“Lo que pasó, pasó”: el round entre el gobierno y productora Bizarro por el descontrol en el primer concierto de Daddy Yankee en Chile

El primero de los tres conciertos que brindará por estos días el puertorriqueño en el coloso de Ñuñoa estuvo marcado por problemas con las medidas de seguridad. Si bien inicialmente la delegada Constanza Martínez, la alcaldesa Emilia Ríos y Carabineros habían inspeccionado las instalaciones y habían garantizado un espectáculo sin contratiempos durante la noche se produjeron una serie de incidentes y 4 mil personas irrumpieron en el recinto desbordando el aforo. Se anunciaron multas, acciones legales y una serie de nuevas medidas a fin de impedir que la situación se repita de cara a las dos presentaciones restantes.


Al menos cuatro mil personas vulneraron los controles de acceso, hubo lesionados, tres detenidos y cientos de fanáticos que quedaron con la entrada en la mano y no pudieron ingresar al concierto. Ese fue parte del saldo que dejó la primera de tres presentaciones que tiene Daddy Yankee en el Estadio Nacional esta semana, pues aunque autoridades y la productora Bizarro, a cargo del evento, insistieron en que estaban desde hace al menos dos meses preparando las condiciones para los shows del puertorriqueño, las medidas de seguridad dispuestas no fueron suficientes. Un día después, las recriminaciones fueron cruzadas, originándose una pugna entre el Gobierno y la empresa que trajo al “Big boss” en su gira de despedida.

Poco sirvieron los más de 450 guardias de seguridad que Bizarro dijo haber contratado para la vigilancia al interior del coloso de Ñuñoa, o los 250 efectivos de Carabineros que estabas desplegados en el perímetro del recinto, ya que tres horas después de que se abrieron las puertas, a eso de las 19.00 horas, se comenzaron a reportar graves incidentes, razón por la cual el acceso al estadio por Avenida Grecia se mantuvo cerrado por varios minutos. En esos momentos, como los mismos organizadores reportaron, una turba comenzó a agredir a validadores y a parte del equipo de seguridad, intentando vulnerar los controles e ingresar a la fuerza. Lo mismo se repitió más tarde en el acceso de calle Pedro de Valdivia, por donde cientos de sujetos lograron acceder, dejando a su paso gente en el suelo, vallas papales derribadas y rejas rotas.

Pero eso no fue todo, puesto que una vez adentro, varios de los asistentes que estaban en galería no titubearon en saltar las rejas de separación para así llegar a cancha general y luego al sector vip. Es más, algunos relataban en redes sociales que se toparon a varios “fanáticos” que se jactaban de haber presenciado el concierto desde las locaciones más exclusivas sin haber pagado ni un sólo peso.

¿Quién asume las responsabilidades? Hasta ahora ha sido un abierta dispuesta entre el gobierno y Bizarro. De hecho, conocidos los primeros incidentes, el subsecretario de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, no tardó en culpar a la organización y sostuvo: “Tenemos que evaluar si quien organizó el evento cumplió con lo que tenía que cumplir, pero claramente las imágenes que hemos visto en estos minutos hablan de que hay una incapacidad de quien están organizando este evento para garantizar que las personas puedan acudir en paz y tranquilidad”.

Acto seguido se sumó la delegada presidencial Constanza Martínez, quien la mañana de este miércoles, tras reunirse con Carabineros, cuestionó en duros términos el trabajo de Bizarro, a pesar de que hasta el mediodía de ayer martes 27 daba su visto bueno respecto del cumplimiento de las medidas y protocolos de seguridad. Incluso realizó un Reel en Instagram en el que se aseguraba que todo estaba listo para recibir a quien es considerado el principal referente del reggaeton. Aquello le costó varios cuestionamientos, entre ellos los del gobernador regional Claudio Orrego, quien deslizó que la inexperiencia en organización de maga eventos pasa la cuenta.

“Se creyó que concierto de Daddy Yankee era un partido de baja convocatoria y este evento tiene magnitud de súperclásico. Las medidas de seguridad para un evento de 60 mil personas requieren de medidas extraordinarias”, aseguró Orrego en el matinal de Mega.

“Yo creo que le cabe toda la responsabilidad a la productora de poder dar todas las garantías para que no podamos tener un evento que es de carácter más grave de lo que pasó ayer”, manifestó durante esta jornada Martínez, agregando que “este tipo de eventos masivos son eventos de carácter privado. Nosotros como gobierno establecemos todas las coordinaciones previas, para que este tipo de eventos se pueda realizar de la manera más segura y tranquila posible”.

Dicha postura ciertamente no cayó nada de bien en la empresa organizadora, entidad que en primera instancia divulgó un comunicado en que se desligaban de los incidentes. “No existe ninguna incapacidad de quien está organizando, sino más bien de quienes son responsables de lo que sucede con los delitos en las calles y alrededores de los recintos donde éstos se desarrollan”, declararon.

Cierres perimetrales y el doble de Carabineros

Sin acuerdo sobre eventuales culpabilidades y con aún dos conciertos del “big boss” que garantizar, representantes de ambas entidades se sentaron a la mesa este miércoles 28 concordando una serie de medidas.

Por su parte, la delegada anunció que para la tarde de este miércoles se dispondrán cierres perimetrales previos para así controlar en dos etapas a asistentes con entradas, se aumentará la cantidad de validadores y se va a duplicar el contingente de Carabineros. Asimismo, explicó que para evitar que ocurran nuevamente los orquestados “reventones” -que implica la presión de grupos que fuerzan su entrada a recintos- dispondrán “colchones de seguridad”, una táctica que incluye dejar espacios vacíos.

Así, ratificó que la autorización para el evento se mantendrá “en la medida de que se cumplan estas medidas y las exigencias planteadas a la productora”. Eso sí, insistió en que se van a desarrollar las investigaciones pertinentes para así fijar las responsabilidades que correspondan.

Por su parte, el director de Bizarro, Alfredo Alonso, recalcó que “este es un evento en el que no se improvisó nada, en el que se trabajó mucho. La gente tiene que tener súper claro que las responsabilidades de la productora son -como se podría decir- de la reja hacia adentro”.

En ese sentido, también adelantó que se van a querellar contra lo que definió como grupos organizados que se concertaron para vulnerar la seguridad del lugar, ya que alertaron que previamente y utilizando redes sociales, fanáticos se organizaron para generar incidentes.

“Aquí hubo tres o cuatro grupos organizados, que tenemos su nombres, y estamos poniendo los datos en manos de las autoridades. Empezaron a organizar estos reventones, son grupos grandes, cerca de 1.500 personas que hicieron esto de forma coordinada para tratar de romper, entrar y hacer el daño que se quiso hacer”, sostuvo.

“Esperamos que se suspendan”

Pese a las disposiciones anunciadas, la alcaldesa de Ñuñoa, Emilia Ríos, fue un paso más allá y anunció la presentación de un recurso de protección con orden de no innovar para impedir que las dos próximas presentaciones de Daddy Yankee se materialicen, dado que a su juicio no están las condiciones de seguridad para la realización de las mismas.

“A partir de los graves incidentes ocurridos ayer en el Estadio Nacional, como municipalidad hemos decidido presentar un recurso de protección contra la organización del evento y quienes resulten responsables por la ausencia absoluta de seguridad tanto para los asistentes como para vecinos y vecinas que viven en los alrededores. Esperamos que se haga efectiva la orden de no innovar y que con esto se suspendan los eventos hasta que no logremos asegurar los máximos estándares de seguridad”, manifestó la autoridad.

Asimismo, agregó que si bien el municipio no administra el recinto, “desde el primer momento hemos puesto a disposición los recursos municipales y nuestras coordinaciones para exigir estándares y contribuir a esta tarea. Queremos que el Estadio siga siendo el importante centro de reunión y actividades que ha sido siempre. Pero para eso necesitamos redoblar esfuerzos y todas las autoridades debemos trabajar en conjunto para asegurar los mayores estándares seguridad para todos quienes participan de los eventos y quienes son parte del barrio”.

Sin embargo, como hasta el cierre de esta edición el anunciado recurso no se había presentado, fuentes al interior de tribunales comentaron que sería difícil que se pudiera analizar antes del término de las presentaciones del artista en Chile.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.