Roberto Garrido, fiscal del caso Catrillanca: “Existía entre todos los acusados un pacto de no entregar información”

El persecutor aborda por primera vez el caso Catrillanca, investigación que le tocó liderar desde la Fiscalía de La Araucanía. El fiscal asegura que confía en que este resultado permita reforzar la confianza de las comunidades mapuche en la labor del Ministerio Público.




Luego de más de dos años de investigación, la Fiscalía de La Araucanía logró condenar, en primera instancia, a los ocho acusados por el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca. El trabajo del Ministerio Público, liderado por el fiscal Roberto Garrido, logró conseguir sentencias condenatorias para todos los acusados y cárcel efectiva para los exuniformados principales: 16 años para Carlos Alarcón y seis años para Raúl Ávila Morales.

En su primera entrevista desde que tuvo que hacerse cargo de esta investigación, el fiscal Garrido, reconoce que la indagatoria no fue fácil.

Luego de las condenas, el persecutor en conversación con La Tercera PM afirma que está conforme ya que el tribunal recogió todos los hechos de la acusación, la calificación jurídica terminó siendo bastante similar y las penas están dentro de lo que esperaban: “No hay satisfacción en el sentido de alegría, simplemente hay tranquilidad porque constatamos de esta manera que cumplimos nuestro objetivo, hicimos el trabajo que nos correspondía”.

¿Fue más compleja que una investigación común y corriente el hecho de tener que investigar a Carabineros?

Sí, en general las investigaciones de delitos que están asociados a instituciones, sobre todo a una institución que es colaboradora del Ministerio Público como Carabineros, es complejo porque uno tiene que actuar con objetividad y con independencia. Consagrar esos principios requiere de mucha concentración y dedicación. Las complejidades también venían porque había que demostrarle a las víctimas que la intención de la fiscalía era esclarecer los hechos sobre la base de esos mismos principios.

¿Cree que pudieron demostrarle a las víctimas que la fiscalía puede hacer justicia?

Las comunidades ven normalmente que la fiscalía trabaja en conjunto con Carabineros entonces ven al Estado como un solo ente. Acá era esa misma entidad la que venía a pedirles confianza. Con las comunidades uno tiene que demostrar las cosas sobre la base de hechos. Evidentemente nuestra pretensión no coincidía siempre exactamente con las de ellos, pero yo creo que pueden apreciar que nosotros fuimos verdaderamente objetivos, que trabajamos por esclarecer los hechos, que lo hicimos en un breve plazo, que no les pusimos ninguna trabaja para conocer los antecedentes de la investigación y estoy confiado en que al final puedan reconocer que hubo un esfuerzo importante por parte del Ministerio Público y que esto sirva para poder confiar en el trabajo y labor de la fiscalía.

¿Sintió presiones?

No sentí ninguna presión. El trabajo se pudo realizar con mucha independencia, con bastante objetividad. La única presión era la de hacer el trabajo bien y hacerlo en un tiempo que fue bastante breve. Eso fue lo que más nos apremiaba, pero presiones externas o internas, no, de ninguna manera. Hubo un respeto absoluto a la independencia del equipo de esta causa.

¿Hubo colaboración por parte de la institución de Carabineros?

Hubo colaboración desde el principio. Este caso no era un juicio a Carabineros, porque muchas personas de Carabineros aportaron desde el primer momento antecedentes para esclarecer los hechos. No puedo decir que se pusieron trabas.

¿Y respecto de los acusados?

Los acusados tomaron desde los primeros meses de la investigación una actitud de protección conjunta. Solamente uno de los acusados declaró en este juicio y lo hizo porque ya había dado entrevistas, pero los otros acusados mantuvieron siempre silencio y era evidente que tenían un pacto de no entregar información que permitiera ayudar al esclarecimiento de los hechos. No estaban obligados a hacerlo, es parte de su derecho, no los estoy reprochando, pero uno puede constatar de que existía entre todos ellos un pacto de no entregar información porque evidentemente cualquier cosa que pudieran decir, los podría perjudicar. No se puede sostener que ellos tuvieron una conducta colaborativa.

¿Hasta dónde llegan las responsabilidades institucionales de este caso?

Los Carabineros condenados son los que participaron del procedimiento. Formulamos acusación en contra de todas las personas respecto de quienes surgieron antecedentes concretos de que habían tenido participación en el homicidio, en los apremios ilegítimos o en la elaboración de la versión falsa con la que se pretendió ocultar los hechos que es la obstrucción a la investigación.

¿Esa participación nunca llegó hacia altos mandos?

No. La persona de más alto rango a la que se acusó, que es el exjefe de Fuerzas Especiales. Se le acusó directamente porque participó del procedimiento, porque recibió información inmediatamente de lo ocurrido y las versiones falsas llevaban su firma. Él nunca ha declarado que alguien le dio la orden de hacer eso y no hay ningún antecedente o documento que apunte en ese sentido. No hay ningún querellante que apuntara con una imputación concreta a otras personas distintas a las que se han acusados en este caso.

¿Este caso provocó que se cambiara la relación del Ministerio Público con Carabineros?

Como fiscal de la Fiscalía Local de Temuco diariamente me relaciono con Carabineros, por ejemplo, cuando estoy de turno y no he sentido de ninguna manera que se haya afectado la relación del Ministerio Püblico con Carabineros.

¿Qué ocurrió finalmente con el robo de los autos a las profesoras?

El robo existió, es un hecho que formaba parte incluso de la relación fáctica de la acusación y que la sentencia reconoce. La presencia de Carabineros en ese lugar, el día 14 de noviembre de 2018, se debe a que había acontecido un robo por intimidación que afectó a tres profesoras de una escuela rural. No era parte de la investigación que asumió el equipo a mi cargo esclarecer el robo, ahí hay una investigación diferente. Esta no era la investigación del robo con intimidación y del homicidio subsecuente, esta era la investigación del homicidio.

¿Esos autos aparecieron?

Sí, hay muchos registros donde aparecen los vehículos. Eran tres y se recuperaron.

¿El caso sigue abierto?

Por lo menos la información que se dio durante el juicio oral es que esa investigación estaba abierta.

¿Con imputados conocidos?

No, con imputados desconocidos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.