¿Por qué seguir en carrera? Las dudas de los aspirantes a fiscal nacional en su segunda chance ante la Suprema

A_UNO_895293

La mayoría de los doce candidatos que no fueron incluidos en la quina original elaborada por los ministros, miran de reojo la nueva votación que deberá realizar el máximo tribunal. Si bien formalmente todos tienen opciones de ser seleccionados, contactados por La Tercera PM, varios creen que no concitarán los apoyos necesarios. De acuerdo con expertos en la materia, esto se produce porque durante el concurso no necesariamente se ponderaron los atributos profesionales.


Aunque la Corte Suprema aún no recibe el documento que oficializa la determinación del Senado respecto de la candidatura de José Morales para fiscal nacional -la cual fue descartada por no alcanzar los votos necesarios-, la atención está puesta en los nombres que definirá el máximo tribunal para completar la quina. Rechazado el perfil del actual fiscal jefe de la Fiscalía Local Santiago Norte y presentada formalmente la renuncia al proceso por parte del abogado Rodrigo Ríos, los ministros se aprontan a elegir dos nuevos aspirantes, para que así el Presidente Gabriel Boric pueda volver a escoger a uno para proponérselo a la Cámara Alta.

Si bien en ese proceso los 12 abogados que no fueron incluidos en la quina original tienen nuevas opciones de ser seleccionados, la mayoría de ellos -al ser contactados por La Tercera PM- sinceraron que dudan con contar con los apoyos necesarios.

De hecho, una de las frases que se repitió fue: “Sigo, pero tengo pocas expectativas, considerando la votación inicial y cómo ha sido todo”.

Según comentaron en privado los postulantes, los “malos” resultados que tuvieron en primera instancia y la forma en que se pronunciaron inicialmente los supremos, los han llevado a pensar que, ante una nueva votación, se seguirán inclinando por perfiles que no necesariamente -a juicio de ellos- tienen las características idóneas para encabezar el Ministerio Público los próximos ocho años.

De hecho, conscientes de que aquello podría pesar en la primera quina conformada por la Corte Suprema, varios de los postulantes en sus ponencias del lunes 7 de noviembre remarcaron que esperaban que los ministros ojalá se inclinaran por uno y otro postulante en base a los antecedentes expuestos y en sus planes de trabajo para la fiscalía, y no por otros aspectos. Entre ellos mencionan la existencia de “padrinos” o porque su carrera para hacerse del puesto haya comenzado antes.

¿Por qué seguir?

Entre los diez aspirantes que respondieron a los llamados de La Tercera PM -sólo no contestaron el fiscal nacional (S) Juan Agustín Meléndez y el abogado Cristián Vargas-, Erika Maira (1 voto), gerenta de atención a víctimas de la Fiscalía Nacional, comentó: “Mis antecedentes para la postulación al cargo y mi proyecto fueron presentados ante el Pleno de la Corte Suprema en audiencia pública, por tanto estoy a la espera de lo que resuelvan los ministros en cuanto a la forma de completar la quina, o a la continuación del concurso”.

Por su parte, la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz (2 votos), indicó que “con la misma convicción con la que postulé sigo viendo qué pasa con el proceso, esperando que el Ministerio Público tenga el mejor liderazgo posible por el bien del país y las víctimas. Yo postulé porque creo que puedo cumplir la función con la rigurosidad técnica y el liderazgo que se requiere, y lo sigo creyendo”.

El abogado penalista Esteban Celis (0 votos), igualmente, manifestó que “se está ante una gran oportunidad para que la Corte considere a candidatos que son externos al Ministerio Público. Lo dije en mi exposición, porque creo que así se puede refrescar la mirada y me encantaría poder tener esa oportunidad. No sé si eso vaya a ocurrir, pero me encantaría tener la posibilidad. Creo que es un misterio quiénes pueden ser electos, toda vez que no sé cómo funcionó el sistema de elección anteriormente, pero confío en que se podrá realizar de la mejor manera”.

El fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos (0 votos), en tanto, se limitó a sostener que continúa “con la misma convicción y esperanzado en el trabajo serio realizado en estos más de 20 años como fiscal”. Y Nelly Salvo, secretaria general de la Contraloría (2 votos), acotó: “El proceso se encuentra abierto y yo espero lo que determine con total independencia la Corte Suprema”.

Los abogados Karinna Fernandez e Iván Pavlov y los fiscales Nayalet Mansilla, Emiliano Arias y Ricardo Peña confirmaron a este medio que siguen en la carrera, pero declinaron hacer comentarios oficialmente.

Evaluar en serio o partir de cero

Consultado sobre los cuestionamientos que se han expresado en torno al proceso, el abogado y académico de la Universidad Diego Portales Cristián Riego, aseguró que avizora dos posibles caminos: “Uno, es que la Corte persista en su lógica que ha ido aplicando hasta ahora, e incorpore a las personas en base a las que sacaron un voto y que quedaron en los últimos lugares. Que corra la lista. Ese sería el escenario más conservador y que revelaría que la Corte insiste en su criterio. Y el segundo escenario -aunque puede haber cosas intermedias- sería que la Corte se dio cuenta de que lo que hizo no estuvo bien, de que no hizo un escrutinio profundo de los candidatos, de que votó sobre la base de un compromiso previo, y de que esos compromisos obedecen más bien a redes de influencia que precisamente son las que no se quiere que imperen en este procedimiento”.

En ese último caso, como advierte el profesional, lo que a su juicio podría pasar es que tome a los 12 candidatos “y los evalúe en cuanto a su capacidad real para dirigir el Ministerio Público y trate de escoger a los dos mejores, pero no de acuerdo a quienes son los más cercanos, los más amigos, los más de confianza o los que tienen más recomendaciones”.

“Lo interesante sería que la Corte hiciera realmente un ejercicio, sobre todo desde el punto de vista público, y dijera nos interesa reclutar al mejor candidato. La idea es que se haga un examen y analizara los currículum y por supuesto excluyera a aquellos que tienen problemas. Y ojalá que el gobierno haga lo mismo. O sea, que cuando vayan a tomar su decisión, hicieran un análisis de los candidatos y dieran fundamentos públicos”, remarcó Riego.

Un poco más allá va el abogado Matías Balmaceda, profesor de Derechos Penal en la Universidad Finis Terrae, pues a su juicio acá se debería optar por partir de cero y llamar nuevamente a concurso. “Dado el escenario en que estamos, me parece bastante más razonable -y la Corte Suprema tiene espacio para hacerlo- que se llame nuevamente a concurso y se arme desde cero la quina. Es algo sensato dado lo complejo que ha sido este proceso. Ha sido un proceso muy politizado y donde lamentablemente, como dijo la ministra Tohá, han estado peleándose en el barro. Hay tiempo y la Corte debiese limpiar un poco esto”, comentó.

A su juicio, hay un problema de base que es que 10 minutos para exponer es demasiado poco para los candidatos y da cuenta de la “poca relevancia” que la Corte le da al cargo de fiscal nacional. “Me parece una locura y no puede ser que no se les dé un tiempo razonable para que puedan elegir en base a los méritos y no en base a posturas prefijadas. Darles 10 minutos deja en evidencia que no les importa, a mí modo de ver este asunto, lo que la persona va a hacer, eso habla por si solo. Eso hace pensar que el voto está preconcebido”, complementó Balmaceda.

En el caso de los abogados externos, de acuerdo con la visión de Balmaceda, la Corte debiera al menos revisar qué causas tramitó y cuáles fueron sus posiciones, y en el caso de fiscales, dice, debería al menos revisarse las calificaciones que ha recibido y si ha sido objeto de sumarios. “Evidentemente eso debe ser ponderado y no puede ser que esto se haga tan a la liviana. Si no hacen el trabajo previo, después hay poco espacio para quejarse”, agregó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.