¿Por qué hay un rebrote de protestas? 19 eventos se registraron en últimas horas y autoridades se ponen en alerta

Durante el día del aniversario de Carabineros hubo enfrentamientos con la policía y ataques a comisarías. Además, dos suboficiales fueron dados de baja por disparar contra manifestantes, mientras estaban bajo las influencias del alcohol. Gobierno advierte preocupación y presenta querella contra policías que fueron dados de baja hoy.




“¡Máxima difusión: Estos (...) quieren normalidad a partir del lunes 27/4, entonces, se las vamos a dar! ¡Ya amigos... vamos con todo sino pa ´qué? Volvemos a Dignidad!”. Con este mensaje, escrito en un afiche que circula desde la semana pasada en redes sociales con la leyenda “Estallido Social 2.0”, las autoridades policiales recibieron la primera alerta de que la jornada del lunes y la de hoy no serían tranquilas.

Rememorando lo que fueron las manifestaciones post 18 de octubre del 2019, amainadas por la crisis sanitaria del coronavirus, ayer se registraron en la Región Metropolitana 13 hechos asociados a manifestaciones violentas: Barricadas en Pedro Aguirre Cerda, en Lo Prado, San Joaquín, Estación Central, Huechuraba, Peñalolén, Cerro Navia, Maipú; lanzamientos de bombas molotov en Avenida Las Industrias con Pedro Alarcón y contra un Redbus en Mapocho con Huelén, y enfrentamientos con Carabineros en Plaza Italia; también ataques a unidades policiales que afectaron la Subcomisaría de Peñalolén y 10º Comisaría de La Cisterna.

Todos estos hechos tuvieron como elemento en común que se registraron mientras regía el toque de queda. En paralelo, en regiones también hubo desórdenes y enfrentamientos entre manifestantes y carabineros. De esta forma, se registraron cortes de tránsitos y disturbios en Talca, Curicó, San Felipe, Copiapó, Quilpué y San Antonio.

Según fuentes policiales y de gobierno, se esperaba un retorno de manifestaciones, especialmente para la jornada de ayer, por dos motivos: el aniversario de Carabineros (el 27 de abril cumplieron 93 años) y el supuesto regreso a clases y al trabajo, bajo el titulo de “nueva normalidad”.

¿Quiénes están detrás? Fuentes policiales señalaron que “nadie nuevo”, atribuyendo las manifestaciones a miembros de la llamada “primera línea”, quienes no están agrupados bajo un organigrama de liderazgo convencional, sino que se convocan tras llamados por redes sociales y activación de grupos de corte anarquista.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó que ayer se registraron más de 70 personas detenidas y se presentarán querellas contra algunos de estos imputados. Sobre la preocupación sobre el resurgimiento de manifestaciones violentas sostuvo que "ayer se celebraba el aniversario de Carabineros, nosotros creemos que la gran mayoría agradece su función, sin embargo, un grupo minoritario desarrolló estos casi 20 eventos graves en relación al aniversario de la policía uniformada”.

Desde Interior, además, advirtieron que hoy en términos de orden público están más preparados que en relación al año pasado. Por ejemplo, ayer Carabineros estrenó el uso de nuevos carros lanzaaguas, de color blanco y con un mayor alcance en el disparo de agua.

Consultada la policía uniformada sobre las características de estos nuevos elementos, señalaron que “agradecemos su interés por los carros institucionales, pero por el momento no habrá vocería al respecto”.

Disparos de policías ebrios

En el gobierno, la evaluación del actuar de Carabineros respecto de las manifestaciones era positiva. Eso, hasta que se conocieron los detalles de una balacera registrada en La Florida.

Según antecedentes del caso, un grupo de aproximadamente 15 personas se encontraba protestando con una barricada en Avenida Vicuña Mackenna con Trinidad, cuando desde un vehículo se realizaron una serie de disparos, hiriendo al menos a 10 manifestantes, los cuales fueron trasladadas hasta el Hospital La Florida.

Hasta el momento, la indagatoria administrativa y penal apunta a que los autores de los tiros habrían sido de carabineros que andaban de civil y ebrios.

El jefe de la Zona Este de Carabineros, el general Enrique Bassaletti, sostuvo que "estos funcionarios, que no son de esta prefectura, sino de unidades especializadas, se encontraban compartiendo, consumiendo bebidas alcohólicas, según lo que hemos sabido hasta ahora. Por esto, se informó al fiscal quien instruyó a la PDI a realizar una serie de peritajes con el objetivo de poder establecer el grado de participación eventual de estos funcionarios y paralelamente nosotros estamos realizando otras diligencias desde el punto de vista administrativo”.

Los carabineros investigados son parte de la 57º Comisaría Motorizada de Carabineros y se trata de un sargento 2 y un cabo 1, quienes fueron detenidos y descubiertos huyendo del lugar por parte de efectivos de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la 36º Comisaría de La Florida.

El caso quedó en manos de la Fiscalía Oriente y la PDI, quienes están a la espera de algunos peritajes balísticos para revisar la coincidencia con las armas percutadas. En tanto, la institución ordenó la baja de los funcionarios implicados y el gobierno presentará una querella por homicidio frustrado.

Comenta