Tercera PM
Presenta:

La travesía de Jaime Bellolio que no llegó al desierto (ni a Evópoli)

Conversaciones con su familia, con diputados UDI, analistas políticos e incluso con parlamentarios de oposición como Gabriel Boric (MA) y Pepe Auth (Ind), fueron algunas de las bilaterales que sostuvo Jaime Bellolio durante enero y que incidieron en su decisión de permanecer en el gremialismo.


El arquero de la selección chilena, Claudio Bravo, y el diputado de la UDI, Jaime Bellolio se conocen hace aproximadamente cuatro años. Buin es el punto en común: ahí nació el portero del Manchester City y es uno de los lugares que el diputado representa en el Congreso y donde también eligió vivir hace algunos años. Ahí se conocieron, han coincidido en varias oportunidades y ha sido el escenario de una buena relación. Y eso último quedó demostrado ayer, cuando Bellolio ganó la primera vuelta de la votación para elegir al nuevo Presidente de la Cámara de Diputados.

“Felicidades Jaime, feliz por ti”, escribió Bravo en Twitter en respuesta a un tuit del senador de Evópoli, Felipe Kast, cuando el diputado UDI obtuvo 73 votos y desataba la preocupación opositora, aun cuando no obtenía la mayoría absoluta. Finalmente, el DC Iván Flores logró revertir la situación en segunda vuelta y se quedó con la presidencia de la testera en una jornada que dejó nerviosos a varios.

Ese episodio de ayer, cuando casi por sorpresa se convierte en Presidente de la Cámara, vino a culminar tres meses bastante intensos para Bellolio y que partieron el 17 de diciembre, el día en que la senadora Jacqueline Van Rysselberghe se impuso por un estrecho margen a Javier Macaya en las elecciones internas de la UDI.

Ya lo había dicho en 2016 cuando perdió la votación interna con la senadora por el Biobío y lo había reiterado en esta elección en caso de que saliera victoriosa su ya declarada eterna rival en el gremialismo. Por eso, luego del estrecho triunfo de Van Rysselberghe, Bellolio se declaró en estado de reflexión y puso en duda su permanencia en el partido en el que milita desde 2005.

Días después del triunfo de la senadora, Bellolio le decía a sus cercanos que estaba “con un pie afuera de la UDI”. Y sus gestos públicos y los no tan públicos acrecentaban esa tesis: el 5 de enero, con una polera azul en el hombro, el diputado UDI llegó hasta el lanzamiento de la “Operación Infancia” donde los parlamentarios de Evópoli, Felipe Kast y Francisco Undurraga despidieron a cerca de 200 estudiantes en unos trabajos de verano creados por el partido en conjunto con Horizontal, el centro de pensamiento ligado a la colectividad.

Cinco días después a eso, La Segunda dio a conocer la reunión que sostuvo Bellolio con el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, realizada en la sede del partido. Ya a esa altura, varios daban por hecho que el diputado por Buin dejaría la UDI y recaería en la tienda fundada por el senador Kast. Sin embargo, según fuentes de ambos partidos, en esos coqueteos con Evópoli nunca se negoció ningún tipo de cupo y no se habló de un plan de salida. Solo se habló de “política y liberalismo”, dicen las mismas fuentes.

“Su decisión de permanecer en la UDI es muy respetable, muy comprensible y lo importante es que sigamos construyendo una coalición unida donde las ideas de la libertad sean las que nos diferencian. Y estoy seguro que él hará esa diferencia defendiendo el liberalismo al interior de la UDI y eso tiene un gran valor”, dijo Larraín Matte a La Tercera PM.

Al filtrarse la reunión con el timonel de Evópoli, sus cercanos al interior de la UDI comenzaron a llamar insistentemente a Bellolio para convencerlo de que se mantuviera en el partido. Fue por esos días en que conversó varias veces con los diputados Javier Macaya, Guillermo Ramírez y el ex presidente del partido, Ernesto Silva, quienes son también sus amigos. Pero esas conversaciones eran un tanto obvias, por eso, sorprendió a varios que haya consultado su decisión con analistas políticos ligados a la centroderecha y también con parlamentarios que no pertenecen a Chile Vamos.

Así, en enero tuvo reservadas conversaciones con parlamentarios de oposición: con Gabriel Boric (MA), Pepe Auth (Ind) y diputados del PPD y el PR. La mayoría, le recomendó quedarse en la UDI y “dar la pelea por dentro”.

“Las nuevas generaciones de la UDI tenemos miradas diversas en muchos temas, pero nos une la defensa de la dignidad de las personas, de una sociedad libre y la acción preferente en beneficio de la clase media y los más vulnerables. Me alegro que Jaime se haya quedado, porque calza perfecto con estos valores”, señala el diputado Ramírez.

Por la prensa

Con todas esas conversaciones, a comienzos de febrero Bellolio se recluyó en una playa del litoral central junto a su esposa y sus hijos. Con varias lecturas pendientes y con la decisión sobre sus hombros, a fines de ese mes finalmente tomó la decisión de quedarse.

Los primeros días de marzo convocó a una cena a sus más cercanos del partido para comunicar su permanencia y se comunicó con algunos de sus amigos, entre ellos Larraín Matte y el senador Kast. “La política es, por definición, una cuestión colectiva, de convicciones y de futuro, y este es un plan de acción colectivo, con convicciones, con causas y de futuro”, dijo Bellolio a La Tercera el jueves 14 donde además de comunicar su decisión, presentó un documento que es una especie de hoja de ruta de lo que será su militancia en la UDI.

Según dicen cercanos al diputado, él se encargó de que al interior de la UDI no se enteraran por la prensa. Por eso, se apuró en comunicarlo en privado antes de la publicación del pasado jueves. Sin embargo, una sí se enteró por esa vía: la presidenta de su partido.

Seguir leyendo