Juveniles a la cancha: los novatos que pondrán la cara por un Colo Colo en cuarentena por Covid

Luciano Arriagada ,durante el partido valido por la Decimoseptima fecha del Campeonato Nacional AFP PlanVital 2020, entre Colo Colo vs Deportes Iquique, disputado en el Estadio Monumental.

El juvenil Luciano Arriagada jugó pocos partidos en 2020 por Colo Colo. Esta es una imagen del delantero ante Deportes iquique. FOTO: FRANCISCO LONGA / AGENCIAUNO

La masiva ausencia de figuras producto de la marginación de 18 jugadores, uno por ser positivo y el resto por contacto estrecho, obligará a Gustavo Quinteros a apelar a la cantera para armar la oncena que visitará este sábado a Ñublense.




Colo Colo está en problemas. La celebración del triunfo en el Superclásico le está saliendo demasiado cara. Los albos preparan el partido de mañana frente a Ñublense con 18 bajas: uno de sus jugadores dio positivo para Covid-19. Los otros 17 debieron ser marginados por constituir contactos estrechos del contagiado. Gustavo Quinteros tendrá a que apelar a lo poco que le queda. De los jugadores más grandes, tiene pocos a mano: el defensor Felipe Campos, el carrilero Felipe Fritz, los volantes Jorge Araya y Carlos Villanueva y el extremo Juan Carlos Gaete. El resto serán juveniles, novatos, aunque fructificaron las gestiones para Leonardo Gil y Omar Carabalí (arquero suplente) fueran liberados por no haber participado de los festejos.

Los que han tenido alguna participación en el primer equipo del Cacique son los menos. Los mayores del grupo son el meta Julio Fierro y el delantero Luciano Arriagada, ambos con 19 años. El meta aún no debuta en el primer equipo albo, aunque es considerado una de sus figuras con más proyección. El delantero ya tuvo oportunidades y podría decirse que aprovechó una. En la temporada anterior, participó en cuatro partidos y aún se recuerda su emocionada celebración tras el que le marcó a Coquimbo Unido. En la actual temporada, registra apenas 13 minutos en el campo de juego y no ha marcado.

Considerando lo que Quinteros tiene en mente como titulares, casi todos recién pisan la mayoría de edad. En ese grupo están los defensores Bruno Gutiérrez y Nicolás Garrido y los volantes Vicente Pizarro y Joan Cruz. Más jóvenes aún son quienes el estratega tiene en vista para conformar una suplencia marcada por la emergencia: Eduardo Villanueva, Darko Fiamengo, Danilo Diaz, Lucas Soto, Enzo Romero, Jordhy Thompson y Fabián Alvarado.

Talento y personalidad

Gualberto Jara, ex jefe de las divisiones menores y ex técnico del primer equipo popular, avala a cada uno de los jugadores a los que recurrirá su sucesor en la banca alba. Para todos tiene algún concepto individual. De Fierro, por ejemplo, sostiene que es uno de los valores que más esperanza genera en Pedreros. “Es una de las perlas, un arquero de mucha proyección. Ha demostrado sus condiciones en todas las categorías y en las selecciones. Es un portero sobrio, de mucha personalidad, que dirige mucho a su defensa. Juega como un arquero maduro”, describe.

De Gutiérrez destaca su velocidad y juego aéreo. “Puede jugar como central o como lateral y lo hace igual de bien. Lo ha demostrado en las selecciones, en su paso por Iquique y en una pasantía que hizo en Brasil. Es muy rápido y entrega una buena salida con balón. Además, es fuerte en la marca”, sostiene. Para el central Nicolás Garrido también hay recuerdos nítidos. “Buen físico, fuerte en la marca, buen cabezazo defensivo”, expone. “Fue dupla con Jeyson Rojas y siempre fue un jugador con proyección de primer equipo”, enfatiza.

Vicente Pizarro (18) es otra de las piezas que tendrá una oportunidad. En rigor, la opción que muchos fanáticos del Cacique y conocedores profundos de las divisiones inferiores albas reclaman para el hijo de Jaime, capitán albo en la obtención de la Copa Libertadores de 1991. “Puede jugar como volante central o ligeramente abierto por la izquierda. Tiene personalidad, muy buena visión de juego, técnica, remate de media distancia. Las necesidades del primer equipo lo han hecho esperar un poco más, pero también es un jugador que será importante en Colo Colo”, dice Jara.

El técnico paraguayo se detiene en otro de los nombres que será protagonista ante los Diablos Rojos: el mediocampista Joan Cruz. “Es un jugador desequilibrante, de muy buena técnica. Es un 10 o, de repente, un nueve falso o un extremo falso. Tiene una gran facilidad para engancharse o para meterse desde las bandas hacia el centro. Está madurando y hay que tenerle paciencia para que siga creciendo y para que logre ponerse fuerte físicamente. Ha tenido algunas lesiones, pero es un jugador un interesantísimo”, desmenuza.

A Arriagada, Jara también lo conoce en detalle. “Es un nueve típico, más de área. Llega para definir. Tiene gol. Y ya tuvo su recorrido en selecciones. Ha hecho muchos goles. Tuvo su oportunidad en el primer equipo y la aprovechó. Está en un proceso de maduración”, detalla.

Una situación más favorable

Gualberto dice que la masiva presencia de opciones nóveles desmitifica una de las principales críticas que ha recibido el club en los últimos años. “Estos chicos demuestran que no es cierto que Colo Colo no saque jugadores. Lo que pasa es que hoy la situación es distinta a la del año pasado. Es cierto que esta es una situación de emergencia, en la que serían un partido o dos los que les pueden tocar, pero aún así es muy diferente a la del año pasado, en la que pedían que estos chicos salvaran al equipo del descenso. Ahora el equipo se ve más tranquilo, más suelto, porque no está la presión de pelear por la permanencia. Entonces, es una mejor oportunidad para insertar a los chicos en el equipo. El año pasado no se les podía cargar toda la responsabilidad, pero aún así respondieron”, analiza.

Finalmente, Jara es concluyente respecto de la competencia de los canteranos albos para afrontar la responsabilidad que les cae de rebote. “Están preparados para jugar en Primera”, afirma, aunque también pide paciencia. “Hay que entender que son sus primeros partidos y que el equipo estará expuesto a ciertos altibajos. No los podemos condenar por eso. No se les podría crucificar ni decir que no tenemos jugadores o que no se está trabajando en cadetes. Son jugadores en formación y el proceso lleva su tiempo. No existe la receta rápida en que un jugador viene, se prepara, debuta y, además, lo hace bien. Puede darse, pero no es una generalidad”, concluye.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.