La travesía de Lavín a Portezuelo: el exabanderado toma un receso y evalúa sus opciones tras la derrota

25 de abril del 2021/SANTIAGO Joaquin Lavin, durante el punto de prensa del Presidente de la republica, en el patio de Los Cañones del Palacio de La Moneda, para el anuncio del gobierno de un nuevo retiro de los fondos previsionales. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El ahora exabanderado presidencial de la UDI partirá hoy con su familia a su campo en la Región del Ñuble. Ahí analizará los pasos que vienen, pero, según ha transmitido a su entorno más próximo, su objetivo será apoyar la campaña de Sebastián Sichel. En su círculo, además, transmiten que con el fracaso electoral del domingo, Lavín concluyó una etapa en su vida política y que ahora podría volver a la academia o tener un rol en la fundación Aire Nuevo.




Aún sigue digiriendo los resultados del domingo, donde sufrió una dura derrota electoral al quedar en segundo lugar en las primarias presidenciales de Chile Vamos y quedar fuera de la primera vuelta, siendo el abanderado independiente Sebastián Sichel quien se impuso como la carta del sector. El ahora exabanderado presidencial de la UDI Joaquín Lavín, dentro de todo, dicen en su entorno, está tranquilo y viendo cómo reestructurarse.

El del domingo terminó siendo su tercer fracaso electoral en una apuesta presidencial, primero en 1999 frente a Ricardo Lagos y luego en 2005 frente a Sebastián Piñera y Michele Bachelet. En ese sentido, para muchos de su círculo, los resultados de las primarias significan un término de ciclo para Lavín y, por ende, el fin de la política activa en términos de disputar cargos de elección popular.

En las últimas horas, el exalcalde de Las Condes ha conversado en privado con las personas que fueron parte de su círculo de confianza y que participaron activamente en su campaña, por ejemplo, Ernesto Silva, Cristián Varela, entre otros varios personeros.

Esto, luego del sentido discurso que dio el mismo domingo en la noche, en la Fundación Aire Nuevo, que funcionó como sede de su campaña. Ahí, Lavín agradeció emocionado a cada uno de los que colaboraron con él y pidió dar vuelta la página. También dijo que aportaría en la campaña de Sichel, dentro de lo que él estimara conveniente.

En los diálogos que ha tenido con su entorno más cercano, Lavín ha transmitido sólo algunos pasos sobre su futuro. Por lo pronto, iniciará un receso de unos días, probablemente una semana, y partirá hoy con su familia -su esposa y casi todos sus hijos- rumbo a su campo en Portezuelo, en la Región de Ñuble.

Ahí se tomará unos días para pensar y ver desde qué área puede aportar. Al menos, según ha transmitido a su entorno, tiene toda la disposición para colaborar en la campaña de Sichel, pero no sabe si integrando el comando. Estaba proyectado que este martes Lavín y el presidenciable electo se reunieran para abordar el tema, sin embargo, el exalcalde pidió postergar el encuentro hasta después de su viaje a Portezuelo.

El sábado, antes de los comicios, Lavín y Sichel hablaron por teléfono. Quienes conocieron ese diálogo aseguran que en esa oportunidad la carta UDI le transmitió al candidato independiente que podía resultar vencedor el domingo. Añadió que, de ser así, esperaba un buen trato al ir a saludar. Esa noche, el abanderado UDI fue recibido con aplausos en el comando ganador.

La academia

En el entorno del exedil creen que dentro de sus opciones está volver a la academia de la mano de la Universidad del Desarrollo y que, aunque no lo ha conversado, también podría asumir un rol en la fundación Aire Nuevo, la que, según transmiten sus integrantes, seguirá operando.

Los colaboradores de campaña de Lavín también se tomarán un receso de unos días. La idea, comentan algunos, es que la próxima semana exista un encuentro con Lavín para ver el futuro y resolver cómo aportar también a la campaña de Sichel. En ese sentido, hay quienes creen que su participación en esa campaña será crucial, porque hay que evitar que votos del sector se vayan hacia el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast.

Quienes han conversado con Lavín aseguran él tiene un buen diagnóstico de su candidatura. Cree que contribuyó a dejar fuera de la carrera presidencial al candidato del PC, Daniel Jadue, al tener una campaña tan enfocada en él. En ese sentido, piensa que es positivo que la disputa presidencial esté centrada entre Sichel y Gabriel Boric que pueden ir a pelear a los votos de centro.

Las mismas fuentes dicen que Lavín tampoco está arrepentido de haber renunciado a ir a la reelección de Las Condes y varios agradecen que su figura, que siempre estuvo bien posicionada en las encuestas, sirvió para darle “energía” al electorado del sector e ir a votar.

Hay algunos en la UDI que creen que Lavín también podría tener un rol relevante en la campaña para las elecciones parlamentarias con el objetivo de no perder su capital político. Sin embargo, en la directiva de esa colectividad transmiten que en estos momentos a Lavín hay que dejarlo tranquilo, y que tampoco tienen claridad de si es su deseo integrarse en algún rol en el partido.

Hay un punto en que coinciden todos en su círculo: que Lavín tiene la capacidad de reinventarse.

Tensa comisión política

Hasta las 21.30 horas de anoche duró la comisión política de la UDI, que estuvo marcada por un ambiente de críticas internas hacia la directiva del timonel del partido, el diputado Javier Macaya, tras el fracaso electoral de Lavín. Un encuentro que se desarrolló en medio de las recriminaciones cruzadas que existen en esa colectividad debido a que Lavín, quien era la carta mejor aspectada de la centroderecha, no logró imponerse en las primarias.

Las versiones sobre lo ocurrido tienen matices, según a quien se le pregunte. En el ala más cercana a la actual mesa, afirman que no hubo peticiones de renuncia a la directiva, que se hizo un diagnóstico del contexto político en Chile y un reconocimiento a Lavín como candidato y por haber instalado la integración social como un tema país.

Estas mismas versiones dicen que hubo consenso en que los resultados de la UDI fueron fruto de miradas equivocadas de hace más de una década.

Mientras que otros presentes relatan que faltó una autocrítica más profunda de Macaya y su directiva. Ahí, una de las más duras en intervenir fue la senadora y extimonel UDI Jacqueline van Rysselberghe, quien criticó que no se podía hacer como que en la campaña les fue bien, cuando en realidad no fue así, en alusión a una intervención de la mesa de que comparativamente con el resto de los partidos de Chile Vamos -RN, Evópoli y el PRI- alcanzaron más votos.

En su diagnóstico hizo críticas a temas de forma, como haber “bajado” a la excandidata y alcaldesa Evelyn Matthei, lo que molestó a algunos, y a otras formas de hacer campaña de la directiva, como que faltó más energía, añadiendo, además, que se sacó al gobernador de Arauco y que por eso varios alcaldes se molestaron y no apoyaron con más ganas. También, afirmó que era preocupante el resultado que podía haber en las parlamentarias de noviembre.

Otro presente afirma que la mesa, además, comentó a modo de crítica que no todos en la UDI estuvieron con Lavín -en referencia a dos parlamentarios que apoyaron a Sichel-, pero que finalmente se concluyó con un llamado de unidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.