Leonardo Sbaraglia llega por partida doble al público chileno: “Uno sigue deseando que las películas se vean en el cine”

El aclamado actor argentino, protagonista de Relatos salvajes y Dolor y gloria, estrena este jueves en las salas de cine chilenas Errante corazón, un crudo relato de un hombre maduro que intenta poner en orden su vida y sus emociones. A esa cinta, disponible también en HBO Max, Sbaraglia sumará a fin de mes Maradona: sueño bendito, serie sobre el fallecido ídolo del fútbol que se verá por Amazon Prime Video. "La historia de Diego tiene mucho de épica, al margen de todos los matices que uno pueda observar", dice a La Tercera PM.




Santiago está solo, despechado, peleado con su hija adolescente y tratando de encontrar compañía en aventuras amorosas de una noche con otros hombres. Pese a los golpes de aquella tumultuosa vida, no parece querer abandonar la fogosa senda de la bohemia. Mal que mal, supone una fuente de combustible en su búsqueda implacable del amor.

Se trata de la sinopsis de la nueva cinta argentina Errante corazón, que se estrena este jueves en salas nacionales y que pone nuevamente en la pantalla grande al actor argentino Leonardo Sbaraglia (51), uno de los artistas más aclamados y cotizados de Latinoamérica.

Reconocido por su trabajo en películas como Relatos salvajes (2014) o Dolor y gloria (2019), el intérprete se reencuentra hoy con un papel grabado antes de la pandemia y que se aplazó lo suficiente como para llegar a las deseadas funciones presenciales.

“Lo leí, me emocionó muchísimo y me pareció un guión en carne viva. Uno que habla de la desazón, del vacío, del dolor, de la ternura, de la pasión, de la inestabilidad y del amor”, cuenta Sbaraglia en una videollamada con La Tercera PM.

“Es una película, por sobre todas las cosas, que transmite esa sensación de estar en carne viva frente a la vida y eventualmente animarse a enfrentarse con algunas cosas que son difíciles. Creo que el tema principal es eso: toda la lucha del personaje que en ningún momento puede asumir ese dolor tan profundo, ese vacío tan grande y tan inexplicable que tiene dentro de su pecho”, detalla.

El drama, grabado en poco más de cuatro semanas en locaciones entre Argentina y Brasil, es la segunda cinta del director Leonardo Brzezicki.

Sin estar exento del golpe pandémico, el proyecto también ha servido para reanimar a la industria cinematográfica argentina, una de las más destacadas de esta parte del continente y caracterizada por exportar un buen número de producciones de ficción notables.

¿Qué pasa hoy con eso? Sbaraglia lo aclara: “Es un momento donde estamos un poco detenidos, pero no sé bien si es por la pandemia, por las plataformas o por la crisis que está viviendo también el sector”.

“La sensación muy personal que tengo yo como hacedor, es que en los últimos años hemos estado así y la pandemia por supuesto es gran parte de ese asunto. Antes había algunas cosas aisladas, algunas películas que a mí me entusiasmaron mucho hace algunos años, como Rojo (2018). Pero bueno, hace mucho que no hay una película argentina que diga ‘uy’ (...) estamos un poco estancados creativamente o al menos con menos conexión”, admite.

Leonardo Sbaraglia y Miranda de la Serna.

Claro que pese al estreno con el que hoy resuena y que buscó la presencialidad en salas, este tuvo una distribución un poco más rupturista. Tal vez adecuándose a los tiempos modernos, la cinta llegó primero a HBO Max el pasado sábado 9, donde está disponible actualmente para los usuarios chilenos de dicho servicio.

Y si bien el ganador del Goya admite que no entiende muy bien aquella “ecuación” de difusión, no ve con malos ojos la irrupción del streaming en el panorama del entretenimiento mundial. “Es raro. Pero, esperemos que eso ayude a que la película se vea en todas partes del mundo. Creo que esa es un poquito la parte tan positiva”, comenta.

“Me parece que es un medio más, unas características que están apareciendo, con un montón de alternativas de trabajo para mucha más gente del sector, tanto actores o técnicos. Se está rodando mucho, para muchas plataformas que necesitan de ese contenido. Creo que es bueno, aunque es delicado el equilibrio”.

Sobre el mismo tema, agrega: “Por otro lado, uno sigue queriendo y deseando que las películas se vean en el cine. A mí me encantaría que esta película se vea en el cine”, continúa. “Yo hice otra hace un tiempo atrás que fue Hoy se arregla el mundo de Ariel Winograd y que todavía no se ha estrenado porque se está esperando la alternativa cinematográfica, la alternativa de pasarse en las salas”.

“Antes era canal 13, canal 11 y canal 7, ahora es cambiar de Amazon a HBO y luego a Netflix. Me parece que es un poco así, está cambiando la manera. Lo que pasaba en la televisión abierta ahora está pasando a través de la plataformas. Ha ido virando, se ha ido desplazando hacia ese lado la producción y lo festejo y celebro”, complementa.

Ahora bien, en medio de aquella batahola de contenido nuevo alojado en servicios digitales, el intérprete repara en algo. “Creo que hay que tener el mismo cuidado que se ha tenido toda la vida: cuidar la calidad, cuidar los guiones y seguir preservando a los autores. Me parece que esto es lo más importante también. Que se siga preservando la posibilidad de la irreverencia dentro de la creación. Esa sería la advertencia”.

Vida y pasión argentina

Tras el estreno de Errante corazón en salas nacionales, al actor se le podrá ver también en su siguiente proyecto. Uno que según el cronograma llega el 29 de octubre a Amazon Prime Video bajo el nombre de Maradona: sueño bendito. Una esperada serie que sigue a la fallecida leyenda del fútbol desde los albores de su carrera, en Villa Fiorito, hasta su consagración en las canchas más importantes del mundo.

“La sensación que me da es que va a ser lo que la gente está esperando”, puntualiza Sbaraglia tras rememorar los capítulos que ha podido ver y donde interpreta a Guillermo Coppola, el recordado representante del deportista en sus últimos años.

“Creo que se ha hecho algo con muchísimo amor, con muchísima dedicación, con muchísimo dinero, pero por sobre todo, con muchísima pasión”, asegura.

“A veces las pasiones argentinas son muy argentinas, no se entienden muy claramente en Chile, Uruguay o en España”, aclara entre risas. “Las personas involucradas lo han dado todo y en los guiones se ha conseguido tener una historia que tiene cierta épica. La propia historia de Diego tiene mucho de épica, al margen de todos los matices que uno pueda analizar u observar, que son muchos. Creo que la serie va a dar mucho de sí y que va a ser un grandísimo éxito”, remata.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.