Sabas Chahuán, abogado de Aníbal Mosa: "Comprar acciones para sumar más votación es legítimo"

Sabas Chahuán

Foto: Agencia Uno.

El ex fiscal nacional asumió hace unos días la defensa del presidente de Blanco y Negro frente a la sanción que le impuso la CMF por adquirir títulos tras aprovechar el acceso a información privilegiada de la sociedad anónima.




El mediático ex fiscal nacional Sabas Chahuán (54 años) vuelve a relacionarse con el fútbol. Reconocido hincha de Palestino y otrora director del cuadro árabe, el abogado se embarcó en la empresa de defender a Aníbal Mosa ante la Comisión del Mercado Financiero, que condenó al comerciante a pagar 10 mil UF por el uso de información privilegiada para comprar acciones, en una causa en la que Gabriel Ruiz Tagle fue inhabilitado por cinco años y sancionado con el pago de 15 mil UF (rebajadas a la mitad) por vender títulos y obtener réditos.

¿Cómo se genera su vínculo con Aníbal Mosa?

El señor Mosa me llamó y me pidió reunirnos para contarme el problema que tenía y si podía asumir su defensa. Tuvimos un par de reuniones, llegamos a acuerdo y lo estoy representando.

¿Le pareció defendible el caso, a pesar de la complejidad del mismo?

Bueno, el caso es complejo. Sin duda. Pero yo soy abogado, he tenido casos tanto o más complejos que este y me pareció que había una posición jurídica y personal interesante de defender y por eso lo estoy representando.

Aníbal Mosa señala que no se benefició con esta situación.

No, en absoluto. Eso está acreditado. La propia CMF, no obstante que le impone la sanción, reconoce expresamente en su resolución que no hubo beneficio para el señor Mosa con la operación que hizo ni tampoco evitó pérdidas, que también es una forma de beneficio. O sea, no tuvo lucro ni evitó pérdidas.

Pero desde el punto de vista ético puede ser cuestionable, porque finalmente el objetivo era sumar un nuevo director para recuperar el control político de la sociedad.

Mire. Yo, desde el punto de vista ético, en el caso del señor Mosa, creo en sus buenas intenciones, pero no me corresponde a mí analizar el tema ético, yo estoy analizando el tema jurídico. Y desde el punto de vista jurídico, no hay ninguna infracción a la debida transparencia del mercado ni resultó nadie perjudicado. Entonces, me parece que no hay uso de información privilegiada para obtener beneficios. Yo defiendo los derechos de las personas y hay derechos que defender acá.

Usted habla sobre lo económico, pero le insisto en que eso ayudó a sumar un nuevo director y recuperar el control de la sociedad.

Claro, esa consecuencia la puede extraer el propio Aníbal Mosa. Lo que pasa es que no era automático. Él compró acciones, no obtuvo beneficios. Después compró más. A los 15 o 20 días de que compró ese primer paquete, compró acciones que le costaron mucho más caras. Y después parece que compró más acciones. Entonces, en ese sentido, ir comprando acciones para sumar más votación en una eventual asamblea es legítimo desde el punto de vista de que puede hacerlo cualquier accionista de una sociedad anónima.

En ese mismo informe se menciona la situación de Gabriel Ruiz Tagle y lo pone junto a Aníbal Mosa.

Lo que pasa es que la investigación de la CMF se inicia por una autodenuncia del señor Ruiz Tagle y abarcaba todas las operaciones que pudieran estar relacionadas. No me corresponde hablar de la situación del señor Ruiz Tagle. Lo que sí, creemos que jurídicamente es bastante distinta a la de Aníbal Mosa. Aníbal Mosa compró acciones, pero no obtuvo beneficios.

¿Qué le parece la estructura de la CMF para estos casos?

Me parece que en la modificación que se le hizo a la ex Superintendencia de Valores y Seguros, hoy Comisión del Mercado Financiero, el procedimiento da oportunidades para ejercer los descargos y para defenderse, y nosotros estamos utilizando una ley. Me parece que se está haciendo adecuadamente. No estamos en absoluto de acuerdo con la resolución, pero se está haciendo de acuerdo a la ley.

Aníbal Mosa se declaraba ignorante del sistema. ¿Es creíble, pensando en que él lleva varios años en Blanco y Negro?

Lo que pasa es que si uno piensa que es un empresario exitoso, uno tiende a decir "pero cómo no va a saber". Pero si uno lo vincula a que es la primera sociedad anónima abierta que transa en Bolsa donde él ha sido director, y que, según las propias palabras del señor Mosa, no le avisaron sus asesores de que no podía comprar en ese periodo, a mí me resulta plausible lo que está sosteniendo. Ahora, más allá de si uno le cree o no le cree, que a mí me parece creíble, hay un hecho objetivo, que es que él compró acciones; después compró más. No las ha vendido, su interés era permanecer en Colo Colo y tener más acciones, y no obtuvo ningún beneficio, sino que tuvo pérdidas por la compra de acciones.

¿Su estrategia es bajar la multa, anularla?

Nosotros estamos pidiendo que se deje sin efecto la multa. Vamos a ver qué hace la Comisión de Mercado Financiero. Eventualmente hay otros recursos que se pueden evaluar ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

Comenta