La campaña online global de la extrema derecha que decidió la suerte del Pacto Migratorio de la ONU

FOTO: AFP

Según la edición online del periódico Politico Europe, desde septiembre simpatizantes anti-islam, de extrema derecha y neonazis generaron un aumento de los contenidos antiinmigración en las redes sociales que presionó a los principales partidos europeos para abandonar el acuerdo.


Una campaña de “fake news” coordinada por activistas de extrema derecha decidió el futuro del Pacto Migratorio de la ONU, que fue aprobado por 152 países, pero que contó con el rechazo de cinco naciones (Estados Unidos, Hungría, Israel, República Checa y Polonia) y la abstención de 12, entre ellos Chile. Según un análisis de la edición online del periódico Politico Europe, desde septiembre, tres meses antes de la votación del 19 de diciembre, activistas de extrema derecha, anti-islam y neonazis generaron un aumento de la actividad en las redes sociales contra el pacto migratorio.

Ante el estallido de tuits, videos y peticiones en línea, varios políticos comenzaron a tener dudas sobre el acuerdo debido a la controversia en las redes sociales. Uno de los ejemplos es lo que ocurrió en Bélgica, donde el debate en torno al pacto migratorio generó el colapso del gobierno. Los investigadores se refieren a cómo un proceso puede ser “secuestrado” por “una red global de activistas nacionalistas de extrema derecha”.

El análisis sostiene que populares youtubers e “influenciadores” políticos, como el austriaco de extrema derecha Martin Sellner, se coordinaban a través de grupos y sitios web. “Todos estos actores se informan entre sí y adoptan las posiciones políticas de cada uno”, señaló al medio el investigador Ico Maly, de la Universidad de Tilburg, en Holanda.

En el caso de Austria e Italia, dos países que finalmente se abstuvieron de adherirse al Pacto Migratorio de la ONU, los investigadores descubrieron una “ola” de actividad online que precedió el cambio de táctica de los gobiernos. El Instituto para el Diálogo Estratégico, que vigila el extremismo en línea, analizó la actividad en Facebook, Twitter y Youtube y señaló que “los actores extremistas de derecha y populistas de derecha desempeñaron un papel desproporcionado” al influir en la discusión sobre el acuerdo antes de octubre.

“Influyentes populistas de extrema derecha y derecha descubrieron el problema a mediados de septiembre y comenzaron a difundir interpretaciones distorsionadas a gran escala e información errónea sobre el pacto migratorio de la ONU”, sostiene el Instituto.

Así, entre el más de un millón de tuits analizados en todo el mundo después del 31 de octubre -cuando se desarrollaban discusiones sobre el pacto- las 10 principales cuentas mencionadas corresponden a las del sitio web Epoch Times; el columnista populista de derecha Thomas Böhm que dirige el sitio de información alternativa journalistenwatch; y el blog nacionalista del antiislamista Philosophia Perennis.

Según la investigación, que analizó los tuits en todo el mundo que ocuparon una de las 10 palabras claves más utilizadas en la discusión sobre el acuerdo migratorio, una de las mayores alzas en la actividad de la red social se produjo el 31 de octubre, cuando Austria renunció al acuerdo. Desde esa fecha no disminuyó la actividad online antiinmigración.

Además, la investigación arrojó que cerca de 75 de los 100 videos subidos hasta diciembre de 2018 que discuten la decisión de Estados Unidos sobre el acuerdo migratorio fueron creados por populistas de derecha.

El Instituto para el Diálogo Estratégico sostiene que durante meses el enlace más compartido de los medios sociales alemanes fue un video contra el pacto de la ONU creado por Martin Sellner, un activista austriaco de ultraderecha que fue catalogado por la BBC como “el nuevo rostro de la extrema derecha en Europa”. En septiembre, Heinz-Christian Strache, vicecanciller del país y líder del Partido de la Libertad de extrema derecha, señaló públicamente sus objeciones sobre el pacto. Después fue publicado un video de Sellner que pidió una “guerra de información” para comenzar a “propagar el fuego” y señala que el pacto sería la “desaparición de los europeos”. En octubre, el canciller austriaco, Sebastian Kurz, anunció que el gobierno se retiraría del pacto de la ONU.

“Es sorprendente que haya habido tanta desinformación sobre qué es el pacto y lo que dice el texto”, dijo Louise Arbour, que redactó el acuerdo de migración internacional.

Seguir leyendo