Mujer. Mientras que desde La Moneda aseguran que más bien habrá vocerías, todas a cargo de mujeres. Además de Zalaquett, cumpliría ese rol también la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Ante la inquietud, y sin anuncios de impedir este tipo de aglomeraciones, desde el Ejecutivo transmiten que las restricciones a las movilizaciones no las “pone el gobierno”, sino que la propia pandemia y que el plan Paso a Paso lleva meses estableciendo los aforos permitidos para las actividades al aire libre. Solo extraoficialmente, desde la intendencia se ha señalado que se autorizarán solo manifestaciones que cumplan con el aforo permitido por la autoridad sanitaria.

De todos modos, y como es habitual, la cartera de Interior ya trabaja junto a Carabineros en un plan de seguridad para la jornada, y aunque llamaron a que se busque una manera distinta de conmemorar la fecha, de haber marchas la idea es que haya capacidad de reaccionar y de gestionar los espacios para que exista distancia entre los asistentes.

Colegio Médico: “No es recomendable que se generen aglomeraciones”

Ante las eventuales marchas o concentraciones que podrían realizarse en el marco del 8M, La Tercera PM buscó la versión de la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches.

Sin embargo, desde la organización se estableció que se refiriera al tema la presidenta regional del Colmed Santiago, Francisca Crispi, integrante de la mesa directiva del gremio, quien sostuvo que “no son recomendables” aglomeraciones donde no pueda mantenerse una distancia de 1,5 metros.

“Lamentablemente, estamos en una situación epidemiológica muy compleja, ha existido aumento de casos en las últimas semanas y la saturación de las camas UCI es evidente, por esto no es recomendable que se generen aglomeraciones en las cuales las personas no puedan mantener 1,5 metros de distancia entre ellas”, dijo Crispi.

La profesional agregó que “si existen convocatorias, estas deben ser al aire libre y manteniendo distancia social, mascarillas, y todo lo que disminuye la probabilidad de contagio, con un lavado de manos frecuentemente y evitar salir de la casa ante cualquier síntoma sospechoso”.

El pasado 21 de febrero, y al ser consultada sobre este tema en T13 Radio, Siches llamó a “todas las mujeres a cuidarse mucho” e instó a las grandes organizaciones a promover “otro tipo de acciones para este día tan relevante”.

En las marchas más masivas es bastante difícil mantener la distancia física. En la última creo que no logré marchar muchos metros, porque el nivel de concurrencia en esa marcha histórica no nos permitía ni siquiera caminar”, dijo.

Esto, en referencia a la marcha de marzo pasado, donde se sumó a la masiva manifestación junto a otras dirigentes del gremio.

Meses después, en mayo, y en medio de una polémica con el entonces senador Andrés Allamand por su presencia en la marcha, Siches aclaró que para el 8M del 2020 “todavía no estábamos en fase de transmisión comunitaria. Por eso el gobierno autorizó esa y otras marchas y realizó actos masivos en La Moneda. Nuestro colegio definió suspender actividades el 13 de marzo, el gobierno el 16 de marzo”, escribió en su cuenta de Twitter.

Paula Narváez: “Este 8M se puede conmemorar de otras maneras”

La candidata presidencial del Partido Socialista, Paula Narváez, también abordó la próxima conmemoración en un escenario de pandemia. Aunque aseguró que “sin lugar a dudas uno comprende la convocatoria”, por la “enorme carga histórica, simbólica, reivindicativa de los derechos de las mujeres, y ha sido anualmente un día muy especial en nuestro país y del resto del mundo, estamos pasando por una situación preocupante desde el punto de vista de la pandemia”.

“La pandemia no ha cedido. Hoy día tenemos más de cinco mil casos confirmados, por lo tanto, claramente hay una situación de riesgo sanitario. El llamado es a hacerse cargo de esta realidad para cuidarse, para no lamentar más contagios y, por lo tanto, mayores complicaciones de salud para chilenas y chilenos”, dijo.

Agregó que se debe “entender que este 8M se puede conmemorar de otras maneras. Quiero reivindicar el derecho a manifestarse en una sociedad democrática, pero tenemos que contabilizar derechos aquí, que tienen que ver con cuidar la salud de todos y todas, también en esta circunstancia que estamos viviendo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.