Independiente y experto: así perfilan los chilenos a quien debiera presidir la Convención Constitucional

Eso concluyó la encuesta Zoom de ReConstitución, creada por Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y La Tercera. En tanto, los constituyentes consultados por La Tercera PM se arriesgan con algunos nombres y varios creen que debe ser mujer. Entre esas figuras mencionan a la machi Francisca Linconao, la abogada Amaya Álvez, la científica Cristina Dorador, la periodista Patricia Politzer y la transportista Giovanna Grandón.




Que sea independiente y experto. Eso creen la mayoría de los encuestados sobre el perfil del presidente o presidenta de la Convención Constitucional de acuerdo a la medición Zoom de ReConstitución. Además, ahí se revela que a las personas les es indiferente la edad, el sexo o la etnia de quien ocupará ese cargo.

Aunque eso no es lo mismo que piensa una veintena de constituyentes consultados por La Tercera PM, pues la mitad se inclina porque este proceso sea liderado por una mujer y algunos agregan que debiese ser indígena.

Y a pesar de que ninguno se casa aún con un nombre, sí aparecen varios mencionados. Por ejemplo, las abogadas Amaya Álvez (Apruebo Dignidad), Agustín Squella (Lista del Pueblo) y Francisca Arauna (Lista del Pueblo); la única científica, Cristina Dorador (independiente), la periodista Patricia Politzer (Independientes No Neutrales), la machi Francisca Linconao y la asistente de párvulos Giovanna Grandón (Lista del Pueblo).

La encuesta Zoom de ReConstitución -creada por Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y La Tercera- fue realizada el 4 y 10 de mayo con una muestra de panel certificado a 997 personas. Y ante la pregunta “¿cómo te gustaría que fuera el futuro presidente de la convención?”, un 76% respondió que le gustaría que sea independiente, sólo un 3% se inclinó porque fuera un militante de partido político, mientras que un 22% se mostró indiferente a la afiliación política.

En cuanto al grado de conocimiento, un 64% se inclinó por un experto o académico, un 13% por una “persona común y corriente” y a un 22% le es indiferente esto.

No obstante, si se va al detalle, mayoritariamente las personas sobre 60 años (un 73%), del sector ABC1 o de altos ingresos (72%), de derecha y que votaron Rechazo (82%) son quienes más optan por un experto como presidente de la convención. Por otro lado, quienes más se inclinan por alguien común y corriente son los pertenecientes al estrato D, de menores ingresos, con un 18% de preferencia.

Respecto de la edad del presidente, el 61% sostiene que le es indiferente y el 27% señala que debe ser una persona joven. Claro que esta opción sube en los tramos etarios entre 18 y 24 años (38%) y entre 25 y 44 años (32%) y en aquellos que se consideran de izquierda (33%). En cambio, entre aquellos que votaron Rechazo un 25% cree que el liderazgo lo debiese tener una persona de más edad, versus el 12% del promedio de respuestas totales.

Acerca de si debiese ser de pueblos originarios, un 78% señala que es indiferente y sólo un 9% adhiere a ese requisito. En total, un 13% manifiesta que “no debe pertenecer a pueblos originarios”, opción que aumenta a 35% entre quienes votaron Rechazo y a 31% a quienes se identifican con la derecha.

También los encuestados sostienen que el sexo del presidente no es relevante y sólo un 13% considera que debe ser mujer y un 6%, hombre. Si se abre la muestra, un 19% de las mujeres opta por una opción del mismo sexo, subiendo a un 23% entre quienes se consideran de izquierda.

Qué dicen los constituyentes

Si bien el sondeo revela que el sexo es indiferente, los convencionales piensan otra cosa. Incluso, aquellos que fueron los más votados y que la lógica señalaría que podrían ser los principales candidatos para quedarse con el sillón de la presidencia, no creen que deben ser ellos por derecho propio.

Daniel Stingo (Apruebo Dignidad), el candidato más votado, indica que esto todavía no puede definirse, porque no están claras las atribuciones del presidente: “Debemos definir eso antes. El presidente o presidenta de la convención tiene la gran tarea de conducir la discusión, al mismo tiempo que entregar garantías a todos los sectores de imparcialidad. Por ello el nombre debe ser sometido a discusión y difícilmente pueda evaluarse cada nombre sin que la convención aún se reúna”.

Mientras que Benito Baranda (Independientes No Neutrales), el cuarto más votado, con 12,4%, comenta que “de todas maneras debería ser una mujer, aún no tengo un nombre definido y espero a una persona que nos ayude a dialogar y llegar a acuerdos”. Asimismo, Jaime Bassa (Apruebo Dignidad) sostuvo que “la mesa de la constituyente debe ser paritaria, integrada por quienes representen los anhelos de transformación que ha expresado la ciudadanía y no por quienes provienen de aquel pasado político que estamos tratando de superar. Por otro lado, centrar el foco de la discusión pública en la figura de la presidencia supone replicar las lógicas de una forma de acción política basada en referentes individuales, a quienes se les pide ejercer la suficiente autoridad como para echarse la constituyente al hombro”.

Por su lado, Constanza Schonhaut (Apruebo Dignidad) comenta que “para mí es fundamental que quien lidere la convención sea una mujer y feminista. Esta es una oportunidad única para avanzar en una agenda que durante décadas ha avanzado a cuentagotas. Veo en Apruebo Dignidad muchas posibles candidatas”.

PS: que no aspire a otros cargos

En la nómina del PS coinciden con ese comentario de no traspasar las lógicas de funcionamiento del Congreso a la convención. “Me parece muy apresurado, pensar hoy en esa presidencia tiene que ver con un modo antiguo de hacer política, un modo que se está cayendo. En principio, pienso que ese rol debería ser paritario también. Debiera ser una pareja. Personas que no aspiren a puestos y carreras políticas”, comenta Malucha Pinto (Lista del Apruebo), la más votada de esa lista.

Señalan que aún no han concordado el tema de cómo abordar la presidencia. “No hemos visto el tema logístico de nombres. Estamos comenzando a ver temas de reglamento”, comenta Ricardo Montero (Lista del Apruebo). Mientras que otros constituyentes que conformaron la lista de esa tienda adelantan sus criterios. “No tengo candidato ni candidata. El perfil es que tenga experiencia, capacidad probada en dirección de grupos o equipos, ojalá tenga experiencia política y que al menos en el corto plazo no quiera ser Presidente de Chile”, sostiene Ramona Reyes.

Por su parte, Pedro Muñoz (Lista del Apruebo), también electo, es mucho más arrojado al manifestar que es tiempo de mujeres y con un perfil claro: “Que sea una persona que comprenda el objetivo para el que hemos sido elegidos y convocados, no a una lucha partisana, y que comparta la necesidad de abrir la convención a la participación ciudadana. Preferiría más un perfil como el de Amaya Álvez, Patricia Politzer o Agustín Squella, que pongan serenidad, contenido y pausa al debate”.

Lista del Pueblo: mujer e indígena

Desde la Lista del Pueblo, Francisco Caamaño, la primera mayoría de ese grupo, es taxativo con su preferencia: “Una mujer. Me gustaría que fuese de los pueblos originarios y que conozca la realidad de las y los chilenos comunes y corrientes”, comentó.

También por una fémina se inclina Giovanna Grandón, más conocida como “tía Pikachu”: “Debería ser mujer, independiente, del pueblo, que represente a las mayorías que salieron a manifestarse”. Ella misma es mencionada como carta por otro constituyente, Manuel Woldarsky: “El presidente de la convención debe ser mujer, ojalá la machi Francisca Linconao, Giovanna Grandón o Francisca Arauna. No lo tengo decidido aún”, agregó.

Un nombre claro expresa el constituyente electo Daniel Bravo, al señalar a la única científica: “La presidencia debiera ser rotativa, no única para todo el periodo, para que sea suficientemente representativa y plural. Para comenzar, debiera ser una mujer, independiente y de regiones, de momento mi candidata es Cristina Dorador”, agregó.

Mientras que Helmut Martínez, también electo, recalca que falta tiempo para esa decisión: “Para nosotros es muy pronto para dar esa respuesta hoy, vamos a tener que ver si se va a actuar en bloque, si se va a actuar en conciencia cada uno de los convencionales. Personalmente, no lo tengo decidido y sería poco criterioso dar una respuesta”.

Derecha piensa en Squella

En la centroderecha se mostraron reacios a hablar directamente del punto, especialmente cuando constatan que no tienen la posibilidad de construir una mayoría para incidir en esa selección.

Sin embargo, en privado, varios mencionan a Agustín Squella (Lista del Apruebo) como posible candidato, aunque él en conversación con LT desestimaba esa posibilidad: “Estoy seguro de que habrá otros integrantes de la convención, hombres y mujeres, con mayores habilidades y menos edad que yo para ejercer esa importante y delicada función”, comentó.

No obstante, otros en Chile Vamos también se abren a la posibilidad de que pueda ser mujer, “independiente y capaz de dar garantías de diálogo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.