“Mendoexit”: Mendocinos reavivan campaña para “independizarse” de Argentina

Una vista de las calles turísticas de Mendoza, Argentina.

Después que el exgobernador de la provincia comentó la idea separatista, las redes sociales recordaron la iniciativa que surgió el año pasado tras la victoria de Alberto Fernández. Sin embargo, los expertos aseguran que desde lo constitucional es "imposible" y que si se va más allá podría desencadenar una intervención.




No es una idea nueva, pero en las últimas horas ha tomado fuerza, al menos a nivel de redes sociales. El denominado “Mendoexit”, en referencia al Brexit -la salida de Reino Unido de la Unión Europea- pide estudiar la posible “independencia” de la provincia de Mendoza del resto de Argentina ya que los locales acusan una serie de problemas que se han agudizado por la pandemia del Covid-19, dejando la posibilidad de separación como la única vía de escape a los problemas del país.

Vista nocturna del sector céntrico de Mendoza.

Según el diario argentino La Nación, la primera vez que se escuchó en tono de broma la posibilidad fue después de la victoria de Alberto Fernández en las elecciones y después de que asumió la Presidencia en diciembre pasado.

Sin embargo, la propuesta no había tenido mayor impacto hasta ayer cuando el exgobernador de esa provincia y actual diputado nacional, Alfredo Cornejo, señaló en una entrevista radial que “Mendoza tiene todo para vivir como un país independiente. Hay que empezar a pensarlo seriamente”.

Desde ese instante las publicaciones en las redes sociales aumentaron, señalando las virtudes que les permitirían ser independientes. Así, algunos usuarios compartieron fotos de lo que verían como el “Pasaporte Mendocino”. En su mayoría, los comentarios apuntan a la necesidad de una “autonomía regional” debido a que las políticas de los gobiernos nacionales generan una iniquidad.

Cornejo apuntó en sus declaraciones que la campaña para independizarse de Argentina, entre otras cosas, se debe a un conflicto que mantienen por la construcción de una central hidroeléctrica en Portezuelo del Viento.

En esa línea el congresista señaló que la Casa Rosada está “perjudicando” las posibilidad de Mendoza por la planta, al pedir que las provincias vecinas se adhieran a la solicitud de realizar un estudio ambiental antes de continuar con el proceso lo que finalmente podría frenar la obra.

“El problema es político. El gobierno tiene el objetivo de perjudicar a Mendoza. No hay otra lectura que esa (...) La verdad que no me gusta separarnos de la nación pero ellos están obligando a Mendoza a autoafirmarse en sus propios valores e identidades”.

Alfredo Cornejo, exgobernador de Mendoza y actual diputado nacional

Además, la molestia aumentó después que se dio a conocer que Mendoza será la segunda provincia que menos recursos recibirá de parte del gobierno nacional para enfrentar la crisis sanitaria y económica que mantiene la pandemia, que asciende a alrededor de US$ 27 millones, cuando inicialmente esperaban contar con casi el doble.

Justamente la asistencia financiera en medio de la pandemia reabrió el debate la semana pasada cuando se dio a conocer los montos que se entregarían al país en el marco del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

A pesar de asegurar que “Mendoza tiene todo para vivir como un país independiente”, el propio Cornejo admitió que no es una posibilidad actual, sino con la mirada puesta en el futuro, ya que en la actualidad a Mendoza “lo perjudica en la calificación de riesgo, en el acceso de crédito internacional, para traer inversiones y otros”.

Para Clarín, el surgimiento de “Mendoexit” salió de un grupo de tuiteros simpatizantes de la Unión Cívica Radical (UCR) y Propuesta Republicana (PRO) que desde hace un año, cuando en Mendoza ganó el radical Rodolfo Suarez como gobernador y volvió el kirchnerismo a la Casa Rosada, están promoviendo la separación que en lo constitucional es “imposible”.

El mismo medio sostiene que entre los que abogan por el separatismo mendocino aparece Hugo Laricchia, un militante antikirchnerista que asegura ser el primero en utilizar el término en 2016 y que buscan no tener que depender de Buenos Aires.

Paso peatonal en Mendoza.

Expertos juristas han señalado que si Mendoza quisiese avanzar en la idea, el gobierno nacional podría intervenir la provincia ya que en un país “federal no hay opción para que los estados partes puedan plantear la secesión”. Lo que sí podrían hacer sería exigir una “mayor autonomía provincial” en temas económicos para recuperar sus recursos, pero no podría escalar más allá.

Lo cierto es que al cumplirse seis meses de la gestión de Fernández, las diferencias entre la Casa Rosada y algunas provincias se hacen cada vez más notorias, pero hasta el momento el mandatario no ha comentado el “Mendoexit”.

Comenta