Regreso a clases con testeos en colegios: Salud aplicará examen de detección de anticuerpos a escolares

Mañalich adelanta que los tests se aplicarán de la misma forma de como lo hacen con las vacunas, citándolos por grupos y para eso ya tienen 100 mil disponibles. Además plantea que mayo sería un mes idóneo para regresar a clases: "En mayo estamos empezando el invierno y empieza amenazar la influenza y sincicial respiratorio y para esas infecciones, paradójicamente, estar en cuarentena es la peor idea que puede haber". Algunos establecimientos se oponen a la medida.




¿Cuándo volver a clases? Es la pregunta que está sobre la mesa hace varias semanas y con la cual los equipos de los ministerios de Salud y Educación están trabajando a contrarreloj, para entregar una respuesta clara y que se pueda aplicar en todo el país. Por lo mismo, la presión no ha sido poca. De hecho el ministro de Salud, Jaime Mañalich, adelantó el domingo en Canal 13 que, en su opinión, “las escuelas de lugares donde no hay epidemia deberían volver el 27 de abril”.

Pero la decisión no está tomada y así lo recalcó el Presidente Sebastián Piñera en su cadena nacional de ayer: “La fecha programada para la vuelta a clases era el lunes 27 de abril. Hoy anuncio que esta fecha será postergada y que el Plan de Vuelta a Clases, será pronto dado a conocer y se empezará a aplicar, en forma gradual, a partir del mes de mayo”.

Mientras el Mineduc termina de afinar el plan, Mañalich adelanta cuáles serán algunas medidas que acompañarán el retorno de los estudiantes a sus colegios. Una de ellas será la aplicación del test de detección de anticuerpos en comunidades escolares. “El testo se hará igual que cuando los citamos para las vacunas. Los citamos por grupos en un colegio e igual como lo hemos hecho con las vacunas, les tomamos el examen de coronavirus, el examen para ver si tienen anticuerpo”, dice Mañalich a La Tercera PM, y agrega que han comprado un millón de estos tests de los cuales ya tienen 100 mil disponibles para los colegios y que el Minsal ya le hizo una propuesta el Mineduc respecto de cuándo iniciar estos testeos y en qué comunas.

¿Y los criterios que fijó el Consejo Asesor?

En la sesión del 6 de abril, los especialistas detallaron tres criterios para reabrir los colegios: que el número de reproducción del coronavirus sea igual o menor a 1,5 (este es el número promedio de contagios nuevos que genera un caso y hoy se sitúa cerca de ese nivel); que haya una reducción sostenida o una ausencia de casos nuevos durante 14 días; y que los casos sin trazabilidad (es decir, sin que se sepa cómo se contagiaron) no sea superior al 10%, es decir, que reduzca consistentemente, pues hoy es del 33%.

Mañalich comenta que respecto del primer criterio el número de reproducción está en 1,3 personas, es decir, una persona contagiada de Covid-19 infecta a 1,3 personas. Sobre la trazabilidad de los casos, el jefe de Salud asegura que “se cumple la trazabilidad, porque ellos piden que los intrazables sean menos del 10%” y complementa señalando que “no podemos trazar a todos los casos porque ya tenemos difusión comunitaria, pero a lo que ellos se refieren es que si aparece después de que se inicien las clase un caso, tener garantizado que a ese caso vamos a poder trazarlo muy bien”.

Respecto de la pregunta de por dónde partir, Mañalich explica que se debiese iniciar el retorno en las comunidades escolares pequeñas. “La primera lógica y prioridad deberían ser las escuelas rurales y de pocos alumnos. El riesgo de que en un pueblo de 5 mil personas y dos escuelas, que haya brote, es muy remoto, porque la gente vive lejos uno de otros, se encuentran poco”, dice el ministro.

¿En qué mes hacerlo? “Mayo es un buen momento. Estamos empezando el invierno y empieza amenazar la influenza y sincicial respiratorio y para esas infecciones, paradójicamente, estar en cuarentena es la peor idea que puede haber (...) Curiosamente, lo único que uno quisiera cuando hay influenza es que la gente no esté junta dentro de su casa”, dice el ministro.

El académico del Centro de Epidemiologia y Políticas de Salud de la Facultad de Medicina de la UDD, Manuel Nájera, plantea que en la discusión sobre el regreso a clases es relevante saber cuál es el rol que cumplen las escuelas en el contagio del virus. “No está tan claro sobre cuál es el rol de los colegios en la transmisión del virus. Hay evidencia de que respecto del virus de la Influenza sí tienen mucho impacto, pero en esta enfermedad, que es menos frecuente en los niños, no está bien estudiado de cuál sería su rol en la transmisión comunitaria”, dice Nájera.

El académico explica que hay modelos que muestran que el impacto en los casos nuevos producto de que los colegios sigan funcionando “nunca va a ser mayor a 5%”, es decir, “no generaría una reproducción descontrolada del virus, pero eso es en base a modelos matemáticos que utilizan varios supuestos”.

Nájera agrega que en Taiwán los colegios abrieron de inmediato y no se “evidenció un aumento en la transmisibilidad”. Por lo tanto, dice, “aún no se conoce toda la información, la evidencia, pero al parecer los contagios no son tan fuertes como sí lo serían en aglomeraciones de adultos”.

Colegios se oponen al regreso

La idea de volver a clases fue rechazada por algunos establecimientos. La Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE), que agrupa a 800 recintos privados, entre ellos el Villa María Academy, el Saint George’s College y el Nido de Águilas, dice que es “apresurado hablar de un retorno a clases presenciales, en el corto y mediano plazo, porque no están dadas las condiciones mínimas adecuadas para ello”.

“Nuestra realidad cultural, es diferente a la de los países desarrollados que se mencionan como ejemplo para fundamentar decisiones de esta naturaleza”, dice esta agrupación, la que también rechaza que el regreso a las aulas comience con los escolares de prebásica y básica, pues es una población con riesgos sanitarios difíciles de controlar. “Lo lógico es que el ingreso gradual se inicie con las y los estudiantes que cursan la enseñanza media”, agregan.

A juicio de FIDE, el regreso a clases debería evaluarse en “uno y medio o dos meses más, ya un poco alejada del mayor impacto de la pandemia”, y considerando las recomendaciones de la Comisión Asesora Covid-19, compuesta por epidemiólogos, la que propone reducir el tamaño de los cursos a 20 alumnos, un ingreso gradual al colegio y con clases de no más de 45 minutos.

“Por ahora, las políticas públicas deben orientarse a reforzar y apoyar el esfuerzo extraordinario que han puesto en práctica los trabajadores, estudiantes, y padres y apoderados, para realizar una inédita gestión pedagógica de naturaleza virtual de gran complejidad y no exenta de dificultades”, agrega FIDE.

En la Corporación Nacional de Colegios Particulares (Conacep) opinan distinto. Su presidente, Hernán Herrera, plantea que primero hay que esperar a que el Mineduc anuncie el protocolo y los criterios de regreso a clases, según la evolución de la pandemia.

“Lo único que tenemos que hacer es atenernos a ese protocolo. El sistema escolar no resiste que lleguemos a octubre o noviembre sin clases, porque ahí sí se corre el riesgo de perder el año escolar, pero tampoco pueden volver a clases todos los escolares juntos. Hay que esperar la decisión de las autoridades”, explica.

Además, a diferencia de FIDE, Herrera cree que lo conveniente es que primero vuelvan a clases los escolares de la enseñanza básica, porque “para ellos es mucho más difícil impartir clases a distancia, enseñarles a leer”, y pueden ser trasladados por sus padres, a diferencia de los escolares de la enseñanza media, que tienen más autonomía.

Clases en universidades

La situación es distinta en la educación superior. Esos estudiantes están en clases virtuales y varias instituciones han anunciado que mantendrán la modalidad virtual durante todo el primer semestre, como la Universidad de Talca, donde las actividades presenciales no se retomarán antes de agosto.

Y tras el anuncio del Gobierno para el mundo escolar, las condiciones no cambiaron mucho en estos planteles. Anoche, el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, afirmó en TVN que “durante abril y mayo no vamos a estar de vuelta”.

“No podemos saber qué pasará en junio, esto tenemos que verlo de a poco, pero claramente no están dadas las condiciones para pensar en eso en las próximas cuatro o seis semanas”, agregó, aunque dijo que sería ideal volver a actividades físicas en julio.

La decisión de volver a clases en la Universidad Católica y Universidad de Chile no es menor, dicen en esas instituciones, pues tiene efectos en todo el sistema. Por ejemplo, el 14 de marzo, ambos planteles decidieron suspender sus clases presenciales, y a las pocas horas se sumaron el resto de las universidades.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.