¿Por qué Mario Desbordes está enojado con La Moneda?

desbordes

En las 36 horas tras la cuenta presidencial, el timonel de RN ha hecho notar reparos a tres de sus puntos -reintegración en reforma tributaria, reducción de número de parlamentarios y negativa a que dejen fuera a las AFPs del 4%- y ya venía chocando con Palacio por otras razones. ¿Un revival de las pugnas de Piñera con Carlos Larraín?




No ha llegado aún al punto de indignarse y retirarse furibundo de una reunión en La Moneda después de arrojar cuadernos y libretas al suelo, como lo hiciera en su día Carlos Larraín -cuando lideraba RN- durante el primer cuatrienio piñerista. Pero en el partido es cada vez más fácil recordar aquella larga pugna de poder en la medida que Mario Desbordes Jiménez choca y vuelve a chocar contra el Presidente Sebastián Piñera o sus colaboradores. Y vaya cómo: al menos tres puntos anunciados en la cuenta pública del sábado no le gustaron y lo hizo saber en voz alta, y en las últimas semanas ha tenido otros tantos encontrones con Palacio.

Uno, la intención del gobierno de legislar para reducir el número de parlamentarios. Dos, su negativa tajante a dar su voto a cualquier fórmula de la reforma de pensiones que signifique darle en el gusto a la oposición y dejar a las AFP fuera de la administración del 4% adicional. Tres, su idea de que el Ejecutivo tire la toalla con la reintegración, uno de los ejes de la reforma tributaria piñerista, apelando al "realismo".

Desbordes, un ex carabinero que ha contado que se salió de las filas porque no le dieron permiso para casarse, que en Piñera I fue subsecretario de Investigaciones y luego férreo aliado de Carlos Larraín, ya venía en curso de colisión hace varias semanas. No se mordió la boca cuando el Presidente tuvo ácidas palabras para el enésimo "lanzamiento" de Andrés Allamand ("Digamos las cosas como son: hay muchos que toda su vida han aspirado a ser candidatos a Presidente, o ser Presidente", dijo), acusando al gobernante de un ataque "lamentable, gratuito e innecesario".

Antes de eso, había rechazado la invitación para la gira presidencial a China. Golpe por golpe: el Mandatario tampoco había asistido al aniversario de su ex partido.

Al igual como ocurrió durante la guerra fría entre Piñera y Larraín, en esta temporada Desbordes y parte del colectivo con base en Antonio Varas se han quejado y reclamado más de una vez por lo que -aseguran- es un trato asimétrico del gobierno con sus partidos, donde la parte ancha del embudo le toca a la UDI y la angosta a ellos. Que RN le ganó a sus eternos socios en la parlamentaria, pero que perdió por paliza en la asignación de cargos. Que les tocaron menos intendentes, o que les han removido funcionarios en las zonas donde los gremialistas temen que les compitan en las municipales y senatoriales.

En otro símil con Piñera vs. Larraín 2010-2014, Desbordes y su partido también han descargado su molestia contra los asesores del Segundo Piso presidencial, ahora en manos de Cristián Larroulet. "Las formas no eran necesarias", le habrían dicho anoche al ex ministro diputados de RN al lamentar -según dicen algunos, otros legisladores lo rebaten- que el discurso del mandatario parecía hecho a la medida de lo que venían pidiendo las huestes de Jacqueline van Rysselberghe.

La senadora UDI, precisamente, ha sido una de las primeras en desestimar el paralelo con Larraín cuando se lo preguntaron hoy: "Mario Desbordes es una persona con la que se puede conversar, que quiere que a este gobierno le vaya bien, que tiene opinión, que es rescatable, que es legítima y que hasta el minuto hemos tenido capacidad para administrar las diferencias".

¿Ruido entre sus diputados?

Hay al menos dos puntos que explican que Desbordes se haya levantado con el pie izquierdo. Y uno de ellos parece estar ya provocándole problemas en sus propias filas: la petición que realizó a La Moneda de que se olvide de la reintegración en la Reforma Tributaria.

"Nos enteramos por la prensa", repetían esta mañana algunos parlamentarios de RN, adelantando que le preguntarán a Desbordes en la reunión de coordinación de la mesa de RN de cada lunes, que empezaba a las 13:30. El punto, insisten, es que la postura del presidente del partido sería minoritaria en la bancada. Paulina Núñez, diputada, es de esa idea: "Voy a votar a favor de la propuesta del gobierno, entiendo la molestia de Mario, no comparto la forma. Esta reforma es clave y si desechamos el corazón de ella nos quedamos sin piso para negociar con la oposición. No nos adelantemos".

El otro punto es el anuncio de reducir parlamentarios, algo que Desbordes al parecer sabía que venía en el mensaje, pero no disimuló su desagrado cuando lo escuchó.  Tanto en RN como en la UDI hay voces que leen en su molestia el dato de que ni él ni varios de los suyos habrían salido electos el 2017 si esto se hubiese aplicado antes. Desbordes logró llegar al Congreso con un 4,20% de los votos y algunos en Chile Vamos creen que eso no podría repetirse si el anuncio de ayer se concreta.

Por años fue uno de esos eternos candidatos (¿qué le habría dicho Piñera?) que no lo conseguían. El 2008 postuló a la alcaldía de Lo Prado: perdió. El 2013 compitió para ser diputado por el Bosque y San Ramón (D27): de nuevo perdió. Hasta que lo logró el 2017.

Después de que hoy pidiera al gobierno que enviara ese proyecto cuanto antes, entre los parlamentarios de RN también se adelanta que tratarán este tema hoy.

"No estoy disponible para fuegos artificiales o para andar jugando con el Congreso y estoy seguro que el Presidente posee una opinión similar", dijo Desbordes dando a entender que no está de acuerdo con disminuir el número de parlamentarios. El timonel de RN ha hecho ver que con el actual sistema, su partido se convirtió en la bancada más grande en la Cámara destronando a la UDI que por mucho tiempo tenía esa medalla en el pecho.

Pero en este caso, al igual que con eliminar la integración de la reforma tributaria, la postura de Desbordes no sería minoritaria en la bancada. "No es una buena idea hacer reformas institucionales al ritmo de las encuestas. La popularidad fácil no compensa el contribuir al desprestigio, que al final le sirve a los populismos y a las posiciones extremas", afirma el diputado Diego Schalper (RN).

En la bancada RN los que defienden las últimas intervenciones de Desbordes apuntan a que el diputado está haciendo valer el hecho de que son la bancada más grande del oficialismo y que también está tratando de administrar una diversidad que incluye a personeros cercanos a Piñera, otros a Allamand y Ossandón y un número no menor de diputados que no ven con malos ojos a José Antonio Kast como Presidente.

"El Presidente de RN tiene el deber de plantear las miradas que interpretan al partido, pues así contribuye a enriquecer los proyectos. No veo mayor drama en eso. La lealtad también tiene que ver con buscar aportar desde la propia identidad que uno representa", agregó Schalper.

Sus argumentos y reparos

Mientras, la posición del jefe del partido en el asunto del 4% y las AFP es sencilla: el gobierno pactó con la DC sin involucrar como se debe a los parlamentarios de Chile Vamos y cediendo en algo que dijeron mil veces en campaña: no entregarle terreno a la izquierda en la libertad para la administración de los fondos y que no se metería al Estado en la administración. Sus cercanos comentan que para él es "un tema de principios" y que le molesta que Piñera haya dicho una cosa y después salieran los ministros a decir otra.

En lo de la reintegración en la reforma tributaria, Desbordes ha insistido en que dadas las condiciones y expectativas económicas, no tiene sentido trabar la discusión solo por ese punto. Cree que Piñera lo fijó como un punto intransable y por eso nadie se atreve a tocarlo, ha sostenido.

En las filas de RN aseguran que en el round por la rebaja de parlamentarios, el timonel se habría quedado esperando que antes conversaran cuál será la fórmula a aplicar y que rechaza el argumento de que él no saldría electo. >El diputado RN basaría el punto en que, con este anuncio, se va terminar abriendo la discusión por la rebaja de la dieta parlamentaria (una bandera del Frente Amplio) y que al final se terminará aprobando un proyecto que divide a la derecha.

Desbordes remarcó sus argumentos al terminar el comité político de los lunes en Palacio. Punto por punto. "No he hablado de descartar a priori la integración, sino que bueno, ser realista. Nada más que eso. Pero podría avanzarse en integración solo para las Pymes o de las pymes hacia abajo. Hay alternativas, eso es lo que plantee el sábado cuando se me consultó", explicó, y que "si no se logra avanzar hay que buscar alternativa para que todas las otras iniciativas que contempla la reforma tributaria pudieran tomar vuelo".

Siguió diciendo que "nadie me ha planteado molestia. Soy diputado y presidente de un partido político. No soy funcionario de gobierno. No me parece inoportuno. Represento un partido político y debemos preocuparnos de lo que pasa hacia adelante, apoyar al Presidente y al gobierno, y eso es lo que estamos haciendo". Y ante la reticencia de algunos de sus parlamentarios, aseguró que  "no me lo han cuestionado, ni al interior del comité político, ni por teléfono, ni por WhatsApp, ni por Instagram, ni por ninguna vía me han cuestionado lo que dije".

¿El round del 4% y las AFPs? Su tema es que "me hace un poco de ruido que caigamos como sector en esta demonización de las AFP. No lo comparto", y que "creemos en RN que debe haber libertad para elegir. Si eso se da vía este ente estatal que no conocemos la idea que tiene el gobierno en la cabeza, veámoslo. Si el ente estatal permite elegir, que uno decida donde van a invertir mis fondos, veámoslo".

Y ante el intento por reducir los cupos en el Parlamento, espetó que "lo dije el 2013, el Congreso debe acoger todas las ideas y tendencias políticas. Me gusta el Congreso donde están todos representados, todos sobre la mesa. La otra alternativa, mayor estabilidad con bloques más grandes y eso dejará fuera de la mesa a algunos que hoy están representados en el Congreso".

Comenta