La pelea contra la prohibición de hacer campaña puertas adentro de la UC que une al Apruebo y al Rechazo

PUC Universidad Católica

Diversas autoridades de la casa de estudios han comunicado que "cualquier manifestación o acto que haga propaganda a alguna de las opciones al interior de nuestros campus, no están autorizados”, lo que desató la inmediata molestia de la Feuc, así como de distintos movimientos estudiantiles, los que sostienen que la medida “atenta contra la libertad de expresión y el rol público” de la institución. El rector Ignacio Sánchez lo descarta de plano y argumenta que lo han definido así para mantener la convivencia. Para el panfleto o la pancarta, dice el pediatra, "están las calles de Chile”.


Distintas comunicaciones emanadas de autoridades de la Pontificia Universidad Católica en los últimos días, referidas al uso de espacios para hacer propaganda para el plebiscito de salida, han ido encendiendo poco a poco la mecha en los estudiantes, independientemente de su postura de cara a la votación del 4 de septiembre.

Así, por ejemplo, un correo electrónico enviado por el vicerrector académico Fernando Purcell a la Federación de Estudiantes (Feuc) primero contextualizaba la participación que ha tenido la universidad en el proceso constitucional y las instancias que tiene preparadas de aquí al plebiscito, pero luego daba paso al párrafo que hizo ruido a los representantes estudiantiles.

“En relación al plebiscito y a propósito de ciertas solicitudes de realización de propaganda al interior de nuestros campus universitarios, es necesario volver a informar que la universidad siempre privilegia la independencia y el respeto de cada miembro de nuestra comunidad. Por lo anterior y por lo que para estos efectos dispone la ley sobre propaganda electoral, cualquier manifestación o acto que haga propaganda a alguna de las opciones al interior de nuestros campus, no están autorizados”.

Inmediatamente la Feuc, receptora de dicho correo, mostró sus reparos: la postura de la institución, entienden, “bloquea el debate político dentro de la universidad”. No pocos alumnos, de hecho, hablan derechamente de “censura”.

Es una disposición ambigua. Si la preocupación fuera un correcto cumplimiento de la campaña electoral, hubiese sido un mero recordatorio, pero esto solo revela que existe una decisión política de parte de las autoridades. El mismo rector ha salido a dar una opinión sobre la opción que no apoyará, lo mismo que el Consejo de la Facultad de Derecho, entonces, ¿será que el rector quiere monopolizar una postura? ¿A qué le tienen miedo?”, se pregunta Maite Estay (Nueva Acción Universitaria, NAU, movimiento de centro izquierda), presidenta de la Feuc, quien recalca que esta medida “lo que hace es monopolizar la opinión que ha manifestado el rector y monopoliza los medios por los cuales nos informamos”.

Pero este reclamo no es el único. Casi en paralelo, Solidaridad UC, organización estudiantil tendiente al Rechazo, el jueves 4 le envió un correo electrónico al rector Ignacio Sánchez con el asunto ‘Carta por libertad de expresión en la UC’, apuntando a esas mismas medidas. Como agrupación, creen, que dichas decisiones “atentan contra la libertad de expresión y el rol público” de la PUC. En esa carta le ahondaron su molestia a la máxima autoridad de la casa de estudios.

“No podemos sino preguntarnos el porqué de dicho drástico cambio de postura por parte de la universidad, dado que nunca se ha prohibido la difusión de posturas y reducido al mínimo la discusión interna frente a procesos eleccionarios tan importantes como este. No nos hace sentido, en el contexto de la votación más importante que ha tenido el país en años, se tome una medida que tiene como consecuencia la censura de sus propios estudiantes y sus legítimas posturas a favor o en contra, e incluso impide que hagan uso de derechos tan básicos como la libertad de expresión”, dice uno de los párrafos iniciales.

Y seguía: “Creemos firmemente que los estudiantes deben contar con un espacio para expresarse de manera libre, sea la postura que sea. Como estudiantes no solo tenemos el derecho, sino que el deber de poder formar nuestra opinión en este plebiscito y fomentar espacios de diálogo, reflexión e información sobre las opciones, siempre desde el espíritu de la tolerancia y respeto que caracteriza a la democracia”.

Además, consideraban “incoherente” la medida por las distintas actividades que ha realizado la universidad en el proceso. “Creemos que la medida no solo vulnera a los estudiantes en derechos que son básicos, sino que atenta contra la propia misión de la universidad y es contradictoria con las acciones de discusión que han impulsado en los últimos meses”.

Por lo mismo, rezaba el escrito, “le hacemos el llamado a respetar la libertad de expresión, fomentar el debate y la expresión de diversas posturas dentro del campus y no sentar un dañino precedente de censura dentro de la comunidad UC”. Al cierre, solicitaban que la decisión “sea revocada inmediatamente y que la universidad en su conjunto disponga de los medios necesarios para mostrar e informar sobre las distintas posturas”, además de lanzar una advertencia: “Llevaremos este tema al Consejo de Federación y los respectivos centros de alumnos de nuestros territorios”.

La respuesta del rector a ese correo llegó un día después y recordaba la participación que ha tenido la PUC en el proceso constitucional. Y siguió con una respuesta calcada a la de la Feuc: “En relación al plebiscito y a propósito de ciertas solicitudes de realización de propaganda al interior de nuestros campus universitarios, es necesario volver a informar que la universidad siempre privilegia la independencia y el respeto de cada miembro de nuestra comunidad. Por lo anterior y por lo que para estos efectos dispone la ley sobre propaganda electoral, cualquier manifestación o acto que haga propaganda a alguna de las opciones al interior de nuestros campus, no están autorizados”. Y siguió: “Esto no tiene nada que ver con la libertad de expresión y debate de ideas, las que reitero están aseguradas y serán siempre promocionadas”.

Incluso antes la Secretaría General también había reforzado un mensaje similar al comunicar que “la universidad ha resuelto no autorizar el uso de espacios en los campus para ningún tipo de propaganda o manifestación, en el marco del Plebiscito Constitucional 2022, en favor de ninguna de las opciones”.

Uno de los lienzos que sí se ha alcanzado a ver en dependencias de la PUC. Foto: Twitter

Hoy, con el debate interno ya instalado, el rector Sánchez sale al paso: “La universidad desde hace más de un año está favoreciendo el debate, con seminarios, intercambio de ideas, apoyando todas las actividades, estimulando que los estudiantes organicen encuentros, entonces no puede haber nada más falso que la PUC está censurando o impidiendo la discusión en temas del plebiscito”, dice de entrada el pediatra.

Las solicitudes de los estudiantes, añade Sánchez, solo apuntan a poner lienzos y repartir panfletos “de ambas opciones”, por lo que, a su juicio, los alumnos “persisten en una argumentación falsa, eso de que se está limitando el desarrollo y debate de las ideas, si hemos hecho más de 20 debates y seminarios y ahora que vuelven de sus vacaciones queremos que sean parte de las actividades y seminarios que vienen, los que están abiertos para todos”.

Pero ¿por qué entonces no autorizar la propaganda electoral en las dependencias de la universidad? “Preferimos que no se haga por dos motivos: nos parece que en la universidad hay que entregar opciones y argumentos, más que la propaganda para que haya un estímulo más allá de la pancarta y el letrero y, segundo, porque tenemos la responsabilidad de mantener una convivencia universitaria enriquecedora y no tensionante. ¿Se imagina todos los campus con letreros, sin argumentación? La propaganda lo que trata es convencer a través de frases y lo que queremos es que los estudiantes se dediquen a hablar, más que llenar los campus con publicidad”.

“Hay una convivencia que hemos tratado de privilegiar, sobre todo en el retorno tras la pandemia”, añade el rector, quien expone que “esta polémica que han levantado es completamente artificial y es falso que haya cualquier limitación a la libertad de expresión, solo hemos estimulado el debate y evitar la polarización que va en panfletos y propaganda, que por lo demás con una normativa que define el Servel para cada espacio, lo que es completamente imposible a esta altura”.

Sánchez se apresura en aclarar, en todo caso, que la PUC “siempre ha tenido la misma postura, en las últimas elecciones presidenciales o en el plebiscito de entrada lo que se hizo fue lo que estoy diciendo ahora. Nunca hemos prohibido, pero siempre hemos dicho que no puede estar la propaganda como sí está en la calle: en espacios internos no se autoriza, pero sí se estimula y se favorecen los seminarios, debates y diálogos”.

Estay, la presidenta de la Feuc, insiste: “Esta disposición no tiene antecedentes, nunca en 32 años de democracia se había prohibido hacer campaña al interior de los campus”. Y agrega: “Nunca se había hecho una prohibición tan explícita por no realizar campaña al interior de los campus. Sin ir más allá, en las últimas elecciones presidenciales vimos un punto de prensa del candidato Kast, donde personas de la comunidad que adherían a la candidatura pudieron hacer campaña abierta y libremente ahí mismo, sin mayores problemas”.

La actividad del excandidato Kast a la que hace referencia Estay. Foto: Feuc 2021

Por ejemplos como este, asegura, la tarde de este lunes se reunirán “todas las fuerzas políticas, izquierdas y derechas” en el Consejo Feuc, “para discutir una postura conjunta que por lo que vemos es bastante transversal. Vamos a someter a votación un comunicado transversal, en el que tomamos postura en contra de esta medida”.

“Como Feuc tomamos una postura informativa y buscar el voto informado, pero esto no se permite si no podemos desplegar campañas. Con las actividades organizadas por la PUC van a venir personas naturales a defender una u otra postura, pero eso no se nos permite a nosotros”, cierra la presidenta de los estudiantes.

¿Y si terminan apareciendo panfletos y lienzos igualmente? Sánchez asegura que como institución no están “para estar en un estado sancionatorio, probablemente esos letreros se retiren en la noche, no queremos hacer de esto una situación que vaya más allá de un ordenamiento interno que vaya en favor de la convivencia universitaria”. Lo que tienen que hacer las personas a favor del Apruebo y del Rechazo, concluye el rector, “es organizar debates donde el intelecto prime, más que el panfleto o la pancarta, que para eso están las calles de Chile”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.