La arremetida de Anatel y Canal 13 en contra del CNTV por alza de multas y sanciones durante gestión de Catalina Parot

Maximiliano Luksic , Director Ejecutivo de Canal 13; Catalina Parot, ex presidenta del Consejo Nacional de Televisión y Ernesto Corona Bozzo, presidente la Asociación Nacional de Televisión.

La Asociación Nacional de Televisión (Anatel), Canal 13 y TV+ lanzó duros cuestionamientos a la gestión del Consejo Nacional de Televisión (CNTV). Los ejecutivos acusan arbitrariedades, un fuerte incremento en las multas y cambios en los criterios de evaluación. Parot -quien renunció esta semana al organismo- defiende la gestión del CNTV asegurando que los tribunales de justicia han ratificado en un 95% las sanciones aplicadas.




“Hoy asumo el desafío de ser candidata a la gobernación de la #RM. Espero todo su apoyo para que juntos logremos construir una región más solidaria, justa e inclusiva. El lugar donde vivimos lo construimos entre todos. Sé que no es un camino sencillo pero estoy con toda la energía”.

Así y vía Twitter, Catalina Parot confirmó ayer su deseo de competir por Chile Vamos en la elección de gobernadores en la Región Metropolitana.

Un día antes de reconfirmar su postulación , el lunes las 20.30 horas Parot hizo efectiva su renuncia a la presidencia del Consejo Nacional de Televisión que preside desde que fue nombrada por el presidente Sebastián Piñera.

Su alejamiento del cargo se produce en medio de una compleja relación entre el Consejo y los canales de televisión abierta, motivado por un fuerte aumento de las multas y sanciones durante su gestión, lo que ha provocado malestar entre altos ejecutivos de la industria que ven al organismo como ente político, atávico y arbitrario.

La molestia de los canales se produce no solo por el incremento en las sanciones, sino que también porque -según ellos- existe un cambio en los criterios de evaluación durante la administración de Parot que se extendió desde el 9 de julio de 2018 al 11 de enero de 2021.

Todo ello en un escenario financiero muy difícil para la televisión. Al alza de costos se une la mayor penetración de internet y la caída de la torta publicitaria. A modo de ejemplo, desde que entró en vigencia la ley de etiquetado de alimentos en 2016, en toda la industria publicitaria, se calcula que los canales han dejado de ganar $20 mil millones anuales.

Luksic: “mostramos preocupación por el aumento de los cargos”

En conversación con La Tercera PM, Maximiliano Luksic, Director Ejecutivo de Canal 13 explicó las discrepancias que existen hoy entre las estaciones de televisión y el CNTV: “Nosotros mostramos nuestra preocupación por el aumento de los cargos y de las sanciones que en los últimos dos años han aumentado considerablemente y también que en ocasiones, nuestros argumentos no son bien ponderados por parte del CNTV, cuando creemos, existen razones suficientes para absolver a los canales”.

“Hoy, en medio de tiempos complejos para la industria audiovisual, se hace sumamente importante el apoyo del CNTV en medidas que potencien y hagan sostenible a futuro nuestro rol de medios de comunicación. Es por eso que he solicitado que se estudie la opción de que la franja para mayores de 18 años sea desde las 21:00 horas, horario en que estamos todos los canales en noticieros. El objetivo es darle espacio a auspiciadores que no pueden ser parte de nuestras tandas diarias. La iniciativa busca aumentar nuestros recursos para seguir produciendo y manteniendo en pie una industria que ha sido duramente golpeada en los últimos años”, dijo Luksic.

Desde los canales citan varios ejemplos de multas- a su juicio- discutibles. A modo de ejemplo, el 7 de agosto de 2020 el Consejo aplicó una sanción de 20 UTM por no comunicar durante algunos días de enero y marzo que a contar de las 22 horas el canal puede exhibir programación destinada a público adulto. El problema es que la sanción incluye los días 23 y 26 de febrero, periodo en que se realizó el Festival de Viña del Mar por lo que para cumplir con la normativa el canal adelantó o postergó -cinco minutos- el aviso para evitar la interrupción de los shows en vivo. De hecho, los animadores del certamen habrían tenido que parar el show del cantante Ricky Martin. Hoy el caso está en tribunales.

Entre julio 2017 y agosto de 2018, Canal 13 registró solo una multa de 150 UTM ($7.654.350). Mientras que entre septiembre de 2018 y octubre de 2019, la estación televisiva recibió 17 multas por un total de 1.980 UTM ($101.037.420). Entre noviembre de 2019 a diciembre de 2020, Canal 13 acumula 13 multas por 1.050 UTM ($53.580.450), una amonestación por escrito y una absolución.

Pero uno de los casos que más molestia generó ocurrió cuando -de manera excepcional- a pocos meses de asumir en su cargo, el CNTV ordenó reabrir un proceso sancionatorio en contra la estación televisiva a raíz de la rutina de humor del actor Daniel Alcaíno, cuyo personaje Yerko Puchento dijo repetidas veces “¡Inmaculada!, ¡Inmaculada! Concepción”. Por este caso el entonces director ejecutivo de Canal 13, Javier Urrutia acusó censura de parte del Consejo y posteriormente la Corte Suprema revocó la multa de $10 millones.

Awad: “nuestros argumentos no han sido bien entendidos”

En línea con lo expresado por Luksic, Martín Awad, Gerente General de TV+ (ex UCV) -canal ligado a los empresarios Jesús Diez y Gonzalo Martino- sostuvo que “es especial que durante mucho tiempo el CNTV haya entendido razones que hoy no entiende y, por lo tanto, se cursen multas en la que al menos uno quisiera que sea escuchado”.

“No entendemos muy bien si hubo un cambio de criterio o sentimos a veces que nuestros argumentos en cuanto a la multas o incumplimientos no han sido bien entendidos, pero es impresionante cómo han aumentado las multas y por cosas que pueden ser más subjetivas, como encontrar algo más cultural o menos cultural”, explicó Awad.

Corona: “El Consejo no debe coartar la libertad editorial de los canales”

En MEGA -propiedad del holding Bethia de Liliana Solari- declinaron entregar declaraciones. Sin embargo, fuentes vinculadas a la industria confirmaron que la señal también presentó un aumento de sus multas durante los últimos años. En efecto, MEGA registró en 2018 sólo tres multas con un total de $10.565.400. Mientras, en 2019 tuvo 11 multas por $55.873.080 y en 2020, alcanzó siete multas con un total de $26.373.470.

Frente a la arremetida de Canal 13 y TV+, el presidente de la Asociación Nacional de Televisión (Anatel), Ernesto Corona dijo coincidir con las críticas expresadas por Luksic y Awad, añadiendo que es un pensamiento generalizado en la industria de la televisión

“Lamento que así sea y no es solo la visión de dos directores de los canales, porque he podido comprobar en las reuniones de análisis que tenemos de esta situación, que es un pensamiento generalizado, ha habido un cambio no beneficioso de los criterios de evaluación de la acción de los canales”, sostuvo.

A su parecer, el Consejo “tiene obligaciones que debe resguardar, pero no debe bajo ningún aspecto coartar la libertad editorial responsable que tienen los canales”. “Tenemos que ser capaces de encontrar comunes denominadores y cuando hay diálogo se construyen cosas positivas para todos. A modo de ejemplo: en el proceso de lanzamiento de Anatel de TV Educa, el consejo tuvo un rol relevante de apoyo y se trabajó lealmente, como también lo hizo el Colegio de Profesores y el Ministerio de Educación”, concluyó.

Parot desmiente calificaciones de arbitrariedad

Frente a la arremetida de los canales, la ex presidenta del CNTV Catalina Parot aseguró que “desde la emisión de un programa misceláneo donde se hizo público un informe ginecológico de una víctima de violencia de género (Caso Nábila Riffo, Canal 13), en el cual se recibieron 1.134 denuncias ciudadanas, las denuncias de parte de los televidentes se han más que duplicado en cuatro años con un incremento de 150%”.

Según Parot a raíz del caso de Nabila Riffo han aumentado las formulaciones de cargos, y por ello, las sanciones. Pero si se analiza proporcionalmente, las formulaciones de cargo se mantienen estables: menos del 4% de las denuncias recibidas culminan en sanciones.

“El CNTV es un órgano colegiado, integrado por 11 consejeros, que representan las distintas sensibilidades existentes en el país. Este Consejo aplica la ley 18.848, que vela por el correcto funcionamiento de los servicios de televisión que operan en el país. En este marco, cuando hay incumplimientos a dicho correcto funcionamiento, se inicia un proceso sancionatorio técnico y jurídico, con respeto al derecho de defensa de los afectados en un debido proceso”, explicó Parot.

“En caso de que dicho proceso técnico jurídico culmine en una decisión sancionatoria por parte del Consejo, la misma es revisable a instancia de los afectados, por la Corte de Apelaciones de Santiago o, en su caso, por la Corte Suprema. Hay que resaltar que en un 95% las cortes confirman las decisiones adoptadas por el Consejo, lo que desmiente en forma categórica las calificaciones de arbitrariedad que se imputan al Consejo”, concluyó.

-Los directores ejecutivos de televisión creen que el CNTV debiera ser un órgano técnico y menos politizado a fin de entregar mayor garantía en sus resoluciones ¿Coincide con ese análisis?

“Como toda construcción humana, la institucionalidad del Consejo Nacional de Televisión, modelada a inicios de los ’90, es perfectible. Esta revisión de la institucionalidad es urgente, como he señalado reiteradamente, a fin de hacerse cargo de los fenómenos de la convergencia tecnológica, fruto de la digitalización de las redes y servicios audiovisuales. Sin embargo, sea cual fuera la institucionalidad del Consejo, siempre los regulados por ella deben cumplir la ley. Además, de acuerdo a la ley, el Consejo Nacional de Televisión es un órgano regulador, encargado de velar por el correcto funcionamiento de los servicios televisivos y garantizar los derechos de las audiencias”, respondió Parot.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.