“Nos dieron plazo hasta hoy”: el desgarrador relato de la madre del marino secuestrado en Ecuador

Luis Toledo, cabo primero de la armada.

Mensajes extorsivos y videos con torturas son parte de los mensajes que la familia del cabo primero de la Armada, Luis Toledo, ha recibido de sus secuestradores en Ecuador. Yesennia Cruces, su madre, detalla los complejos días que han vivido desde que fueron informados de su secuestro y lo inalcanzable que resulta para la familia reunir los casi $ 90 millones que piden a cambio por su vida.


A las 4 de la madrugada de este martes, Yesennia Cruces recibió una llamada que no esperaba. Desde el otro lado del teléfono, en Ecuador, la esposa de su hijo, Luis Toledo Cruces (31), le informaba que había sido secuestrado. Por el rescate del cabo primero de la Armada, los secuestradores pedían US$ 100 mil -casi $ 90 millones- con un plazo hasta las 12 horas de este jueves, de lo contrario -la amenazaron- atentarían contra su vida.

Desde que recibió ese llamado, la madre del funcionario de la Armada, sostiene, ha vivido momentos muy difíciles, ya que sólo ha podido realizar la denuncia en la Policía de Investigaciones (PDI), entregar los antecedentes que tienen del caso y esperar más noticias sobre la vida de su hijo. Cruces relata a La Tercera PM que la llamada que recibió de la esposa de su hijo “fue supercorta, ella me dice que secuestraron a mi hijo y que le están pidiendo dinero y que ayudara”.

Horas más tarde, las amenazas que antes sólo llegaban a su nuera, también los comenzó a recibir la familia en Chile. Desde entonces empezaron a recibir mensajes a través de WhatsApp exigiendo dinero. La madre del cabo Toledo relata que les empezaron a llegar mensajes de extorsión, pero también “videos en los que nos mostraban cómo torturaban a mi hijo”. Además de registros de cómo lo trasladaban a diferentes lugares durante su cautiverio.

En uno de los mensajes que recibió la esposa, el secuestrador sostenía que “ya todo depende de usted. Si usted arregla, yo hasta pastillas le hago dar. Hasta que lo aflojemos, 100 mil dólares. Confirmen rápido porque está sangrando mucho”.

La familia Toledo Cruces vive en la comuna de Florida, en la Región del Biobío. La madre del marino sostiene que “somos una familia humilde, no podemos costear eso”. Sin embargo, lo que más la angustia del pago es que, según los secuestradores, “es la única forma que tienen para mantener a mi hijo a salvo, sin hacerle daño. Ellos nos dieron plazo hasta hoy día a las 12.00 para que le depositáramos”.

El último mensaje que recibió la familia de Toledo en Chile, de parte de sus secuestradores, fue el miércoles a las 19 horas.

Un viaje por amor

Luis Toledo es cabo primero de la Armada. En la institución, se desempeña como funcionario de la fragata Esmeralda, por lo que durante su carrera ha recorrido diferentes lugares del mundo. En uno de ellos, Ecuador, Toledo encontró el amor. El 2018, el cabo comenzó una relación con Verónica Guartatanga, con quien finalmente se casó el año pasado en ese país, luego de tres años de relación.

En sus redes sociales, el funcionario ha compartido registros con la mujer ecuatoriana. Su última publicación en Facebook, de hecho, es junto a ella. El año pasado, Toledo se casó en Ecuador, y desde entonces se radicó en ese país, por lo que pidió dos años sin goce de sueldo en la Armada. Actualmente trabaja en la venta de seguros médicos, mientras aún decide su futuro en la institución naval.

Imagen en redes sociales del cabo Luis Toledo.

Su esposa fue la primera en darse cuenta de la desaparición del hombre de 31 años. Según su declaración, consignada por CHV Noticias, a las 21.00 horas del martes ella llegó a su domicilio y se percató de que Toledo no se encontraba, “marqué su número telefónico y estaba apagado. Inmediatamente salí a buscarlo, no encontrándolo. Me preocupé mucho y en ese momento llamé a la Policía Nacional. No se hicieron presente. A las 00:00 horas recibí un mensaje vía WhatsApp de parte de una persona que no se identificó, diciéndome que mi esposo tenía un serio problema y que quería saber si lo voy a ayudar”.

Seguido de eso, le enviaron una fotografía de su esposo, en el que se le podía ver amarrado de pies y manos, pidiéndole US$ 100 mil, “contestándoles que no tenía dinero, indicándome uno de estos individuos que lo iban a matar”.

Un operativo complejo

Las circunstancias por las cuales el cabo Toledo fue secuestrado, aún son parte de la investigación. Lo que sí, su madre desde ya descarta que se deba a deudas que él tendría, como trascendió en algún momento.

Desde el momento en que Cruces y su familia se enteraron del secuestro de Luis comenzaron a realizar gestiones en la PDI en Chile. El procedimiento fue tomado por la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de Concepción. A partir de aquello, la policía civil comenzó a realizar gestiones con Interpol, quien contactó a la Policía Nacional de Ecuador, para conocer mayores antecedentes del hecho.

Ahora, es la policía de ese país quien debe seguir con el procedimiento. Sin embargo, Cruces asegura que por lo que ha podido saber a través de la esposa de su hijo, en Ecuador “tienen otra modalidad para trabajar, según ellos es con dinero nada más. Es la única forma que tienen para mantener a mi hijo a salvo y sin hacerle daño”.

Quien también ha realizado gestiones para conocer más de la situación es la Cancillería. A través de un comunicado, señalaron que dicha institución a través “de sus misiones diplomáticas y consulares en Ecuador ha estado en coordinación permanente con las instituciones policiales, gubernamentales y políticas pertinentes de Ecuador para colaborar en este lamentable caso”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.