De vuelta a clases: El renacer de la "escuela concertacionista" de búsqueda de talentos

Bachelet Elizalde

Doce años después del término de la Escuela Generación Bicentenario, desde la Fundación Chile 21 están buscando revivir la instancia que buscó formar a los futuros líderes de la centroizquierda.




"Hay una foto bien bonita", dice el exsenador Carlos Ominami al recordar la Escuela Generación Bicentenario que realizó la fundación Chile 21 que en ese entonces él presidía. En 2005, durante la primera candidatura a la Presidencia de Michelle Bachelet, las tres primeras generaciones de esa escuela hicieron un encuentro, donde los jóvenes que hasta el momento habían pasado por esas salas compartieron con la entonces candidata. "Esta generación fue muy importante con la campaña de la Presidenta Bachelet", recuerda Ominami.

Y ahora, doce años después del término de esa escuela en 2007, desde la misma Fundación Chile 21 están buscando revivir la instancia que buscó formar a los futuros líderes de la centroizquierda. Para eso, realizarán un encuentro mañana con las cerca de 300 personas que pasaron por esas salas para, explican, anunciar el lanzamiento de una nueva versión de Generación Bicentenario.

Para ese día está considerado que hable el expresidente Ricardo Lagos, uno de sus fundadores. Además, también se espera que hagan intervenciones la exministra Desarrollo Social, Clarisa Hardy; el exsubsecretrio del Trabajo. Francisco Javier Díaz; la exsubsecretaria de Economía, Natalia Pergientilli; el secretario general del PPD, Sebastián Vergara; y la exjefa de la Secom del segundo gobierno de Bachelet, Paula Walker.

La idea, explica el actual director ejecutivo de Chile 21, Eduardo Vergara, es que esta nueva escuela de formación política empiece a funcionar durante el segundo semestre. "Buscamos capacitar a nuevas generaciones de líderes para que puedan acelerar los procesos de cambio en Chile, entregándoles herramientas de innovación e incidencia en todos los planos", dice.

Asimismo, Vergara plantea que instancias como estas ayudan a la articulación del sector: "La rearticulación de la centroizquierda pasa por ofrecer ideas y miradas de mediano y largo plazo, instalando el desafío de superar lógicas electorales de corto plazo para entregar una visión del Chile del futuro".

Justamente esa articulación fue una de las importancias que tuvo la escuela, señalan algunos dirigentes. En ese entonces se buscó congregar a jóvenes afines al progresismo y a los partidos de la Concertación y, entre quienes pasaron por sus aulas, hubo diferentes personeros que luego llegaron a formar parte de los gobiernos del sector y, posteriormente, del bacheletismo. Para esta nueva versión, explican desde Chile 21, se quiere reclutar a personas que tengan roles en la sociedad civil.

Entre algunos de sus exalumnos se cuentan el actual senador y presidente del PS, Álvaro Elizalde; la exsusecretaria de Economía, Natalia Piergentili; el senador PPD, Felipe Harboe, el alcalde de Independencia, Gonzalo Durán (PS); y el exsubsecretario del trabajo, Francisco Javier Díaz.

Además, los "estudiantes progresistas" tuvieron como profesores a reconocidos dirigentes de la Concertación, como el mismo expresidente Lagos; la exministra de Planificación, Clarisa Hardy; los extimoneles, Gonzalo Martner (PS), Carolina Tohá (PPD): y la exministra de Educaciòn, Adriana Delpiano; entre otros.

"Fue un gran momento en el plano de la formación, de la articulación de jóvenes que tenían interés en la política. Realmente creo que es muy importante que nosotros seamos capaces de retomar eso porque creo que durante los últimos años esto se perdió y por lo que uno ve ha sido mucho más activa la derecha en esta (formación política) que lo han sido los partidos y los centros de la Democracia Cristiana o de la izquierda", afirma Ominami.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.