Tres semanas de vacío: los estragos de un fixture desconcertante que deja parados de repente a varios equipos

Huachipato y Wanderers, dos de los equipos que podrán tomarse una pausa. (Foto: AGENCIAUNO)

Cómo encajan el receso obligatorio, y sin fecha segura de vuelta, los conjuntos que están al día en el campeonato: Universidad de Concepción, Wanderers, Everton, Huachipato, Audax Italiano y Antofagasta.




El Campeonato Nacional se pone al día. Desde mañana, comenzarán a disputarse los partidos pendientes, con el objetivo de que las tres últimas fechas del certamen se disputen en igualdad de condiciones. En ellas, naturalmente, hay mucho en juego: desde el título hasta el descenso. Y, entre medio, la clasificación a los torneos internacionales del próximo año. Todo en medio de un calendario profundamente alterado por el Covid-19.

Apenas seis equipos en la Primera División han cumplido sus compromisos con regularidad. Universidad de Concepción, Audax Italiano, Deportes Antofagasta, Everton, Huachipato y Santiago Wanderers han disputado 31 encuentros. Todos podrán tomarse una pausa, pues el retorno está previsto para comienzos de febrero, aunque en ningún caso el receso puede considerarse un sinónimo de vacaciones. Si acaso califique para ser considerado una pausa, un descanso necesario en medio de extenuantes jornadas de partidos y viajes. El trabajo, en todo caso, no se detiene. Sobre todo porque, salvo los de Valparaíso, se trata de equipos que han cambiado entrenador recientemente.

Santiago Wanderers, de hecho, ya descansó. En el staff que encabeza Miguel Ramírez determinaron que una pausa resultaba clave. “Empezamos con un par de días libres, martes y miércoles, porque hacía un mes que no teníamos. Ni siquiera descansamos para las fiestas de fin de año”, dice el preparador físico de los porteños, Marcelo Oyarzún. “Vamos a hacer un trabajo de mantención, porque nos quedan tres partidos”, anuncia. La planificación también incluye un partido amistoso frente a Audax Italiano, en el complejo de Mantagua. En el puerto, en todo caso, lamentan que aún no exista claridad respecto de los compromisos futuros. “No sabemos cuándo jugamos y qué pasará después del 15 de febrero, con la Copa Chile. Así, es imposible planificar. Si supiera que habrá dos semanas de vacaciones, sería distinto, pero no hay certeza de eso tampoco”, critica Oyarzún.

Huachipato fue el más generoso. El plantel siderúrgico quedó libre el martes, después del contundente triunfo sobre Unión Española. El retorno al trabajo está previsto para el domingo, aunque un día antes el equipo que dirige Juan José Luvera, quien reemplazó a Gustavo Florentín, deberá someterse a exámenes de PCR. “Hemos obtenido triunfos que son muy importantes para la institución y no me queda más que felicitar a los jugadores. Ahora vienen días de descanso que nos vienen muy bien para recuperar bien al plantel y tomar un nuevo aire debido al desgaste que realizaron en los últimos partidos. Queremos terminar bien el campeonato e ir partido a partido. Es lo que piensa el equipo y para eso debemos preparar de buena manera el cómo enfrentaremos estas tres finales que nos quedan para finalizar este campeonato. La idea es que lleguemos lo más alto posible”, dice el nuevo dueño de la banca.

La planificación del equipo de Talcahuano contempla entrenamientos normales desde el lunes. También se evalúa la opción de disputar algún partido amistoso, que dependerá de la disponibilidad de rival.

Amistosos en mente

Cada realidad tiene matices. El Campanil, por ejemplo, debe ponerse a punto para dar la última batalla por la permanencia. La escuadra que dirige Hugo Balladares ocupa el penúltimo puesto en la tabla ponderada y, en esa condición, disputaría la definición para conservar la categoría. Por esa razón, en el club estudiantil esperan que en esta jornada el estratega, quien reemplazó a Eduardo Acevedo, entregue la planificación de los próximos días. La escuadra penquista volverá el lunes a los entrenamientos, después de un fin de semana libre. La idea es realizar un microciclo de trabajo físico y futbolístico, con la prioridad puesta en asimilar el modelo del nuevo entrenador y en recuperar a los lesionados. Se evalúa, también, la organización de algunos partidos amistosos.

Audax Italiano tuvo libre el martes, después de la caída frente a Unión La Calera. El equipo de Pablo Vitamina Sánchez volverá a descansar el domingo. El resto de los días tendrá que trabajar. La planificación contempla prácticas normales en jornada matutina. Además del partido frente a Wanderers, el énfasis estará puesto en la recuperación física y en seguir asimilando el modelo de juego del estratega.

En Antofagasta, en tanto, apuestan a seguir tomándole la mano a los principios de Héctor Tapia, quien asumió como entrenador en los primeros días de diciembre, en lugar de Héctor Almandoz. El cuerpo técnico optó por una fórmula distinta para beneficiar el descanso sin perder el trabajo: fraccionó al plantel para distribuir los días libres. El régimen termina el sábado, cuando ya todos los jugadores deben estar disponibles para los entrenamientos conjuntos. “Este receso sirve, sin dudas. Es una de las pocas semanas que vamos a tener para trabajar normalmente. Le vamos a agarrar la mano a la idea que quiere el profe. Hay que aprovechar este tiempo en ese sentido. Cuando juegas cada tres días, prácticamente recuperas y nada más. Somos el equipo que más viaja, con Iquique. Estos días nos permitirán trabajar como grupo. A estas alturas, ya no es mucho lo que se puede planificar”, sostiene el arquero Ignacio González.

Everton, en tanto, también espera concretar algún partido preparatorio. La prioridad será recuperar a los delanteros Marcos Sebastián Pol y Cristián Menéndez. El equipo viñamarino tuvo tres días libres y retomó los entrenamientos. “Tras el partido con Universidad Católica, el plantel tuvo dos días de descanso, retomando hoy los entrenamientos de cara a los tres desafíos que nos quedan. Dentro de la planificación está entrenar hasta el miércoles, finalizando este microciclo con una práctica conjunta con nuestra Sub 21, para hacer fútbol. El jueves tendrán libre, retomando los entrenamientos el viernes hasta el partido con Palestino”, explica el gerente deportivo ruletero, Gustavo Dalsasso.

La programación de los partidos pendientes en el Campeonato Nacional es la siguiente:

Sábado 23 de enero

Colo Colo vs. Coquimbo Unido, 18 horas, estadio Monumental

Cobresal vs. Unión La Calera, 20:30 horas, estadio El Cobre

Domingo 24 de enero

Deportes La Serena vs. Curicó Unido, 17 horas, estadio La Portada

Universidad de Chile vs. Deportes Iquique, 19:15 horas, Estadio Nacional

Lunes 25 de enero

Universidad Católica vs. Palestino, 20:00 horas, estadio San Carlos de Apoquindo

Martes 26 de enero

Unión Española vs. Coquimbo Unido, 20 horas, estadio Santa Laura

Jueves 28 de enero

Unión La Calera vs. Deportes Iquique, 20 horas, estadio Nicolás Chahuán

Viernes 29 de enero

Coquimbo vs. Universidad de Chile, 19 horas, estadio Francisco Sánchez Rumoroso

Sábado 30 de enero

O’Higgins vs. Universidad Católica, 19 horas, estadio El Teniente

Domingo 31 de enero

Colo Colo vs. Unión La Calera, 18:30 horas, estadio Monumental

Curicó Unido vs. Unión Española, 21 horas, estadio La Granja

Lunes 1 de febrero

Deportes Iquique vs. Coquimbo Unido, 21 horas, estadio Tierra de Campeones

Jueves 4 de febrero

Coquimbo Unido vs. Cobresal, 20 horas, estadio Francisco Sánchez Rumoroso

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.