Leonardo Valencia se querella contra su expareja por calumnias con publicidad

Leonardo Valencia, con la camiseta de Colo Colo en la visita a Audax, en febrero pasado.

El volante de Colo Colo, acusado de violencia intrafamiliar y económica, pide tres años de reclusión menor en su grado medio para la madre de sus hijos, quien lo culpó en una publicación de la muerte de su cuñado. Su abogado es José Pablo Forteza, quien representó a Sergio Jadue ante la justicia chilena.




En las últimas semanas, Leonardo Valencia ha hecho noticia por las acusaciones de su expareja Valeria Pérez, quien lo denunció en sus redes sociales por el no pago de pensión alimenticia, además de revelar una serie de episodios de violencia intrafamiliar. El futbolista de Colo Colo actualmente tiene una orden de alejamiento emitida por el Juzgado de Familia de San Bernardo y ratificada por el Juzgado de Garantía de la misma comuna.

Dentro de las publicaciones que hizo la madre de los tres hijos del volante, se encuentra una que realizó hace algunas semanas, por las que tomó acciones legales y presentó el 28 de julio pasado una querella por calumnias con publicidad en el mismo Juzgado de Garantía de San Bernardo. Se trata de una de historia de Instagram, en la que la mujer lo acusa de ser responsable de la muerte de su cuñado. “No me das ni un peso para tus hijos y aparte me haces eso, asesino del Diego Troncoso. Cuenta la verdad por que (sic) no se murió donde tu hermano”, escribió.

La representación del jugador en este nuevo litigio la tomó el abogado José Pablo Forteza, quien defendió a Sergio Jadue ante la justicia chilena y ayudó al calerano a preparar su desembarco en Estados Unidos, donde actualmente se le investiga por diversos casos de corrupción. Actualmente representa al exsecretario general de la ANFP Nibaldo Jaque en una investigación por presunta estafa en contra del empresario Gabriel Massuh.

La historia de Instagram en la que Valeria Pérez acusa a Valencia de la muerte de su cuñado.

En este recurso, se expresa que el fallecido era el cónyuge de Sandra Cortés Rossel, hermana del mediocampista, quien perdió la vida el 2 de enero de 2019 en el Hospital de Peñaflor, producto de una “asfixia por cuerpo extraño laríngeo”, según señala el certificado emitido por el Registro Civil y al cual se hace alusión en esta acción.

“La falsedad de la aseveración de la querellada Valeria Pérez Silva queda de manifiesto toda vez que la muerte de don Diego Troncoso León fue objeto de investigación desformalizada por parte de la Fiscalía Local de Talagante (...) y estuvo a cargo de la fiscal adjunta de dicha repartición doña Roxana Fernández Cisternas, quien con fecha 5 de diciembre de 2019 y una vez agotada la investigación por parte del Ministerio Público solicitó al Juzgado de Garantía de Talagante se aprobara la decisión del Ministerio Público de no iniciar investigación en los hechos denunciados, en los cuales mi representado Leonardo Felipe Valencia Rossel tenía la calidad de denunciante, no serían constitutivos de delito toda vez “los hechos relatados a juicio de esa fiscalía no son constitutivos de delito toda vez que Diego Octavio Troncoso León ya individualizado falleció por “ASFIXIA POR CUERPO EXTRAÑO LARÍNGEO”, encontrándose contenido alimentario solido sobre la glotis, según se desprende del informe pericial de autopsia (...) de fecha 26 de febrero de 2019, evacuado por el médico legista Dr. Jorge Bezama Murray del Servicio Médico Legal de Melipilla y del certificado de defunción correspondiente. Asimismo, el informe policial (...) de la Brigada de Homicidios Metropolitana de fecha 24 de enero de 2019, no atribuye participación de terceros en el deceso de la víctima”, señala la querella.

En ese sentido, la causa fue sobreseída el 14 de mayo por el Juzgado de Garantía de Talagante, lo que, según Valencia y su abogado, ratifica la condición de calumnia. “Se solicita se imponga a la querellada la pena de tres años de reclusión menor en su grado medio, multa de veinte unidades tributarias mensuales, como asimismo a la publicación a su costa de la sentencia condenatoria que sobre este proceso recaiga, como autora del delito de calumnias proferidas por escrito y con publicidad cometidas en contra de mi representado don Leonardo Felipe Valencia Rossel, estando el delito en estado de consumado y teniendo la querellada la calidad de autora”, precisa la acción legal.

El documento de 12 páginas también hace un repaso de la relación de Valencia y Pérez, en la que hace una cronología. Señala que hubo un distanciamiento de ambos entre diciembre de 2013 y julio de 2014, para retomar el vínculo hasta marzo de este año, fecha en la que el jugador abandonó el hogar que compartían en Calera de Tango. “A raíz de esta situación se intentó por parte de mi representado y con la intervención del suscrito, intentar llegar a un acuerdo extrajudicial en cuanto a acordar de mutuo acuerdo tanto a la pensión alimenticia respecto de los hijos en común (cabe destacar que Leonardo y Valeria nunca contrajeron matrimonio), como así también respecto de la relación directa y regular de Leonardo con sus tres hijos. Lamentablemente y no obstante las numerosas ofertas realizadas por esta parte a través de su abogado dichas negociaciones no llegaron a puerto”, explica.

La misma querella detalla que en una primera instancia, a Valencia se le calculó una deuda de $ 33 millones por pensión de alimentos desde 2014, razón por la que se le retuvieron $ 24 millones de su cuenta corriente. No obstante, su defensa argumentó que solo estuvieron separados siete meses, lo que fue acogido por el Juzgado de Familia de Talagante. El tribunal ordenó la devolución del dinero retenido y recalculó la deuda, fijándola en $ 699.980. Según el abogado, esta sería la razón por la que Valeria Pérez realizó esta serie de publicaciones. Todo está en manos de la Justicia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.