Las cartas al director y las confesiones políticas de Sylvia Soublette

Viuda del ex senador Gabriel Valdés, la cantante y compositora fallecida hoy, a los 96 años, era una asidua escritora de cartas al diario El Mercurio. En ella opinaba de temas valóricos y políticos. Apoyó la candidatura de Ricardo Lagos y defendió la memoria de Valdés, a quien "le hicieron todas las cosas para que no llegara a ser Presidente", según dijo.




Herzog, el protagonista de la novela homónima del premio Nobel Saul Bellow, tenía una afición casi obsesiva: escribir cartas dirigidas a personajes públicos. En ellas daba su opinión sobre un abanico de temas, claro que la mayoría las dejaba sin enviar. La cantante y compositora Sylvia Soublette, viuda del ex senador Gabriel Valdés, compartía esa afición; pero ella, fallecida esta madrugada a los 96 años, sí daba a conocer sus puntos de vista, especialmente en la sección Cartas al director.

"Señor Director: En relación con el artículo escrito por el señor Carlos Peña el domingo 1 de noviembre en el Cuerpo Reportajes de El Mercurio denominado El conde, más que un comentario político, parece un estudio psicológico de la persona de Gabriel Valdés. Siguiendo en los mismos términos, creo que el problema psicológico del señor Peña es el de llamarse Peña y no ser de: 'Los Peña'", escribió en 2009.

Nacida en Viña del Mar en 1923, hermana del filósofo Gastón Soublette, Sylvia estudió canto y piano en la Academia de Bellas Artes de la ciudad. Ingresó luego al Conservatorio de Santiago y en 1946 se casó Gabriel Valdés, con quien tuvo tres hijos, el director de orquesta Maximiano, el ex canciller Juan Gabriel y la gestora cultural María Gracia Valdés.

Su marido ejercía como canciller de Eduardo Frei Montalva cuando ella dirigió la primera carta al diario El Mercurio. Lo hizo para defender el espíritu de la toma de la Universidad Católica en 1967, en la que participaban precisamente sus hijos. En esa época ella dirigía el Conjunto de Música Antigua de la UC y estaba molesta con el manejo de la situación por parte del ministro del Interior, Bernardo Leighton.

Por entonces Valdés estaba de viaje. "Cuando llegó me dijo: 'oiga, en la que está metida usted (risas). Pero no me dijo 'para qué se metió'", recordó en 2016 en entrevista con revista Paula.

Antigua militante de la Falange Nacional, que dio origen a la DC, en noviembre de 2017 escribió para apoyar a Carolina Goic: "Ella encarna los ideales y valores que inspiraron a los jóvenes que, en otros tiempos mejores, fundaron el partido político que pasó a llamarse Democracia Cristiana", escribió y recordó: "Tuve la fortuna de vivir ese tiempo, en que estos ideales prendieron con entusiasmo en la juventud y tuvo su momento cumbre en el gobierno de Eduardo Frei Montalva, en el que tuvimos mi marido y yo el privilegio de participar".

En diciembre de ese año, volvió a dirigir una carta al director para apoyar a Ricardo Lagos y subrayar el "tremendo error" del PS de no respaldar su candidatura presidencial.

Critica de la izquierda, en 2018 se expresó en torno a la extradición del ex frentista Ricardo Palma Salamanca desde Francia. "Lamento el error del gobierno de no haber pensado a tiempo en la importancia que significaba tener un representante del país que hubiera hecho los acercamientos necesarios para evitar la negativa de extraditar a Palma Salamanca", anotó.

Aunque decía que pertenecía más al siglo XX que al XXI, se unió a Twitter en la década pasada. "El 11 de Sep. es una fecha fatídica y no habrá reconciliación hasta que no haya desaparecido toda la generación que la vivió. La derecha no es capaz de ponerse en el lugar de quien perdió un hijo, un marido o un padre. Eso no se olvida. Sea cual sea la causa que lo permitió", posteó en 2018.

Uno de sus últimos tweets políticos fue de julio del año pasado: "Compadezco a Michelle Bachelet. Le dan palos porque boga y palos porque no boga".

[caption id="attachment_991623" align="aligncenter" width="609"]

En 2011 el Senado bautizó la sala de la Comisión de Relación Exteriores como Gabriel Valdés Subercaseaux. En la foto aparecen Sylvia Soublette y su hijo Juan Gabriel Valdés.[/caption]

"Gabriel no era un luchador"

Tras exiliarse en Estados Unidos primero y en Venezuela después, regresó a Chile a mediados de los 80. Tras el triunfo del NO, Gabriel Valdés comenzó a perfilarse como candidato a la Presidencia de la República. Finalmente el candidato fue Patricio Aylwin y Valdés diría que fue bloqueado. "La verdad es que Gabriel no era un luchador, no era para ponerse a pelear con la gente del partido para conseguir algo para él", dijo Sylvia Soublette a revista Paula.

En aquella entrevista, recuerda que Valdés logró respaldo entre los jóvenes y contaba con apoyo para presidir la DC. "Pero después vino el grupo de Patricio (Aylwin), de Gute (Gutenberg Martínez) y le dijeron que en realidad él a lo mejor podría ser la figura. Porque los chiquillos querían que fuera Presidente de la República. Entonces, Gabriel dijo 'ya, si quieren que lo sea, acepto'. Y personas muy sabias en el partido le dijeron que, si pensaba ir a la presidencia, lo mejor es que dejara la del partido. Él sintió que era lo más de buena fe que había y la presidencia del partido la asumió Patricio, y bueno…", relató. "Después de eso, le hicieron todas las cosas para que no llegara a ser Presidente".

A pesar del episodio que alejó a Valdés de La Moneda, Sylvia Soublette decía que el ex presidente Aylwin "era un hombre que merecía mucho respeto". También, que no albergaba rencores y que sentía "mucha simpatía por la Leonor (la mujer de Patricio Aylwin) y por la Mariana (Aylwin)".

Tras la muerte de Gabriel Valdés en 2011, comenzó a escribir sus memorias, que permanecen inéditas.

Este viernes, a las 12.30, se celebrará una misa en su memoria en la parroquia Santa Elena de Las Condes. Luego, se realizarán sus funerales en el Parque del Recuerdo.

Comenta