Se vienen las reformas institucionales: la alerta de Chile Vamos a Piñera y el riesgo de "recargar" la agenda legislativa

WhatsApp Image 2019-07-24 at 10.25.14

En reuniones de parlamentarios con el Presidente en Cerro Castillo, dirigentes oficialistas abordaron las propuestas de reformas institucionales y políticas, advirtiendo que algunas de ellas podrían significar "trabar" acuerdos con la oposición en otras materias, como tributaria y previsional.




A pocas horas de que la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados vote un aspecto central de la reforma tributaria –la reintegración del sistema–, los parlamentarios de Chile Vamos se reunieron con el Mandatario Sebastián Piñera y los ministros del comité político en el palacio presidencial de Cerro Castillo, en Viña del Mar, para abordar la agenda legislativa.

Y pese a ese hito que tendrá la modernización tributaria en esta jornada, los detalles sobre su tramitación no fueron parte de las conversaciones. Más bien, señalan distintas fuentes, se buscó iniciar el diálogo interno en el bloque respecto de distintas materias que podrían llegar al Parlamento de aquí a julio del próximo año.

Los encuentros fueron dos: los senadores del conglomerado llegaron anoche al palacio viñamarino, mientras que los jefes y subjefes de las bancadas de diputados fueron citados a las 8.30 horas de hoy. En ambas oportunidades, eso sí, los contenidos fueron los mismos. La crisis del agua que se vivió en Osorno en las últimas semanas y la eventual caducidad de la concesión a Essal por la falla ocupó gran parte de las conversaciones.

Sin embargo, de acuerdo a quienes participaron de estos encuentros, uno de los principales focos estuvo en la coordinación de las prioridades legislativas y el espacio que se abre para que el gobierno aborde las reformas institucionales que el Mandatario anunció en su última cuenta pública y que provendrán de un proceso de diálogo con distintos actores que ha liderado el ministro Andrés Chadwick (Interior).

Así, los asistentes dicen que se advirtió sobre los riesgos de "recargar" la agenda legislativa. Diversas fuentes comentan que Piñera hizo, primero, una larga exposición sobre las distintas modificaciones que se abarcarían, tales como cambios vinculados al proceso legislativo, la rebaja en el número de parlamentarios y la incorporación de un límite a la reelección, el sistema de nombramientos de jueces y fiscales, la posibilidad de poner fin al fuero parlamentario, y modernizaciones en instituciones como el Tribunal Constitucional (TC) y el Consejo de Defensa del Estado.

Desde Chile Vamos, si bien coincidieron con el diagnóstico expresado por el Jefe de Estado –en términos de que es necesario "repensar" algunas prácticas, mecanismos e instituciones propias de la democracia–, también advirtieron que, en la oposición, no todos los temas son bien evaluados y que podrían derivar en "trabas" para acuerdos en otras materias.

Así, oficialismo y gobierno concordaron que las prioridades deben seguir estando en las reformas tributaria y previsional –que ya están en trámite–, lo que implica no solo "manejar adecuadamente" sus tiempos de discusión –explica un parlamentario–, sino que, sobre todo, "buscar los acuerdos necesarios" para que superen los escollos en el Congreso y puedan convertirse en ley.

Para ello, diputados y senadores enfatizaron en que se debe "pensar muy bien" la mejor oportunidad para ingresar los proyectos institucionales y políticos, ya que existen iniciativas -particularmente la rebaja de parlamentarios- que son resistidas por la oposición y que podrían bloquear el avance de las otras reformas.

"Sin perjuicio de la importancia de las reformas institucionales, hay que asegurar que su tramitación no entorpezca el avance de la reforma tributaria, previsional y de salud, junto con otras leyes, como migración y sala cuna universal", dijo el senador Andrés Allamand (RN). Y agregó: "Lo razonable es, siguiendo lo planteando por los presidentes de ambas cámaras, aprovechar el segundo semestre para sacar adelante lo que ya está arriba de la mesa sin recargar exageradamente la agenda legislativa".

En este mismo sentido, el diputado Francisco Undurraga (Evópoli) explicó que la cita se centró en la "ver cuáles son los tiempos que vamos a proponerle al Parlamento para asumir las reformas de modernización del Estado. Hay bastante consenso en prácticamente todas las acciones futuras del gobierno, y el gobierno, además, va a tener una reunión con su gabinete pleno, donde se van a fijar los lineamientos hacia adelante, sin descuidar lo que hoy día se está haciendo, ya sea en el Parlamento, en términos de la tributaria y la previsional, como también las acciones que se están emprendiendo en beneficio de los niños, en materia de salud, etc.".

Desde la UDI, el diputado Juan Antonio Coloma puntualizó que "respecto de las reformas institucionales, lo primero es concluir la ronda de conversaciones con todos los actores políticos y, después, buscar el mejor momento para ingresar los distintos proyectos".

Rebaja de diputados: ¿120?

Más allá de que distintos parlamentarios plantearan a Piñera la importancia de "evitar trabas" a los acuerdos con la oposición, al interior del propio oficialismo también hay un tema que complica: la rebaja de parlamentarios.

De acuerdo a fuentes oficialistas, mientras en la UDI hay mayor consenso sobre volver a un sistema de 120 diputados y rebajar a 40 los senadores, en RN y Evópoli no hay una única postura. Y aunque en el bloque dicen comprender que el gobierno enviará el proyecto con esa cifra –porque así lo comprometió Piñera en su cuenta pública–, pidieron al Ejecutivo espacio para acordar internamente la "mejor cifra", aquella que "acomode a todos los partidos" y, luego, permitir que se modifique en la discusión legislativa a través de indicaciones.

Por ahora, dicen, el principal problema está en que no se conocen bien las consecuencias que podría tener la rebaja en las distintas zonas ni tampoco los criterios para determinar dónde se reducirán legisladores. En lo que sí hay consenso es en que no habrá redistritaje, por lo que, en esas condiciones, el número que comienza a tomar fuerza es el de 134 diputados, tal como se fijó en el acuerdo RN-DC de 2012.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.