Morales vs. Chahuán: las razones tras un duelo de fiscales (y el factor caso Basura)

La última semana ha sido más que compleja para el fiscal José Morales, porque luego de que el gobierno confirmara que es la carta para presidir el Ministerio Público, publicaciones que evidenciaron reproches en su contra aumentaron. De hecho, tras su exposición ante la Comisión del Constitución del Senado, quien lideró la fiscalía entre 2007 y 2015 esbozó duros reproches en su contra y luego reflotaron antecedentes que lo ligarían a un actuar irregular en el caso Basura. Sin embargo, desde su círculo de trabajo ponen énfasis en que sólo se trata de una campaña para desprestigiarlo.


Quienes conocen -sin rencores- a Sabas Chahuán lo definen como un tipo serio, que respeta las confianzas, pero que también es directo y no deja lugar a las dudas cuando una persona no le cae en gracia. Le pasa ahora y también cuando fue fiscal nacional, entre 2007 y 2015.

En el periodo que dirigió la fiscalía tenía sus adversarios internos: Raúl Guzmán, fiscal regional Sur; Xavier Armendáriz, fiscal regional Centro Norte; Alejandro Peña, fiscal Sur, y también el jefe de Alta Complejidad Centro Norte, José Morales. Y es precisamente con este último con quien, siete años después de dejar el Ministerio Público, sacó a la luz pública -y en varios medios al mismo tiempo- una tensa inquina: Morales quiere y es la carta para ser el próximo fiscal nacional, pero Chahuán no lo quiere así.

Las razones son varias, explican fiscales y exfiscales. Entre ellas -como este martes él mismo cuestionó públicamente-, por considerar que la forma de Morales de llevar investigaciones no es la mejor, calificando su desempeño como “deficiente”. Por lo mismo, según aseguró en conversación con La Tercera, en 2013 le quitó de las manos una causa por cohecho internacional en que estaban vinculados trabajadores de Latam y en 2015 el denominado caso Cascadas.

Si bien el seleccionado por el Presidente Boric para fiscal nacional aseguró ante la Comisión de Constitución del Senado que fue removido “injustamente” de esa última causa, para Chahuán no hubo ninguna irregularidad ni menos injusticia en su decisión. De hecho, tras esas palabras de Morales salió con fuerza a “desmentirlo”.

Sin embargo, quienes conocen a ambos remontan a 2015 el origen de la animadversión entre ambos fiscales, cuando se realizó el concurso para definir al próximo mandamás del Ministerio Público. En ese momento, para nadie era un misterio que Chahuán estaba jugado por Jorge Abbott como su sucesor -y así resultó finalmente- y varios sostienen que veían como una “amenaza” para ese “legado” la irrupción de José Morales en la carrera.

Aunque en ese entonces la intención del aún fiscal adjunto jefe de la Fiscalía Santiago Centro no prosperó, la evaluación positiva a su respecto fue una luz de alerta para “el otro bando”, que ahora apoya la opción de Marta Herrera. Por lo mismo, creen quienes promueven a Morales, Chahuán “saltó con todo para forzar su caída” y que así la jefa de la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público siga en carrera.

Si bien Herrera ingresó en 2001 a la Fiscalía Nacional, como asesora, en 2005 pasó a ser jefa de la Unidad Jurídica de la Fiscalía Regional Occidente, donde Chahuán era el fiscal regional. Luego, cuando éste fue nombrado fiscal nacional, Herrera fue nombrada como jefa de la Unidad Anticorrupción, cargo que ocupa hasta hoy. De ahí vendría su cercanía y, es más, el otrora persecutor no ha ocultado que es su “favorita” para encabezar el Ministerio Público.

Pocos comentan esta verdadera guerrilla oficialmente, pero entre ellos, Francisco Bravo, presidente de la Asociación Nacional de Fiscales y amigo de Morales, aseguró a La Tercera PM que le llama profundamente la atención “la virulencia con que se ha expresado la exautoridad de la fiscalía. Que se venga a decir después de siete años esto me parece curioso y lamentable. No tengo idea las motivaciones, pero naturalmente la candidatura de José Morales ha generado inquietud entre aquellos que quieren que se mantenga el statu quo dentro de la Fiscalía Nacional y que las cosas sigan como han estado los últimos 15 años”.

“No conozco rencillas anteriores, por eso me llama la atención que haya esperado siete años, justo cuando el Senado está a punto de resolver y él salga con estas declaraciones, que a lo menos son extemporáneas y muy extrañas. Lo objetivo es que José Morales ha tenido cuatro fiscales regionales como superiores y ha sido ratificado por los cuatro. Nunca ha sido objeto de ninguna investigación administrativa y mucho menos de una sanción. Eso habla por sí solo de la impresión que se ha tenido de este fiscal. Lo otro me parece de farándula y expresiones destempladas”, sostuvo el también persecutor.

Las esquirlas por caso Basura

Además de las declaraciones de Chahuán, un hecho que complicó a Morales en las horas previas a que el Senado decida su nombramiento es una publicación de Ciper donde se alude a una supuesta relación que él tuvo con una testigo clave del caso Basura y a una “asesoría” que le habría prestado en medio de la causa.

Según el mencionado medio, esa testigo, identificada como Paula Díaz, “declaró en el juicio que fue pareja del fiscal José Morales, y que entre 2012 y 2013, él le redactó una minuta donde ella se desistía de las acusaciones iniciales en el caso, las mismas que le permitieron a la fiscalía procesar a decenas de dirigentes políticos de varios municipios de la Región Metropolitana”.

Aquello es tajantemente desmentido por Morales y su equipo. De hecho, en un escrito que le enviaron al gobierno posterior a la publicación -pues desde Justicia le solicitaron antecedentes-, reconoce que conoce a Díaz desde la universidad y que, por un breve lapso, mantuvieron una relación de carácter sentimental, pero también les evidencia que sólo le entregó un consejo.

“Ella me contactó para contarme que su ex cónyuge, Marcelo Torres, entonces imputado y hoy condenado en ese caso, le estaba solicitando que firmara un documento desistiéndose de que lo declarado por ella ante el Ministerio Público, pidiéndome consejo, ante lo cual le dije que debía continuar colaborando con la fiscalía, en el entendido que su o sus declaraciones prestadas en fiscalía eran veraces”, manifestó Morales a La Moneda de acuerdo con el escrito al que La Tercera PM tuvo acceso.

Y agregó, asimismo, que “resulta evidente que el consejo dado por mí a doña Paula Díaz, cualquiera sea la denominación que se le dé, no constituye en modo alguno una asesoría legal que pueda enmarcarse en el ejercicio legal de la profesión, y por lo tanto no incurrí en infracción alguna a mi deber de no ejercerla (...) Lo anterior corresponde a lo que manifesté detalladamente ante el Quinto Tribunal del Juicio Oral en lo Penal y no se contradice en modo alguno con lo que relaté ayer ante la Comisión del Constitución, Legislación y Justicia del Senado”.

Lo anterior fue ratificado por el fiscal regional Occidente José Luis Pérez Calaf, y quien ha encabezado la investigación del caso. En conversación con La Tercera PM indicó que “lo que dijo el fiscal José Morales es cierto (...) Él en el caso Basura no tiene ninguna intervención, lo quiso llevar una de las defensas para tratar de desvirtuar lo que había dicho doña Paula Díaz, pero no fue así. Paula Díaz era una simple testigo y es común que un cercano nos pida consejos ante un caso concreto. Pero en este caso concreto ella le pide un consejo y él sólo le hace un comentario. Yo no veo ninguna irregularidad. Morales no hizo ningún tipo de asesoría”, sostuvo el fiscal.

Asimismo, frente a las críticas que le hace Chahuán, Pérez Calaf señaló: “Yo he tenido un caso en que la Fiscalía Occidente se topó con la Centro Norte y no tengo ningún reproche. Él actuó muy diligentemente tratando de llevar el caso hacia adelante, aunque jurídicamente teníamos opiniones distintas. Conozco a José desde hace 15 años y nunca he sabido de un actuar negligente de su parte. A Sabas también lo conozco desde hace muchos años y me parecen impropios los apelativos que usa. Tengo buena opinión del resto de los candidatos, pero comparto plenamente lo que planteó José en su exposición ante el Senado y, por lo mismo, las críticas me han parecido desproporcionadas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.