Las declaraciones clave en el caso del funcionario judicial de Traiguén que mantenía armamento en su casa y que arriesga 20 años de cárcel

Armas incautadas por Carabineros en el allanamiento en la casa de Pirce.

El caso de Juan Pablo Pirce Valenzuela (40), a quien se le incautaron armas de grueso calibre, municiones de guerra y explosivos, está pronto a llegar a su fin. En manos de la Fiscalía, que esta jornada presentó la acusación y pidió 20 años de cárcel en su contra, hay declaraciones que asoman como piezas clave. Dos de sus amigos relataron todo el procedimiento de las policías, dando cuenta de los insumos encontrados.




El 5 de abril de 2021 había sido una jornada tranquila para Juan Pablo Pirce Valenzuela (40). Hasta ese día se desempeñaba como oficial de sala del Juzgado de Garantía de Traiguén y no había tenido mayores imprevistos. Estaba terminando sus labores y a eso de las 17.00 horas un amigo lo llamó para pedirle que lo ayudara a ir a buscar leña en su camioneta, a lo que accedió. A modo de agradecimiento, se fueron a tomar cervezas a su domicilio. Sobre las 19.30 horas, eso sí, el panorama cambió de forma drástica: efectivos del OS-7 de Carabineros comenzaron a llamar a la puerta. Una denuncia anónima tenía a los policías en ese lugar, en el llamado telefónico decían que ahí dentro había droga. Le preguntaron si podían ingresar. Les dijo que no, que sólo si tenían una orden judicial. Ante la negativa, se tramitó una entrada y registro y se procedió a allanar el inmueble. ¿El resultado? La incautación de un número importante de armas de grueso calibre, municiones de guerra y explosivos.

Este martes se presentó la acusación con la que la Fiscalía Regional de La Araucanía lo llevará a juicio oral por cinco delitos ligados a infracciones a la Ley de Armas, por los cuales en total solicitó 20 años de cárcel. En el marco del cierre de este caso que impactó al Poder Judicial, La Tercera PM reconstruye parte importante de las piezas judiciales que llevaron al Ministerio Público a convencerse de la autoría de Pirce en los hechos y descartar el supuesto “montaje” policial que su abogado intentó levantar como defensa durante el proceso.

En el expediente constan las declaraciones de Nelson France y Lucca Fulgeri, los amigos que estaban junto al funcionario judicial al momento del procedimiento, testimonios que para el ente perseguidor resultaron ser claves. Ellos aseguraron a la Fiscalía que a la llegada de la policía Pirce se puso nervioso. Según la versión de ambos comenzó a recorrer sin descanso la vivienda, manteniendo contacto telefónico en todo momento con su abogado, mientras los carabineros esperaban que se tramitara la orden de allanamiento.

“Escuché cuando un policía le grita a Juan Pablo que dejara de tirar cosas hacia atrás. En ese momento no estaba con nosotros en el living y le gritaron hacia el patio yo presumo que él estaba en el patio”, comentó Fulgeri. Asimismo, relató que durante las casi dos horas que estuvieron al interior de la casa, vio al hombre “muy ansioso”, pero que no le quiso preguntar nada. “En ese momento pensaba que si yo preguntaba algo podía ser peor para mí”, sinceró.

Este episodio es importante porque al momento de ingresar a su patio, según el parte policial, el imputado estaba intentando deshacerse de las armas y municiones hacia las casas colindantes. Una de ellas de propiedad de Guillermo Pirce, ex miembro de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) y ex gobernador de Malleco.

El amigo del imputado, además, recuerda que este entró a todas las piezas mientras carabineros estaba afuera: “yo lo vi entrar a su pieza mientras hablaba por teléfono. Escuché que caminaba, daba vueltas por la casa, abría puertas y cerraba puertas, que salía hacia el patio”.

Una vez que Carabineros logró la autorización judicial para ingresar, Fulgeri sostiene que los funcionarios policiales los dejaron sentados en el sillón, mientras estos “fueron a la parte de atrás de la casa, luego volvieron con un revólver y le hicieron preguntas a Juan Pablo, de dónde la había sacado, que por qué tenía el número de serie borrado y él dijo que era una reliquia”. Luego de eso, agregó: “frente a mis ojos los policías abrieron una mochila y encontraron un calcetín con municiones y también una caja de clonazepam”. Esa mochila, según él, estaba en el sillón desde antes que llegara la policía. “Yo escuché cuando el policía le preguntó si la mochila era de él, respondiendo que sí”, dijo.

De igual forma, advirtió que durante el procedimiento un funcionario que había salido desde un dormitorio “abrió un banano frente a nosotros y tenía municiones, parece que las contaron”. Dado que durante el proceso se ha especulado respecto de un eventual montaje, también se le preguntó al testigo si vio indicios de estos, a lo que respondió: “la policía no entró con mochilas a la casa ni bolsos. Casi al final, cuando ya habían encontrado las armas y las municiones, la policía juntó o recolectó sobre la mesa del comedor varias cosas”.

“Vi salir a la policía con dos mochilas, una grande y la que estaba en el living, un bolso, y dos armas, además municiones que estaban en la mochila y las municiones del banano”, sentenció al cierre de su declaración.

En el caso de la declaración prestada por el otro de sus amigos presentes Nelson France destaca que también hizo presente que, previo al ingreso de los funcionarios, Pirce se mantuvo recorriendo la casa, saliendo y entrando desde el patio. Igualmente, sostuvo que durante el procedimiento, “las cosas que Carabineros iba sacando cuando revisaba la casa las llevaba a la mesa que está en el comedor, ahí iban juntando cosas, pero estaban lejos yo no la alcanzaba a ver”.

Material bélico

Tras las múltiples diligencias realizadas, el fiscal de Alta Complejidad Héctor Leiva presentó acusación contra Juan Pablo Pirce Valenzuela ante el Juzgado de Garantía de Traiguén, el mismo lugar que durante años fue su domicilio laboral y que por lo mismo varios jueces han debido inhabilitarse del caso por la estrecha amistad.

En el documento se detalla que por el delito de tenencia ilegal de armas de fuego convencional, se piden 3 años y 1 día de presidio; por tenencia ilegal de armas de fuego prohibidas, 5 años y 1 día; por tenencia ilegal de armas que constituyen material de uso bélico, 5 años y 1 día; por tenencia ilegal de municiones, 3años y 1 día; y por tenencia de artefactos explosivos, 4 años de presidio.

En suma, desde el domicilio de Pierce y el colindante, que es de propiedad de su padre, se incautaron: Un rifle, un fusil, un revolver, una pistola, un artefacto explosivo de fabricación artesanal denominado Niple con artificio de propagación de esquirlas, una bolsa de nylon tipo ziploc contenedora de Trinitrotolueno, municiones conocida comúnmente como TNT, 2 gramos de cannabis sativa y diferentes tipos de cartuchos.

Además, al interior de una dependencia del domicilio el imputado poseía artificios de propagación de esquirlas, que fueron armados por el imputado, consistentes en Niples reforzados con elementos para producir metralla y elementos de detonación de explosivos de fabricación artesanal. En un refrigerador en desuso, además, se encontró un bolso tipo militar que contenía dos cargadores de fusil con un total de 39 cartuchos. En la parte posterior de una caja de madera ubicada en la bodega, también se halló una ametralladora convencional con dos cargadores que en su interior mantenían 57 cartuchos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.