Susaron, Angelini y Oxiquim: las motivaciones que unen al grupo que se adjudicó artefacto explosivo en Providencia con anteriores atentados

Durante las últimas horas, el grupo “Nuevas Subversiones Anárquicas – Célula Alex Núñez” se adjudicó la instalación de una bomba en Providencia, la cual no detonó debido a una falla técnica. En su texto reivindicatorio, el grupo apunta al supuesto daño medioambiental que provocaría la empresa donde fue instalada la bomba. Dicha motivación ecologista también ha sido utilizada por otros grupos en hechos similares durante el último tiempo.


La primera alarma la dio un guardia de seguridad. El pasado lunes, cerca de las 9.30 de la mañana, trabajadores de la empresa Oxiquim, ubicada en Providencia, encontraron una bolsa en el estacionamiento cuyo contenido les llamó la atención, por lo que decidieron contactar a la policía. Se trataba de un artefacto explosivo, el cual no detonó -según el fiscal- por errores técnicos. Durante las últimas horas, el grupo denominado “Nuevas Subversiones Anárquicas – Célula Alex Núñez” se adjudicó la instalación de este artefacto, y al igual que en otros hechos de similares características que han ocurrido el último tiempo, apuntaron a motivaciones medioambientales.

Una vez dado el aviso por parte de la empresa, el GOPE de Carabineros llegó al lugar, donde también se constituyeron los fiscales Héctor Barros, de la zona Sur, y Alex Cortez, de la Unidad de Alta Complejidad y Crimen Organizado. Barros confirmó que se trataba de un artefacto explosivo no detonado “por problemas en el sistema eléctrico” y detalló que se trataba de un elemento de alta potencia.

Los hechos están siendo investigados bajo reserva por la Fiscalía Sur, así como también por los equipos del OS9 y el Labocar de Carabineros. Y durante las últimas horas, a través de diversos sitios web anarquistas, el grupo “Nuevas Subversiones Anárquicas – Célula Alex Núñez” reivindicó el hecho, afirmando que el “artefacto de alta potencia no logró explotar por un detalle técnico superable, así que vamos por más”. Junto con eso, adjuntaron algunas fotografías en las que se puede observar el elemento explosivo.

La gerenta de la compañía Oxiquim, Carolina Pardo, ya había relatado a la prensa el día del ataque cómo fueron alertados y lo que observaron del paquete. “Nos avisan que hay una bolsa de basura con un artefacto al interior, sospechoso. Sospechoso porque tenía unas pilas, un tubo de PVC. En ese mismo momento decidimos evacuar a toda nuestra gente que estaba en las oficinas”, sostuvo.

Ecoterroristas

Este no es el primer hecho de estas características ocurrido el último tiempo. En julio pasado, el “Grupo de Acción 6 de Julio Nueva Subversión” reivindicó el artefacto explosivo que detonó en la empresa Besalco en Las Condes. Luego, en octubre también fue encontrado un artefacto explosivo, ahora en el edificio donde se ubica el grupo Angelini, en Las Condes, el cual fue adjudicado por “Fracción Autonómica Cristián Valdebenito”, en mención al hombre de 47 años que murió durante el estallido de 2019 por el impacto de una bomba lacrimógena en su cabeza.

En este último, el grupo que reivindicó el atentado lo atribuyó a motivos medioambientales debido a las empresas ligadas al grupo: “La mayoría de las empresas antes mencionadas tienen un piso en particular en el edificio que hemos atacado. Representan agencias claves para la consolidación del sistema neoliberal y extractivista”. Ese ataque, además, ocurrió un día después de que se conociera la sentencia a 45 años de cárcel a Camilo Gajardo Escalona, quien fue hallado culpable de cometer seis atentados explosivos en la Región Metropolitana, entre 2017 y 2019. Si bien fue calificado como un “lobo solitario”, Gajardo era integrante de la célula ecoterrorista “Individualistas Tendiendo a lo Salvaje” (ITS).

En esa línea, tras el hecho ocurrido en Providencia el lunes, el fiscal Barros entregó sus primeras hipótesis de las motivaciones de este grupo y de los que han realizado los hechos anteriores. “Creemos que el foco tiene que ver más con la empresa que con el consulado (de Armenia, vecino del lugar). Hemos tenido en el último tiempo algunas acciones de grupos anarquistas vinculados con empresas y temas ecológicos. Es la dinámica que hemos tenido en el último tiempo, son grupos que están vinculados al tema ecológico”, aseguró el persecutor.

En su texto adjudicatorio, el grupo -que utiliza el nombre de Alex Núñez, fallecido en pleno estallido de 2019 tras una presunta golpiza policial en Maipú- apunta a los rubros en los que trabaja Oxiquim, la cual calificó como “gigante de la industria química chilena, proveedor directo de las principales industrias extractivistas del sector forestal, minero, agroindustrial y pesquero del país”.

Junto con eso, apuntó a que la empresa tiene “responsabilidad directa en la contaminación y el ecocidio de las aguas, el territorio y lxs habitantes de Quintero-Puchuncaví, defendida por la Armada de Chile en las protestas contra las llamadas «zonas de sacrificio»”. Finalmente, el grupo asegura que este se trata de un “nuevo golpe de venganza contra los responsables de la devastación y la destrucción de la Tierra”.

Los lazos con otros “ecoterroristas”

Los últimos hechos ocurridos en Providencia y Las Condes no han sido los únicos atentados que han pasado el último tiempo. En septiembre pasado, el grupo “Antiespecista Emilia Bau – Nueva Subversión”, se adjudicó el ataque incendiario a la medialuna Nos en San Bernardo.

Días más tarde, el “Grupo de Respuesta Animal” se adjudicó otro ataque incendiario, esta vez en Quilicura. El 19 de septiembre, un grupo de desconocidos ingresó a la empresa de carnes Susaron e incendió seis camiones. Tiempo después, la PDI detuvo a cuatro sujetos quienes presuntamente habrían participado de ese atentado.

Por ese ataque están en prisión preventiva tres hombres y una mujer: Nicolás Guillermo Meléndez Mac-Kenney, Diego Edgardo Rivas Moraga, Rodolfo Olivares Maulén e Itamar Llare Díaz Castro, a quienes se les imputa el incendio de los camiones de Susaron.

A raíz de eso, el grupo “Nuevas Subversiones Anárquicas – Célula Alex Núñez”, quienes se responsabilizaron de la instalación del artefacto explosivo en Providencia el lunes, concluyen su declaración haciendo referencia a los detenidos por ese hecho. “Con especial complicidad nos hermanamos con lxs anarco nihilistasveganxs detenidxs tras el ataque antiespecista contra la empresa de explotación animal Susaron” (sic), concluyen.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.