Proporción de menores de 15 años infectados con Covid-19 se duplicó este año en todo el país

Archivo: Agenciauno

Según las cifras del Ministerio de Salud, en mayo recién pasado el 10% de los contagios correspondió a niños y adolescentes, muy por sobre el 5,42% del mismo mes del año pasado. Expertos apuntan a una mayor movilidad y más testeo, y advierten un aumento de las neumonías en este grupo.




Según los informes epidemiológicos del Ministerio de Salud, en mayo recién pasado Chile registró un total de 228.819 casos de Covid-19 confirmados. De ellos, 24.776 correspondieron a menores de 15 años, es decir, un 10,83% del total.

La cifra es muy distinta a la observada en el mismo mes de 2020, cuando, si bien se anotaron menos casos totales (88.149), la proporción de contagios de coronavirus en personas de hasta 15 años también era más baja, con un 5,42%, es decir 4.774 infectados.

En ese sentido, Gabriel Cavada, académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, aporta un análisis que detalla más específicamente cómo se están comportando los contagios en rangos etarios más acotados durante las últimas siete semanas. Los menores de 10 a 14 años muestran cifras que reflejan una expansión de la pandemia, mientras que de cero a cuatro y de cinco a nueve años evidencian una contracción.

“Cuando el R efectivo (a cuántas personas contagia cada caso índice de Covid-19) es mayor que 1, tienes una epidemia en expansión. Y si es menor la tienes en contracción”, detalla el epidemiólogo, quien ha observado que, en general el rango de 10 a 14 años ha tenido una expansión epidémica. “Son los que más movilidad tienen, de ahí la necesidad de empezar a vacunarlos en breve. En los rangos más chicos se tiende a mantener constante, pero mientras más grandes se acercan más a los comportamientos de un adulto”, dice.

SemanaR efectivo de 0 a 4 añosR efectivo de 5 a 9 añosR efectivo de 10 a 14 años
26 abril0,950,930,91
3 mayo1,0111
10 mayo0,850,930,91
17 mayo1,111,031,04
24 mayo1,11,081,06
31 mayo1,081,11,13
7 junio0,9911,03

¿A qué se debe el aumento no solo en las cifras duras totales, sino que en el porcentaje de contagios? ¿Los niños se están enfermando más?

“Hay muchos factores que están influyendo, como que la detección y trazabilidad que se hacía antes era principalmente a población adulta y no infanto-juvenil, que la movilidad ha aumentado con los niños empezando a ir a los colegios, que se han relajado medidas o que el virus va encontrando sus nuevos nichos”, dice Lidia Amarales, exsubsecretaria de Salud Pública y coordinadora de esa área en la Escuela de Medicina de la U. de Magallanes. Sobre esto último, ahonda que “con un alto porcentaje de la población adulta vacunada, el virus se podría estar trasladando a la población juvenil”.

Aclara, eso sí, que las curvas de contagio demuestran que desde un inicio han sido iguales, pero en proporción menor en la población infanto-juvenil. “Que quede claro que el virus sigue el mismo patrón en niños y en adultos, pero en proporciones menores. La gente cree que los niños se empezaron a infectar ahora, pero eso no es así. Se ha demostrado con creces que los niños son igualmente afectados y también tienen procesos de gravedad que llevan a hospitalizaciones”.

Para Cinthya Urquidi, académica de Epidemiologia y Estudios en Salud de la UAndes, lo primero que hay que descartar es si es que el aumento se debe a un mayor testeo, porque, dice, al inicio no se testeaba mucho a los menores de 15 años. “Varios de los colegios han aumentado el testeo”, ejemplifica.

Señala que otras de las explicaciones pueden apuntar a una mayor circulación del virus en este grupo etario, “pero no en el colegio ni la comunidad, sino más bien dentro del hogar, debido a que la familia está aislada, pero alguien siempre sale”. Agrega como último punto el nivel de contagiosidad del virus. “El que está circulando ahora puede ser más contagioso en este rango etario”, señala.

Carlos Flores, jefe del Servicio de Pediatría y UTI del Hospital de Ovalle y miembro de la directiva de la Sociedad Chilena de Epidemiología, también ve factores de testeos: “Cuando empezó la pandemia para todos era desconocida y se llamó a la población escolar a no ir a los colegios, eso aumentó la protección para nuestros niños y se vio reflejado en la poca circulación de otros virus tradicionales”.

Por eso, cree, “permitir que los niños vuelvan a clases, lo que es entendible, en estas circunstancias no es el mejor momento, porque aumenta la movilidad y ese aumento expone más a nuestra población infantil a contagiarse”. Coincide en otro factor, el de los mayores desplazamientos de los adultos jóvenes. “Ellos llegan como portadores asintomáticos a sus domicilios y crean esta infección”.

En tanto, Gema Pérez, pediatra broncopulmonar de Clínica Vespucio, enumera las razones que ha visto atendiendo pacientes: “Cada vez nos hemos ido enfermando más los menores de 50 años y las probabilidades de que los niños sean contacto estrecho son mayores, porque antes se enfermaban más los abuelos, que no vivían con niños. Lo segundo es que te das cuenta que cada vez hay más gente circulando, incluidos los niños. Lo otro es que hay colegios que abrieron en Fase 2, cosa que me parece ilógica en tiempo; el año pasado estuvieron encerrados en toda esta época. Y por último, las variantes, que cada vez afectan a más niños y son más severas”.

El Covid en los niños

Sean cuales sean las razones de que el Covid en niños es más visible ahora que antes, en lo que varios expertos coinciden es en las características que aprecian actualmente en los menores contagiados.

Flores, pediatra con magíster en epidemiología, detalla que en general el porcentaje de niños hospitalizados por Covid bordea el 2% y que lo que se está viendo ahora “son chiquitos con algunas neumonías y esa es la diferencia que existe con el año pasado”.

Así, Pérez, la pediatra de Clínica Vespucio, coincide y aporta que “están llegando más PIMS, donde el número de casos de este año respecto del total del 2020 ya es muy superior. Además, el año pasado no vimos neumonías en niños de la forma que se veían en el adulto, y desde enero para adelante ya empezamos a ver niños chicos, principalmente de siete a nueve años, con cuadros iguales al del adulto”.

Cree que eso ha ocurrido porque “se ha descuidado un poco a los niños, porque al principio se habló de que solo iban a ser vectores y la gente se tiende a relajar. Es menos frecuente, es cierto, pero sí existe la posibilidad de que hagan cuadros graves”. Además, advierte que por la temporada invernal van a aparecer los otros virus respiratorios. “Eso, superpuesto al Covid, puede dejar la escoba”, augura.

En ese sentido, la epidemióloga Urquidi aborda que “ahora sí se les está dando más foco a los niños, especialmente por el tema de la eficacia de la vacuna y porque se han reportado algunos casos severos”. Y agrega: “Creo que de ahora en adelante esos mitos en torno a niños se van a empezar a aclarar. Puede haber esa sensación de que no se les ha dado prioridad, pero se les daba a los adultos, porque eran ellos los que estaban falleciendo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.