¿A qué juega Allamand al tensionar el acuerdo constitucional?

Esta mañana el diputado Gabrie Boric y el presidente del PS, Álvaro Elizalde enfrentaron al senador Andrés Allamand por sus dichos sobre el acuerdo constitucional.

"Nunca alguien dijo que cuando no haya acuerdo eso significa que se transforma en ley simple, fue exactamente lo contrario (...) Si no hay acuerdo la convención fracasa, no hay plebiscito ratificatorio y rige la Constitución", comentó hoy el senador en radio Duna, provocando la alerta en la oposición respecto al acuerdo alcanzado en la madrugada del viernes pasado.




No ha pasado una semana desde que el oficialismo y la oposición lograron un acuerdo histórico por una nueva Constitución y ya se habla, de lado y lado, de que éste se puede "caer", de interpretaciones "mañosas" y de bloqueo.

Todo eso, luego de que el senador Andrés Allamand (RN) dijera esta mañana que, si en cualquiera de las convenciones que se elija como mecanismo no se llega a un acuerdo de los 2/3 de sus miembros sobre una materia específica, ésta "fracasa", no hay una nueva Carta Magna y por lo tanto rige la actual. El punto sobre cuál es el camino a seguir si no se alcanza este quórum ha sido, precisamente, el debate que se ha tomado los últimos días.

"Nunca alguien dijo que cuando no haya acuerdo eso significa que se transforma en ley simple, fue exactamente lo contrario (...) Si no hay acuerdo la convención fracasa, no hay plebiscito ratificatorio y rige la Constitución", comentó hoy el senador en Radio Duna. "Si no hay acuerdo en una materia fundamental, ¿qué pasa? Lo que han dicho algunos personeros de oposición es 'ah, mire, es que en ese caso se transforma en ley simple'. Bueno, eso simplemente no es así", agregó.

Los dichos no cayeron bien en la oposición y durante la mañana fueron varios los que salieron a contestar. Uno de ellos, fue el diputado del Frente Amplio Gabriel Boric (Convergencia Social) quien, a través de Twitter, escribió que el senador RN "desde el primer minuto hizo todo para que no haya acuerdo", además de agregar que "si desconocen esto, se cae todo".

Por su parte, el senador Felipe Harboe (PPD), presidente de la comisión de Constitución del Senado, expresó su molestia por la misma red social. "Entiendo que a @allamand nunca le gustó el acuerdo ya que él defiende la constitución del 80 y no participó en todas las conversaciones. @desbordes tiene claro el acuerdo, él fue el representante de RN, así que mejor que Allamand vaya a votar que No en el plebiscito y nos deje avanzar", escribió.

Lo cierto es que hoy en la mañana, tanto Boric como el presidente del PS, Álvaro Elizalde, le pidieron explicaciones al senador RN en persona (ver foto principal), algo que desembocó en una dura discusión en los pasillos del Senado.

"Desbordes está dispuesto a cederlo todo"

Allamand fue uno de los designados por el gobierno para ser parte del equipo negociador ante la oposición para una nueva Carta Magna, al igual que los senadores Felipe Kast por Evópoli y Víctor Pérez por la UDI. Este último, por problemas personales, finalmente fue reemplazado por el senador Juan Antonio Coloma.

Por eso, durante la negociación, cada uno de ellos fue tomando distintos roles, y hoy varios en el oficialismo indican que el senador RN fue el "más duro" de los tres para llegar a un acuerdo. Algo que, según cuentan sus cercanos, se reflejó en que Allamand fue uno de los últimos en dar la venia a la fórmula que finalmente se consensuó y que estableció un plebiscito de entrada y de salida y la posibilidad de elegir entre una convención constituyente y una convención constituyente mixta, con una composición de un 50% de delegados y un 50% de parlamentarios.

Durante la semana pasada, y luego que el gobierno y el oficialismo fijaran una postura para tener una nueva Constitución y la petición de La Moneda para que se buscaran acuerdos en la materia, Allamand ya estaba en conversaciones con la oposición.

Miembros de ambos sectores comentan en privado que el exministro de Defensa se reunió con algunos presidentes de partidos de la oposición días antes del cierre del acuerdo y que el miércoles 13 ya estaba negociando para que no se plebiscitara el mecanismo, que éste fuera una convención constituyente mixta (50% parlamentarios y 50% elegidos) y que el quórum de la instancia fuera de 3/5. Sin embargo, esa fórmula se transformó en letra muerta un día después, cuando miembros de la UDI se abrieron a que se pudiera plebiscitar el mecanismo solo si el quórum era de 2/3, algo que finalmente se acordó entre el senador Coloma y el diputado Boric.

Varios en el oficialismo señalan que durante la frenética negociación de la semana pasada, Allamand "acusó" ante el gobierno a miembros de RN, en especial al presidente de esa colectividad, Mario Desbordes.

"Desbordes está dispuesto a cederlo todo, yo no estoy disponible, creo que tiene que ser 50 y 50 (la convención). En RN el único que defiende con fuerza que el cambio sea en el Congreso soy yo. Necesito que le diga a Blumel y a Felipe Kast, porque Mario está dispuesto a ceder", le habría dicho el senador al Mandatario, según recogió LT Domingo, de acuerdo a un personero que escuchó el llamado. Hoy Allamand niega esa versión, sin embargo, dos parlamentarios de su sector sí reconocen que esa conversación sucedió.

¿Se cae el acuerdo?

Minutos antes de que se firmara el acuerdo el viernes en la madrugada, Allamand ya había mostrado la postura que reiteró esta semana. "Cualquiera sea el órgano que va a cambiar la Constitución (100% electos o 50% ciudadanos y 50% parlamentarios) lo va a hacer con un altísimo quórum (2/3), por lo tanto, ningún sector va a poder pasar la aplanadora", comentó el senador el viernes pasado.

Hoy en la mañana, en tanto, luego de sostener una conversación telefónica con Allamand, el presidente de RN, Mario Desbordes, respaldó el punto que hizo ver el senador. "Tenemos por ejemplo a Fernando Atria diciendo que es el momento en que nos van a pasar la máquina, que no va a quedar nada de lo nuestro porque lo van a bloquear. Yo lo que hago es un llamado es que si ellos nos bloquean a nosotros, nosotros los bloqueamos a ellos, entonces no va a haber una nueva Constitución", comentó a La Tercera PM.

Desbordes, que ha sostenido de forma pública y en privado algunas diferencias con el senador, agregó que "lo que está haciendo Andrés Allamand es contestar a las tesis de que lo que ellos no nos aprueben queda en blanco, queda cero, y eso no es así. El acuerdo no es así. El acuerdo es que vamos a lograr buscar consenso, que vamos a intentar una constitución transversal y que nos represente a todos. La otra alternativa es que cambie de una constitución que representa a una mitad a que represente a otra mitad y ese no es el interés de nadie".

Por su parte, la senadora Ena Von Baer (UDI) señaló a La Tercera PM que "aquí no hay visiones distintas ni interpretaciones distintas. Lo que tenemos que hacer es cuidar el acuerdo porque lo que están diciendo los distintos senadores es todo correcto. Lo que pasa es que están hablando de momentos del proceso que son distintos. Partimos de un proceso de nueva constitución, por tanto es correcto decir que partimos sin ningún artículo".

Von Baer, una de las que redactó el acuerdo, agrega que "es correcto decir que si no se llega a un acuerdo respecto de una materia en la Constitución, va a regir la ley simple. El punto es que la institucionalidad está construida de tal manera que fuerza a un acuerdo porque el órgano constituyente va a tener que tomar una definición sobre cómo va a votar y luego las materias las va a tener que votar por 2/3".

Consultado por La Tercera PM, el diputado Boric profundizó en lo que escribió en Twitter. "Sobre la interpretación del senador Allamand y otros representantes de derecha de que sería necesaria una ratificación del texto final por 2/3 de la Convención hay que decir categóricamente que eso fue explícitamente rechazado en las conversaciones que permitieron el acuerdo. Desconocer esto significaría en la práctica desconocer el acuerdo en su integridad", agregó.

"El quórum de 2/3 es para aprobar el articulado en particular sobre una hoja en blanco, y eso genera un incentivo a llegar a consenso sobre las instituciones fundamentales de un ordenamiento democrático, como el respeto a los derechos humanos, el funcionamiento de los Tribunales de justicia y otro órganos del Estado, la existencia de un Banco Central o el Régimen político. Pero todo lo que no sea consenso pasa a ser materia de legislación ordinaria con los quórums que defina la misma convención", dijo Boric.

En la oposición dicen que la clave del "error" de Allamand es que plantea que se pueda mantener, en materias donde no se llegue acuerdo, la Constitución del 80'. Eso quedó claramente establecido en el acuerdo que no será así: en el punto 7 se lee que la nueva Constitución regirá en el momento de su promulgación y publicación derogándose orgánicamente la Constitución actual.

Lo otro que plantea Allamand es la doble ratificación (volver a votar el todo por 2/3). Sin embargo, eso quedó en manos de la propia convención y dicen en la oposición que eso podrían acordarlo así, pero que eso no fue parte del acuerdo.

A las 16 horas se espera que hoy, tanto oficialismo como oposición, se reúnan en el Congreso para seguir con las conversaciones y para definir la composición y las facultades de la comisión técnica que tendrá que afinar el acuerdo. Los dichos de Allamand, según dicen, tensionará inevitablemente la conversación.

Comenta