Un Festival de Viña sin Gala: los planes opuestos de TVN y Canal 13 para dar la bienvenida al evento

sigamos de largo

Los animadores de Sigamos de largo (Canal 13) se harán cargo de Todos a Viña.

Tras la cancelación de la alfombra roja, la señal del grupo Luksic emitirá ese día viernes el programa Todos a Viña, con la conducción de Francisca García-Huidobro, Sergio Lagos y Maly Jorquiera. En tanto, TVN optará por una película.


La cancelación de la Gala del Festival de Viña fue un duro revés para sus organizadores, que año tras año presentan esta cita como el gran lanzamiento del certamen viñamarino. Más aún: desde que Chilevisión convirtió este evento en un programa televisivo hace nueve años, se ofreció como una noche más de festival, acaparando cifras récord de sintonía.

Por ello, desde que se anunció que la Gala 2020 se cancelaba, circuló la idea de hacer igualmente alguna transmisión especial ese viernes 21 de febrero en que tendría lugar el programa.

Así, tras evaluar la idea algunas semanas, Canal 13 resolvió emitir un programa especial que ya tiene nombre y animadores: Todos a viña, con la conducción de Sergio Lagos, Francisca García-Huidobro y Maly Jorquiera.

El programa irá el viernes 21 a las 22.30 horas, aunque se evalúa que sea grabado con anterioridad. El espacio, por un lado, tendría un tono de revisión con algunos de los momentos más recordados del festival, pero a la vez recogerá el formato de Sigamos de largo, que conduce justamente el trío de animadores.

La decisión de hacer este programa va más allá de aprovechar ese viernes que calentaba motores para la cita festivalera, pues la Gala trae consigo una serie de compromisos comerciales que ya estaban resueltos y cerrados desde hace varios meses.

Por su lado TVN, señal a cargo del Festival de Viña junto a Canal 13, ha descartado hasta ahora realizar algún tipo de emisión especial ese 21 de febrero. Según indicó el propio canal a La Tercera PM, para ese día exhibirán la película Top Gun en su horario prime.

Gala frustrada

Hasta el 18 de octubre pasado, la Gala de Viña se preparaba tal como en sus ediciones anteriores, con su característica alfombra roja y sus cientos de invitados desfilando glamorosos atuendos por las afueras del Casino de Viña.

Pero el estallido social encendió las alarmas frente a un evento que cada año requiere un importante contingente de seguridad que lo resguarde ante el gran número de invitados y público que se congrega.

Se evaluó por tanto desde un cambio de recinto hasta un giro en su propuesta, y fue justamente esto último lo que comenzó a prepararse para la edición 2020: un cambio de nombre de "Gala" a "Lanzamiento", sin alfombra roja, sin lujos, y con un carácter solidario para apoyar a las Pymes. Finalmente esa ida tampoco pudo concretarse, y el evento fue cancelado. De manera oficial se entregó como principal razón dar una señal de "sobriedad", aunque versiones al interior de la organización apuntaron a la seguridad, y que la propia Intendencia no aprobó el evento.

"Satélite" estelar

Siguiendo con los programas enmarcados en el certamen viñamarino, el "satélite" Échale la culpa a Viña emitirá su primer capítulo el sábado 22 de febrero en su edición vespertina, y un segundo episodio en horario prime ese mismo día (22.30 horas), como una versión estelar del programa que irá en las tardas previo a cada jornada festivalera hasta el 29 de febrero –finaliza un día después del festival-.

En la conducción habrá dos rostros por canal organizador: por Canal 13 estará Francisca García-Huidobro –tal como en 2019- y Raquel Argandoña, mientras que por TVN se harán presentes Karen Doggenweiler y el periodista Gino Costa.

Tal como en su versión anterior, el programa se emplazará en el Hotel Sheraton Miramar, y será dirigido por Juan Pablo González, hoy además a cargo del nuevo estelar de Canal 13 Bailando por un sueño, que debutará en marzo con Martín Cárcamo en la conducción.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.