Wisconsin, el nuevo foco de los disturbios raciales en Estados Unidos

(Foto: AP) Manifestantes pasan junto a la policía con los brazos en alto en medio de las protestas contra la violencia racial en Kenosha, Wisconsin.

La indignación por el baleo por la espalda de un afroamericano a manos de la policía el domingo generó nuevas protestas del movimiento Black Lives Matter. Incidente se transformó en uno de los temas centrales de la campaña presidencial.




La cuarta noche consecutiva de manifestaciones en Kenosha, Wisconsin, estuvo marcada por el dolor y demostraciones pacíficas. La violencia y los disturbios que fueron la tónica desde el domingo en esa ciudad estadounidense, tras la divulgación de un video en que se ve a un policía disparar siete veces a un joven afroamericano por la espalda, se detuvieron después de la amarga jornada del martes. Ese día grupos de patrulleros civiles intentaron dispersar las protestas generando un tiroteo que dejó dos víctimas fatales en la urbe de más de 100 mil habitantes.

Manifestantes contra la violencia racial en Kenosha, Wisconsin.

Desde el asesinato de George Floyd, que fue asfixiado por un policía que puso su rodilla en el cuello del afroamericano por ocho minutos, incidente ocurrido el 25 de mayo en Minneapolis, la lucha contra discriminación racial se tomó las calles de Estados Unidos. Las masivas movilizaciones bajo el movimiento Black Lives Matter se han encargado de reafirmar el tema como uno de los ejes centrales de la campaña presidencial de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

A tres meses de la muerte de Floyd, un nuevo incidente de violencia policial golpea a EE.UU. Los hechos se produjeron el domingo, en Kenosha. Ese día, según el relato de un transeúnte, se escuchó una discusión en la calle. A continuación, se observa a Jacob Blake, un afroamericano de 29 años, que saluda a su hijo y lo sube a su auto. Posteriormente, el testigo entrevistado por la prensa estadounidense asegura que vio a dos agentes de la policía forcejear con el hombre, que recibió la descarga de una pistola eléctrica.

Es en ese momento que comienza la grabación del video de 20 segundos. Entre los gritos de la policía, Blake gira para intentar subirse en el asiento del conductor cuando resuenan siete disparos ante la presencia de sus tres hijos que estaban en el asiento de atrás del vehículo.

Una mujer con un letrero de "Justicia para Jacob" en Wisconsin.

Según CNN, el último informe médico revela que Jacob Blake se encuentra en estado grave en un hospital de Milwaukee. Habría quedado parapléjico debido a la gravedad de sus heridas.

La rápida difusión de las imágenes -similar a lo que ocurrió en el caso Floyd- desató violentos enfrentamientos e incendios en Kenosha. Los tres agentes involucrados fueron dados de baja, mientras sigue la investigación.

Sin embargo, el martes la irritación de los habitantes de Kenosha dio un giro. Debido al toque de queda ordenado por las autoridades desde las 19.00, los manifestantes se estaban devolviendo a sus casas esa jornada. Pero “miembros de una milicia urbana” armados irrumpieron en una bencinera y enfrentaron a las personas en el lugar.

En uno de los videos publicados en redes sociales se ve a un adolescente con un arma larga -rifle o escopeta- que comienza a disparar a los presentes. El joven mató a tiros a dos manifestantes y dejó herido a otro el martes por la noche en circunstancias poco claras. Uno de los dos asesinados, Anthony Huber, cayó en mitad de la calle luego de tratar de detener al tirador que huía.

Un letrero aparece cerca de una botella de alcohol y flores dejadas en homenaje a las víctimas de un tiroteo durante las protestas en Kenosha, Wisconsin.

Justamente ayer, el atacante fue detenido e identificado como Kyle Rittenhouse, un joven blanco de 17 años que pertenece a un grupo autoidentificado como “Guardia Miliciana de Kenosha”, que buscaba realizar las tareas de las fuerzas de seguridad resguardando negocios como “vigilantes armados”.

Rittenhouse es investigado por ser el presunto autor de los disparos, por lo que será acusado de asesinato en primer grado. Según la BBC, el joven era un fan de la policía y en sus perfiles de redes sociales tenía logos de Blue Lives Matter, honraba a agentes fallecidos y vestía el uniforme. Además, asistía a mitines republicanos y respaldaba la reelección de Donald Trump.

Los vehículos quemados después de los disturbios en Kenosha.

La violencia racial en la campaña presidencial

Las protestas coincidieron con la Convención Republicana que lanzó el respaldo por la reelección de Trump y se dieron en Wisconsin, el lugar donde se iba a realizar la Convención Demócrata que fue suspendida por la pandemia, pero que confirmó la semana pasada a Joe Biden como el candidato nominado para la Casa Blanca.

Una bandera de EE.UU. ondea sobre un edificio durante las protestas en Wisconsin.

El mandatario estadounidense a través de Twitter ordenó el envío de fuerzas federales para detener las movilizaciones y ayer el vicepresidente Mike Pence, en la tercera jornada del encuentro republicano, respaldó a la policía.

“El pueblo estadounidense sabe que no tenemos que elegir entre respaldar a las fuerzas del orden y estar con nuestros vecinos afroestadounidenses para mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades y pueblos. Permítanme ser claro: la violencia debe parar, ya sea en Minneapolis, Portland o Kenosha”.

Mike Pence, vicepresidente de EE.UU.

En cambio, el gobernador demócrata de Wisconsin, Tony Evers, enfatizó en la necesidad de aplicar mayores medidas para la transparencia en el actuar de los uniformados. En tanto, Joe Biden aseguró que habló con los padres de Jacob Blake y que “se debe hacer justicia y se hará”.

“Una vez más, un hombre negro, Jacob Blake, fue baleado por la policía. Frente a sus hijos. Me enferma. ¿Es este el país que queremos ser? La violencia innecesaria no nos curará. Tenemos que acabar con la violencia y urnirnos pacíficamente para exigir justicia”.

Joe Biden, candidato presidencial demócrata.

En una forma de condenar la violencia, algunos deportistas estadounidense decidieron paralizar las competiciones profesionales. Hasta ahora, la NBA y la WNBA, de básquetbol, el Masters de tenis y la MLB de béisbol se negaron a salir a las canchas debido a los casos de violencia registrados en los últimos días.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.