Las gestiones de Claudio Orrego para salvar Lollapalooza: “Descontinuarlo sería una pésima noticia para la ciudad”

Foto: Agencia Uno

En los últimos días y ante la votación clave de esta tarde en el concejo municipal, el Gobernador de la Región Metropolitana ha sostenido conversaciones con la productora Lotus, la alcaldesa Irací Hassler (PC) e incluso con algunos artistas, oficiando como una especie de mediador entre las partes e intentando acercar posiciones. Su objetivo, dice, es que los argumentos de los vecinos sean escuchados pero que esto no signifique cancelar el festival del Parque O'Higgins. "Exigir que las cosas se hagan bien no es lo mismo que prohibirlas", explica a La Tercera PM.




Esta tarde, en la Municipalidad de de Santiago, el concejo municipal de la comuna sostendrá una reunión que resultará clave para el destino inmediato del festival Lollapalooza, para la industria de la música chilena y que también podría marcar la relación a futuro entre los artistas nacionales y las autoridades de la comuna.

A eso de las 15.00 horas, los diez concejales y concejalas de Santiago junto a la alcaldesa Irací Hassler (PC) participarán de la sesión en la que el concejo resolverá si la comuna arrendará finalmente -o no- el Parque O’Higgins a la productora Lotus, los organizadores de la versión chilena del megaevento musical, que anunció para marzo la postergada décima edición de la cita con una programación que incluiría a Foo Fighters, Miley Cyrus y The Strokes entre otras decenas de nombres.

Es, finalmente, el único aspecto que falta por cuadrar a la organización del espectáculo, que pese a que admite haber tenido reuniones provechosas con la recién asumida jefe comunal en los últimos meses, enfrenta el rechazo de ocho concejalas, que en una carta pública y en un encuentro el pasado domingo manifestaron su negativa a la realización del evento en el predio por el supuesto daño que este generaría al recinto, a sus áreas verdes y a la tranquilidad de los vecinos.

En medio de este conflicto, al que también se han sumado músicos locales -que han salido a apoyar al festival como eje de reactivación del sector artístico- y otras organizaciones de vecinos del barrio Rondizzoni que rechazan el evento, quien ha jugado un rol importante como mediador entre las partes involucradas ha sido el actual Gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, quien durante los últimos días ha conversado del tema tanto con los promotores del festival como también con la alcaldesa Hassler, intentando acercar posiciones y destrabar la situación.

Foto: Leonardo Rubilar/Agencia Uno

Para Orrego, el tema no le es ajeno, ya que durante sus cuatro años a la cabeza de la Intendencia Metropolitana (2014-2018) apoyó, aprobó permisos e incluso asistió y supervisó diversas versiones del festival de música en el Parque O’Higgins, al tiempo que promovió con fuerza otros eventos de carácter internacional que se desarrollaron o coordinaron en ese recinto y en otros polos de la comuna durante su gestión, como la Maratón de Santiago, los Panamericanos y la Fórmula E.

“Exigir que las cosas se hagan bien no es lo mismo que prohibirlas”, dice a La Tercera PM el gobernador regional, quien confirma que además de la producción y la alcaldesa también ha hablado de este tema con artistas, “siempre en un sentido de generar el mayor bien posible, es decir, que se realice este tremendo evento artístico, que ya es parte del sello de la ciudad de Santiago, no solamente de la comuna”, explica.

En ese sentido, Orrego destaca que “se la jugará” por la continuidad de Lollapalooza en la comuna capital, pero que no quiere desoír los argumentos de concejalas y vecinos. “Todo lo que tenga que ver con cuidados del parque, con seguridad, son temas que nosotros como gobierno regional siempre vamos a apoyar, en la medida que no signifique perder este evento, que es importante, es parte de la imagen que la ciudad va proyectando en el contexto internacional y también es importante para el consumo local, en tiempos que en el estado anímico de nuestros habitantes es bajo. Es súper importante que se hagan este tipo de eventos, y muchos más, deportivos, culturales, tanto pagados como gratuitos”, señala.

Foto: REUTERS

Entre los puntos que lo llevaron a apoyar la realización de espectáculo, la autoridad regional destaca también que “una de las cosas que tengo entendido es que la Fundación de los productores (fundación Lotus) está proponiendo que en el marco de la preparación de Lollapalooza se realicen distintos conciertos gratuitos en distintas comunas de Santiago, lo que me parece excelente también”.

“Siempre he creído que el diálogo es importante y lo que le he hecho ver a ambas partes es que para nosotros como gobierno regional es muy importante que se realice este evento, que no solo genera empleo sino que es parte del sello de la ciudad, es un espacio artístico cultural que le hace bien al alma de la ciudad, y también como fuente laboral para los artistas, que han estado encerrados durante tanto tiempo”, añade.

“Todos estos factores hacen que yo me la juegue porque se haga, pero también entiendo que pueden haber preocupaciones válidas de parte de la comunidad. Y uno puede plantearles estas condiciones a la producción, que las tomen en cuenta, que es muy distinto a decirles que no y que no se puede realizar en ningún lugar”.

El diálogo “respetuoso y franco” con Hassler

A la espera de la votación de esta tarde que definirá el futuro inmediato del espectáculo, las gestiones de la productora a cargo del evento han sido intensas durante los últimos días. Además de congregar a diversos artistas y recibir cartas de apoyo de grupos y solistas nacionales -como Beto Cuevas, Quilapayún, Los Jaivas y Javiera Parra, entre otros-, han intentado acercarse a algunas de las concejalas de Santiago que ven con malos ojos el impacto de Lollapalooza en el parque y la comunidad.

En ese sentido, una votación desfavorable para la empresa esta tarde obligaría a Lotus a buscar un nuevo recinto para su edición 2022, aunque el tiempo en contra lo hace prácticamente inviable para llegar a la fecha de marzo.

Orrego lo confirma: “Los organizadores nos han dicho que ante la posibilidad de buscar un recinto alternativo, ellos lamentablemente no podrían por lo encima que está la fecha. Eso también se lo planteé a la alcaldesa, diciendo que si este va a ser el último año (de Lollapalooza en el parque O’Higgins), que así sea y después buscaremos un nuevo lugar entre todos para organizar este evento para 2023. Pero descontinuar un evento cultural y artístico tan importante para Chile y la región sería una pésima noticia para la ciudad”.

FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

¿Qué respondió Hassler a los puntos expuestos por el gobernador? “La alcaldesa me ha dicho tres cosas”, cuenta él mismo. “Una es que obviamente ella quiere que el tema se discuta de forma democrática en el concejo, lo que me parece válido por supuesto. Dos, que los organizadores han tenido distintas conversaciones con sus concejales y que ella también los recibió, para escuchar sus puntos de vista. Y tres, que llegado el momento ella también va a plantear su punto de vista. Yo al menos cumplí con mi deber como gobernador de decirle que es muy importante que esto se mantenga, sin perjuicio de las exigencias que se le puede hacer a los organizadores”, comenta.

En cuanto a su relación con la jefa comunal comunista y al posible entendimiento que pueda surgir en este tema y en otros entre dos autoridades de visiones políticas distintas, el gobernador asegura que “para hacer ciudad nadie sobra”. “Nosotros podemos tener y hemos tenido visiones distintas de algunos temas, pero creo que parte de mi deber como gobernador es mantener un diálogo fluido con todos los alcaldes y alcaldesas. O sea, el otro día tuvimos diferencias respecto al tema del comercio ambulante, pero al otro día estábamos sentados discutiendo con alcaldesas tan distintas como Evelyn Matthei y ella. Porque para hacer ciudad nadie sobra”, explica.

“Yo con ella (Hassler) he tratado de tener un diálogo fluido, muy respetuoso, franco cuando tenemos diferencias, y en este punto algunas de las cosas que me planteó me parecieron súper válidas, pero ojalá esto se traduzca en que se rechace el permiso. Sino más bien en renegociar las condiciones y que se haga Lollapalooza”, cierra.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.