Mujeres menores de 50 años, el motor del triunfo de Boric: cómo fue la participación y preferencias por edad y sexo

Foto: Matias Delacroix/AP

La plataforma Decide Chile, de la empresa de big data Unholster, hizo una estimación a partir de los datos desagregados por mesa que entregó el Servel para la elección de ayer domingo. Sus hallazgos, presentados en exclusiva por La Tercera PM, marcan un mapa completamente nuevo en cuanto a la votación: estima que dos tercios de las potenciales votantes menores de 50 años fueron a las urnas, y que en particular entre las menores de 30 años la diferencia casi llegó a 70-30 a favor del candidato de Apruebo Dignidad. Kast, en tanto, se impuso entre los mayores de 70 años.


Aparecía en conversaciones, en análisis y en la mirada inicial de los expertos después de los resultados que ayer convirtieron a Gabriel Boric en el presidente más votado de la historia de Chile de la mano de una participación sin parangón en cuanto a la cantidad de votantes: dos grupos, las mujeres y los jóvenes, aparecían entre los principales responsables de la diferencia de 970 mil sufragios entre el hoy mandatario electo y José Antonio Kast.

¿Pero cómo comprobarlo? Lo de la participación por género y edad se sabrá recién en algunos meses más de forma exacta, luego de que el Servicio Electoral realice su tradicional análisis de “pistoleo” a las actas de votación. Y en cuanto a los votos, por supuesto, éstos son secretos a nivel de votante.

Pero durante el último lustro la plataforma electoral Decide Chile, de la empresa de big data Unholster, ha desarrollado un algoritmo que analiza la información de mesas que entrega el Servel, y que puede realizar a partir de ello estimaciones en cuanto a la participación de los votantes según edad y género, y también cómo votó cada grupo.

Así es como, a menos de 24 horas de la elección, realizaron un análisis que La Tercera PM entrega en exclusiva y que pone números concretos a la pregunta de cómo Boric logró sumar más de 4.600.000 votos. Puntualmente, los datos entregan un grupo específico que se disparó en participación y que además dio su respaldo a Boric en cantidades superiores al promedio nacional: las mujeres menores de 50 años, tanto por el volumen de votantes como por el hecho de que el apoyo al diputado fue mayor en todos los tramos etarios entre las mujeres que entre los hombres.

“En comparación con la primera vuelta, hubo un aumento de participación en todos los tramos etarios y también en el total de los distritos. La participación subió tanto en hombres como en mujeres, aunque se destaca que el voto femenino fue mayor que el masculino en general. Eso refleja que la ciudadanía se movilizó para esta elección sintiendo que su voto marcaba una diferencia, que los temas país y de contenido les importaban y que lo que estaba en juego era de alta relevancia”, explica Antonio Díaz-Araújo, gerente general de Unholster y fundador de Decide Chile.

El desglose por edad y género

De acuerdo con los datos de Decide Chile, si en la primera vuelta había votado el 53% de las mujeres menores de 30 años y el 58% de las que tenían entre 30 y 50 años, ambas cifras subieron casi diez puntos en el balotaje, llegando al 63% y 67%, respectivamente. Además, en ambos casos hay una brecha grande respecto a la participación masculina: aunque ésta aumentó en ocho puntos respecto a la elección de noviembre, se mantuvo en 47% y 57%, 16 y 10 puntos menos que el género femenino, respectivamente.

Entre los votantes de 50 a 70 años, esta distancia se equipara un poco: siempre según Decide Chile, votaron el 59% de las mujeres y el 55% de los hombres, 10 y 11 puntos más que en la primera vuelta. Y entre los mayores de 70 años, habría sufragado el 30% de ambos grupos, tres puntos más que en noviembre en el caso de las mujeres y cuatro más para los hombres, pero bastante bajo el parámetro general de participación.

El punto más interesante es cuando se llega a la intención de voto. Decide Chile estima que el 68% de las mujeres de menos de 30 años que fueron a sufragar respaldó a Boric, y el 32% a Kast, una diferencia de más del doble, y que combinado con su alta participación convierte a este grupo en uno de los bastiones indiscutidos de la ventaja, dado que además lo más probable es que sea acá donde se concentró una parte relevante de los más de 1.200.000 votos nuevos que se incorporaron entre ambas vueltas. En el caso de los hombres del mismo bloque etario, la diferencia igualmente es amplia, pero menor: 64% a 36%.

En el nicho que va entre los 30 y 50 años, ocurre algo similar. Entre las mujeres, Boric obtiene 56% de las preferencias, con 44% para Kast, muy similar a la diferencia global que hubo en la elección; entre los hombres, la distancia es de seis puntos (53% a 47%).

En el bloque entre los 50 y los 70 años, en tanto, no hay mayores diferencias entre género: Boric gana con 53% entre las mujeres y 52% entre los hombres. Pasa algo casi igual entre los mayores de 70 años, pero favorable al otro candidato: es el único grupo etario donde Kast lidera con comodidad, recibiendo el apoyo del 58% de las mujeres y el 59% de los hombres.

“Gabriel Boric ganó en todos los tramos menores a 70 años, y Kast solo en mayores de 70 años. La derecha tiene un gran desafío de convocar a los jóvenes y adultos jóvenes si quiere volver a gobernar”, plantea Cristóbal Huneeus, director de Data Science de Unholster y fundador de Decide Chile.

“Gabriel Boric ganó en las mujeres y hombres y la mayor brecha se produjo en los menores de 30, donde la diferencia entre Gabriel y José Antonio fue de 36 puntos en las mujeres y 28 en los hombres. Esto lo podemos atribuir a que Izkia Siches tuvo un rol preponderante”, analiza Díaz-Araújo.

En el caso de la Región Metropolitana, la participación en todos los grupos fue mayor entre uno a cuatro puntos respecto del total nacional. Pero la ventaja amplia de Boric en los grupos más jóvenes fue con aún más distancia: obtuvo el 75% de las mujeres menores de 30 años -tres de cada cuatro sufragios-, el 71% entre los hombres de esa misma edad, el 61% y el 60% entre mujeres y hombres de 30 a 50 años, y el 57% y 56% de esos mismos grupos entre 50 y 70 años. Entre hombres y mujeres mayores de 70 años, la ventaja fue para Kast, aunque menor que a nivel nacional: doce puntos, 56% a 44%.

La distribución de nuevos votos

Decide Chile además hizo un cálculo adicional buscando estimar cómo se distribuyó la votación nueva que recibió Gabriel Boric respecto a la primera vuelta, es decir, 2.805.850 sufragios según el Servel.

Eso sí, advierten un matiz metodológico: el modelo se basa en la votación de primera vuelta y no puede detectar si es que hubo gente que dejó de participar entre un comicio y otro, algo que sólo el Servel tiene la información, y que lo ha revelado en ocasiones anteriores en el marco de presentaciones y charlas informativas.

Con esa puntualización, los números de Decide Chile apuntan a que el 41,3% de esos nuevos votos vendrían de personas que en primera vuelta votaron por Yasna Provoste, Marco Enríquez-Ominami y Eduardo Artés; el 28,2% se debería a nuevos votantes puros, es decir, el aumento de participación; el 25,7% serían personas que votaron por Franco Parisi en noviembre, y el 4,8%, sufragios que fueron ya sea por Sebastián Sichel -lo más probable- o el propio Kast en la elección pasada.

“El alza en participación es una buena noticia. Pero es importante reflexionar cómo serían las elecciones y lo que sería la democracia, si existiese voto obligatorio”, es la reflexión final de Cristóbal Huneeus.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Jaali, la arquitectura que renace para combatir el cambio climático. A raíz del alto costo de energía que significan los aires acondicionados, los arquitectos están buscando nuevas ideas para mejorar la ventilación.