Jorge Said, el rostro de los minoritarios descontentos

Jorge Said Yarur_-3

El accionista minoritario de Latam y Parque Arauco ha protagonizado más de un desencuentro en las tradicionales juntas de acionistas que realizan las grandes empresas durante el pasado mes de abril. Durante la última ronda no fue la excepción. A pesar de ello, el empresario es hijo del fundador del centro comercial y nieto de Nicolás Yarur Lolas, reconocido empresario bancario y textil.




Comenzó a aparecer públicamente hace unos cuatro años, cuando decidió plantear a viva voz sus reparos con la administración de algunas de las empresas donde posee participación. Lo hizo inicialmente con Latam Airlines Group y, luego con Parque Arauco, cuya familia es fundadora. Jorge Said Yarur, hijo de Domingo Said Kattan y primo de José Said Saffie –el mandamás de Parque Arauco– lleva años reclamando que los accionistas minoritarios de ambas compañías  no son escuchados.

Este año, la primera de las juntas fue la de Latam y luego Parque Arauco. En la primera de ellas, el empresario emplazó a la mesa directiva a aclarar cómo fue efectuado el sobrecobro de US$18 millones de la empresa Intercargo (intervenida por La Cámpora años atrás) en Argentina. En tanto, en la junta de Parque Arauco mostró su descontento por la política de gratificaciones que mantiene la compañía con su plana gerencial.

Pero no ha sido solo reclamos verbales. Jorge Said Yarur (62) ha entablado acciones legales en su lucha.

Jorge Said Yarur es hijo de Domingo Said Kattán, quien fundó Parque Arauco junto a su sobrino José Said Saffie. Con este último, el ingeniero en administración de empresas de la Universidad Diego Portales ha tenido serios enfrentamientos en las juntas de accionistas, puesto que cuestiona el trabajo que José Said realiza como presidente de Parque Arauco junto a su yerno, Juan Antonio Álvarez, quien ocupa la vicepresidencia ejecutiva.

Las disputas del empresario con José Said Saffie y su hijo Salvador Said Somavia comenzaron por otros temas relacionados con Parque Arauco, que nada tenían que ver con las acciones que este posee en la empresa, sino con el local de juegos electrónicos y bowling que Jorge Said Yarur administraba en el centro comercial de Avenida Presidente Kennedy. Resulta que el empresario era dueño de dicho local que sufrió filtraciones de agua que dañaron las maquinas y pistas de bolos, por lo cual éste recurrió a una mediación con Parque Arauco que terminó en la justicia.

Por otro lado, Said Yarur acudió al Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) para registrar las marcas "Grupo Said" y "Said". Entendidos comentan que el empresario tiene interés en desarrollar de forma ordenada todos sus negocios bajo el nombre de Grupo Said. Es más, ya posee una oficina en Avenida Kennedy donde trabaja junto a su hijos Jorge y Soledad Said Caro, ambos ingenieros comerciales. Esta movida de inscripción de marcas nada ha gustado a su primo Salvador Said. Según lo expuesto por sus abogados, al conceder el monopolio de la marca Said o Grupo Said y su uso comercial a una persona particular, se generará confusión respecto a la verdadera procedencia de dichos productos o servicios. Más aún, cuando es de público conocimiento que la familia Said –liderada por José Said Saffie y su hijo- controla (mediante un pacto con otras familias) el 26% de Parque Arauco, donde Jorge Said Yarur es un accionista minoritario con una participación del 2,5% de la propiedad mediante la sociedad Inversiones Ranco Tres.

Específicamente, se trata de 21 registros marcarios que generan discrepancias entre Jorge Said Yarur y su sobrino Salvador Said Somavía. Este último, también director de Parque Arauco, manifestó reparos en ocho de dichos procesos para la marca "Grupo Said", siendo acogida su posición por parte de INAPI, la cual denegó la inscripción.

Posteriormente, Salvador Said presentó demandas de nulidad en contra de dichos registros, y solicitudes de prohibición de celebración de actos y contratos.

Por otro lado, están las marcas "Said". Seis de ellas se fallaron en primera instancia. En Inapi, al revés de lo ocurrido con la marca "Grupo Said", la entidad rechazó las oposiciones realizadas por Salvador Said y concedió dichos registros a Jorge Said.

Hijo y nieto de banqueros

Jorge Said es el menor de cinco hermanos.  Al igual que Arturo, Félix, Guillermo y María Inés estudió en el Saint George's College, donde fue compañero de Patricio Mena y Darío Ovalle, socios fundadores de la conocida Empresa Constructora Mena y Ovalle, del reconocido abogado y fundador de estudio Barros Errázuriz, Fernando Barros Tocornal, y del padre del Opus Dei, Hernán Garcés.

Tras ello, estudió un año de arquitectura en el campus San Joaquín de la UC y otro de ingeniería textil en la Universidad de Santiago. Sin embargo, se inclinó por la ingeniería en ejecución de Administración de Empresas, carrera de cursó en la Universidad Diego Portales. Esto último dada la importancia que ha tenido la generación de negocios en su familia, con dos referentes muy claros de ello: su padre y su abuelo materno.

Según explican cercanos, para Jorge Said su mayor referencia al momento de tomar decisiones de negocios es su padre Domingo Said Kattán. "Su papá fue un gran empresario. Visionario y creador de Parque Arauco y negocios en otros países como Perú, Bolivia y Argentina", indican.

Al igual que con Parque Arauco, Domingo Said tuvo el Banco del Trabajo en los años 80, junto a su sobrino José Said. Al mismo tiempo, empujaba fuertemente el desarrollo textil a través de la firma Rayón Said, ubicada en Quillota. Esta fue la cuna del gusto por el emprendimiento y los negocios por parte de Jorge, quien reiteradas veces acompañaba, como un observador silencioso, a su padre mientras trabajaba en su oficina del banco, ubicada en calle Moneda con Bandera.

Del mismo modo, el otro gran referente del empresario es su abuelo Nicolás Yarur Lolas, padre de su madre Inés Yarur. Poco conocen la relación de Jorge Said con el empresario palestino que fue uno de los más reconocidos inmigrantes del siglo pasado junto con su hermano Juan Yarur Lolas, creador del holding Empresas Juan Yarur que hoy preside Luis Enrique Yarur y del cual dependen firmas como Empresas SB (Salcobrand, Preunic, entre otras), el control del BCI y otros negocios.

Al igual que su padre Domingo Said, su abuelo materno también se desempeñó en el mundo bancario, siendo dueño del Banco Continental. El cual le fue expropiado durante el gobierno de la Unidad Popular, llevando a su abuelo Nicolás Yarur Lolas a emprender un juicio en 1971 que se extendió por cerca de 10 años. De pequeño, Jorge iba a visitar a su abuelo a las oficinas centrales del banco en calle Huérfanos, frente al Tribunal Constitucional.

Comenta