La Moneda interviene en negociaciones de gobernadores y llama al oficialismo a llevar candidaturas únicas

El comité político en el último consejo de gabinete.

En medio de las tratativas de los partidos de gobierno, las ministras Carolina Tohá (PPD) y Antonia Orellana (Mujer) han transmitido a las directivas la preocupación del Ejecutivo para que se llegue a acuerdos que promuevan las apuestas más competitivas.


En los últimos días las ministras del comité político Carolina Tohá (PPD) y Antonia Orellana (Frente Amplio) han transmitido un mensaje reiterado en conversaciones con las directivas de sus partidos: la necesidad de afianzar el pacto electoral para las elecciones de octubre en medio de las dificultosas y dilatadas negociaciones para definir la lista de gobernadores que competirán en el oficialismo.

Ambas han planteado esa urgencia en el comité político de ministros que encabeza el Presidente Gabriel Boric, ya que han seguido activamente las tratativas y han visto cómo varios partidos han puesto trabas para avanzar en una lista única. De hecho, una de las preocupaciones en La Moneda es precisamente la dificultad que han tenido para alinear a sus directivas.

El llamado no es nuevo. En el comité político ampliado del lunes 1 de julio, el Mandatario llamó a los partidos a buscar acuerdos que favorezcan al oficialismo y a actuar en unidad en la elección de gobernadores.

Orellana, por ejemplo, lo ha hablado directamente con el presidente transitorio del FA, el diputado Diego Ibáñez -almuerzan todos los viernes-, y también con otros militantes del partido. En esas conversaciones, la titular de Mujer ha transmitido que es necesario aprender de lecciones electorales como la que ocurrió en Francia el pasado domingo y apostar por los candidatos más competitivos para hacerle frente a la derecha.

El mejor ejemplo de ello fue el apoyo que entregó el Frente Amplio, junto al Partido Socialista, esta mañana a la candidatura independiente del gobernador Claudio Orrego por la Región Metropolitana, en medio de los cuestionamientos de algunos sectores de la Democracia Cristiana que no quieren apoyar a su exmilitante.

La ministra Tohá, por su parte, en sus conversaciones con los partidos los ha instado a tener candidaturas de consenso y evitar respaldar a postulantes por fuera del pacto.

“Los tiempos están para la unidad. El progresismo debe dar un ejemplo, al igual como hace una semana lo hizo Francia, en Chile tenemos que estar unidos porque esa es la clave del éxito y no darles ningún centímetro a quienes quieren retroceder con discursos de odio que dividen a los chilenos”, dijo esta mañana el diputado Ibáñez.

Eso sí, en el FA hay nerviosismo por la definición de algunas regiones, en donde -han planteado- no se está optando por las candidaturas más competitivas. El caso que más preocupa es el de Coquimbo, ya que en el partido del Presidente apuestan por Rubén Quezada, quien renunció el año pasado a la delegación presidencial para asumir el desafío, pero en el Partido Comunista y en la Democracia Cristiana buscan posicionar a los suyos.

De hecho, dicen en el FA, las encuestas que ha realizado Quezada lo dan a él como la mejor opción, pero lo mismo transmiten en el PC y en la DC.

El actuar del PC es uno de los puntos que más inquietan al Ejecutivo, ya que incluso amenazaron con llevar candidatos en todas las regiones -opción que se diluyó-.

Por otro lado, al cierre de esta edición, la expresidenta Michelle Bachelet (PS) encabezaba un almuerzo en el Congreso con los presidentes de los partidos del oficialismo, más la DC, para profundizar el mensaje de unidad en medio de las últimas polémicas que han existido entre La Moneda y el Partido Comunista, y que han crispado el ambiente a meses de las elecciones.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.