Incertidumbre, molestia... y sin aviso a la UDI: la trastienda del día de furia de Sichel por los descuelgues hacia Kast

Durante toda la tarde de ayer, la incertidumbre respecto de lo que diría el exministro cundió entre las filas oficialistas. Aunque Sichel mismo avisó del tono de su intervención a RN y Evópoli, al timonel UDI, Javier Macaya, no se le avisó con anticipación. Si bien públicamente los partidos reafirmaron su compromiso con el abanderado, en privado reconocen que su perfomance aumentó la desafección que existe entre él y las colectividades.




A la mayoría los llamaron solo unos minutos antes de que el abanderado presidencial de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, realizara -en la sede de su comando- una dura declaración para emplazar a las colectividades a decidir si están en su proyecto político o en el del líder del Partido Republicano, José Antonio Kast.

La incertidumbre del contenido de lo que diría el candidato se reflejó en un grupo de WhatsApp del denominado “comando unido”, que une a los partidos del oficialismo con el equipo más cercano de Sichel.

“Me preguntan de qué se va a tratar el punto de prensa en el comando a las 21 horas”, fue la consulta que hizo el secretario general del PRI, Diego Berríos, en ese chat. “Ídem, de varios medios están preguntando”, continuó con la interrogante la secretaria general de Evópoli, Luz Poblete. Eran las 19.54 -una hora y unos minutos antes de la declaración de Sichel- y, a esas alturas, no todos en los partidos sabían de qué hablaría el exministro.

La cuota de certeza vino del presidente de RN, el senador Francisco Chahuán, quien escribió en el mismo chat: “Tranquilos. Está bien pensado”, a lo que el timonel UDI, Javier Macaya, replicó: “Chuta. ¿Si nos pueden contar?”.

Así, en el oficialismo relatan que RN supo antes y que el encargado de transmitir el mensaje a ese partido fueron el coordinador de campaña, Juan José Santa Cruz, e incluso el propio Sichel.

Cerca de las 15.00, Chahuán había hablado con el propio abanderado para abordar la crisis. En la conversación, según conocedores del diálogo, el candidato mostró su molestia con los díscolos, mientras que el timonel de RN le transmitió que era correcto el discurso que daría, para así evitar que todas las semanas fuera noticia una nueva fuga hacia Kast. Chahuán, dicen las mismas versiones, le pidió ser “cuidadoso” con el mensaje que entregara.

“Mantenemos contacto permanente, diario, con él y con su equipo, y por supuesto que la idea era generar un punto de inflexión que ayer se generó y es positivo”, dice Chahuán al ser consultado sobre ese diálogo.

El mensaje fue bajado después al PRI por la vocera Katherine Martorell. A Evópoli también le habría informado Sichel, quien se comunicó con el timonel Andrés Molina. Este último le transmitió, afirman en ese partido, estar de acuerdo con el contenido del mensaje.

Todo esto en medio de la preparación de la declaración que realizaría Sichel, quien había convocado a su equipo más íntimo a una reunión en el comando.

En la UDI, en tanto, aseguran que nadie les avisó con anticipación. “Por ese camino optaron solos”, comentan en esa colectividad. La ausencia de la notificación hacia el partido que encabeza el diputado Macaya fue leída como una señal de molestia del comando. Esto, debido a que la jornada se había tensionado tras el terremoto que se inició con el descuelgue en cadena de parlamentarios UDI que partió ayer a mediodía con el senador gremialista Claudio Alvarado, quien reconoció que votaría por Kast. A él se sumaron los desmarques de cuatro diputados del mismo partido: Sergio Bobadilla, Cristián Labbé, Iván Norambuena y Celso Morales.

Los dirigentes que fueron notificados por personeros del comando sostienen que reconocieron el dilema en el que se encuentra la campaña presidencial tras el alza de Kast en los sondeos de opinión. Asimismo, decían estar conscientes del impacto que eso podría tener en las parlamentarias del bloque debido al riesgo que significan para el sector las candidaturas del partido de Kast.

De hecho, ayer por la tarde, debido a la crisis que se instaló en el sector, los dirigentes de Chile Podemos Más sostuvieron una reunión de emergencia en el Congreso Nacional en Valparaíso, donde analizaron el escenario parlamentario. Más tarde, el comando los convocó a una reunión a las 20.00 para informales los pasos a seguir de Sichel, quien en paralelo abandonó el grupo de WhatsApp del “comando unido”. Sin embargo, esa cita no se hizo, terminó en llamados y el compromiso de un encuentro futuro, el que los partidos siguen esperando.

La catarsis de los partidos

Solo unos minutos después de que Sebastián Sichel emplazara a los partidos en horario prime, los principales dirigentes de Evópoli comenzaron a llegar a la casa del exministro del Interior Gonzalo Blumel. Ahí se congregaron el exministro Ignacio Briones, el senador Felipe Kast y el diputado Luciano Cruz-Coke.

Si bien públicamente Molina -quien no asistió- respaldó al abanderado, en privado el diagnóstico del partido fue distinto y el análisis de la perfomance de Sichel fue negativo. Esto, porque aseguran que solo generó mayor crispación y desafección con las colectividades del bloque, en vez de aunar al sector. En la cita, además, habrían abordado el escenario para el partido en caso de que José Antonio Kast gane la primera vuelta -en donde su presidente ya ha dicho que lo apoyarían-, y el desafío de seguir instalándose como una “derecha distinta” y moderna.

El escenario en RN también se convulsionó. Ayer la comisión política de ese partido sesionó hasta la 1.30 de la madrugada, donde se abordó el tema. Ahí estuvo como invitada Martorell, a quien le pidieron que el comando hiciera un gesto hacia RN para marcar diferencias con la UDI, tras los descuelgues de ayer.

Y si bien hubo dirigentes que pidieron libertad de acción -en línea con lo que ya había decretado Sichel-, lo cierto es que el partido mediante un comunicado informó que oficialmente su candidato continuará siendo el exministro de Desarrollo Social.

De todas maneras, fuentes de la directiva sostienen que no habría sanciones para los militantes que apoyen a Kast, y desde el Tribunal Supremo de ese partido dicen que hasta ahora no han recibido denuncias por el tema.

En esa colectividad, en todo caso, también generó “ruido” que Sichel en su emplazamiento por libertad de acción estuviera acompañado de Martorell, quien es integrante del tribunal supremo de RN.

La UDI, en tanto, sostuvo hoy su comisión política, donde también hizo un crudo análisis de los dichos del abanderado. Pese a eso, al término de esa cita, Macaya reiteró su compromiso con la campaña de Sichel, pero evidenció su malestar con los dichos del candidato. “La discusión sobre la libertad de acción está zanjada. Sebastián Sichel hace un llamado a los partidos, pero nosotros en la UDI creemos que en una campaña no corresponden instrucciones ni órdenes de ningún tipo, sólo convocar con la fuerza de nuestras ideas”, manifestó.

Y agregó: “El tono de la declaración (de Sichel) confunde un proyecto personal con un proyecto colectivo”.

Con todo, en el oficialismo creían que los dichos de Sichel podían provocar más descuelgues de otros parlamentarios hacia Kast, sobre todo, porque el candidato oficialista hoy insistió en que “de los que nos cumplen la palabra o que se van a otras posiciones, porque creen que eso es lo que les conviene, no hay que hacerse cargo, yo estoy más contento con la gente que está”.

Durante esta mañana, de hecho, circuló una carta de militantes UDI entregando un “apoyo irrestricto” a Kast. Ahí figuraban los exalcaldes Mario Olavarría y Sol Letelier; los dirigentes Daniel Escobar y Alexis Flores, y el candidato a core Carlos Chaparro, entre otros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.