Mariana Aylwin: “Sichel puede superar la baja que ha tenido, pero este mes será decisivo”

Mariana Aylwin sobre Sebastián Sichel

Foto: Pedro Rodríguez

La exministra y coordinadora programática del área de DD.HH. reconoce que la candidatura del abanderado de Chile Podemos Más ha ido perdiendo fuerza ante la opción de José Antonio Kast y que eso lo ha afectado “anímicamente”, perdiendo “seguridad”. Aylwin, quien es del círculo de confianza de Sichel, dice que él debe recuperar cercanía e insiste en que hay una operación de la DC para desprestigiarlo.




A diferencia de otros que integran el círculo de confianza de Sebastián Sichel, la exministra y coordinadora del área de DD.HH. del programa del abanderado oficialista, Mariana Aylwin, reconoce que el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, ha ido ganando terreno de cara a la primera vuelta presidencial.

La exministra defiende a Sichel en una de sus semanas más duras y acusa a la DC de orquestar una “operación” en su contra.

En agosto usted señaló que la segunda vuelta sería entre Sebastián Sichel y Gabriel Boric. ¿Sigue creyendo que será así la papeleta?

Está más difícil (pasar a segunda vuelta), pero sigo creyendo que eso va a ocurrir. Y si no ocurre, la verdad es que vamos a tener un balotaje entre dos sectores polarizados. Una izquierda polarizada que, por muy moderado que esté apareciendo el candidato, el Partido Comunista tiene un peso muy fuerte (...). Por otro lado, un candidato de extrema derecha que cree que las cosas se resuelven abriendo zanjas para evitar que ingresen migrantes, que tiene dudas sobre el calentamiento global, que es amigo de Bolsonaro. Si ese es el futuro de Chile, la gente lo tiene que pensar, y la mayoría de los chilenos me parece que no quiere los extremos y espero que vote por Sebastián Sichel.

¿Qué pasó con Sichel que se debilitó su candidatura? ¿Hubo un exceso de triunfalismo?

Creo sinceramente que aquí ha habido una campaña intencionada para dañar su credibilidad. En vez de confrontar las propuestas, se ha buscado encontrar puntos débiles para desacreditarlo. Fue muy criticado por cuestionar la experiencia del candidato Boric, que no era a su persona, sino a su experiencia. Se ha cuestionado a Sichel por su vida profesional, se ha intentado demostrar que su vida familiar no es la que cuenta. Al principio se le intentó asociar a Sebastián Piñera como el candidato del continuismo y de los empresarios, pero no les resultó, entonces entraron en una campaña sucia (...). Es humano que te veas afectado anímicamente por una campaña intencionada que se metió en el lodo, pero creo que Sebastián Sichel es una persona resiliente y se va a recuperar.

¿De qué manera le afectó anímicamente?

Perdió cierta seguridad y eso era notorio. O sea, en el segundo debate había ya... Yo lo he vivido, ¿sabes? Y uno cuando es atacada con injurias, mentiras, se produce un ánimo en el cual tú empiezas a decir: ¿En qué estoy? Empiezas a ponerte a la defensiva.

¿Y no reconoce errores propios del candidato que hayan influido en su baja? Él mismo lo hizo.

En el cuarto retiro, cuando uno defiende una convicción y le va mal, bueno, defendió la convicción, eso no es un error. Creo que sí cometió un error -y él lo reconoció- en haberse demorado en reconocer que él había hecho un retiro. Si lo hubiera dicho en el momento, a lo mejor no habría tenido el efecto que tuvo, él podría haber explicado por qué lo hizo y creo que la mayoría de la gente lo habría entendido. Pero como se demoró, la pelota quedó dando bote y se convirtió en un problema mayor.

¿Eso afectó su credibilidad? Finalmente se le cuestionó lo que hacía versus lo que decía.

Claro, por supuesto. Ese fue un efecto negativo, sin duda. Pero aunque haya tenido un efecto negativo rechazar el cuarto retiro, fue el único candidato que se jugó por una posición que tiene que ver con el futuro del país. Ya estamos viendo, y lo vamos a ver el próximo año, cómo está subiendo la inflación, los efectos que va a tener especialmente sobre la gente más pobre. Porque el señor Kast se escondió, estaba en contra del cuarto retiro, pero se fue a otra parte y habló de otras cosas.

¿Fue más estratégico?

Fue muy estratégico. Sichel se jugó por algo que creía.

Kast y los partidos

¿Cómo ve que parlamentarios del oficialismo se vayan con Kast?

Pero eso ha pasado desde el principio. Sichel es un candidato independiente, que jugó en una cancha a la cual había llegado hace poco y que ganó, y no todos estuvieron convencidos de apoyarlo. También hay una crisis que estamos viviendo de los partidos políticos. Los partidos hoy día no tienen la autoridad que tenían de disciplinar a sus militantes, o de tomar una decisión y que todos la sigan. Eso hace ya por lo menos una década que no ocurre y, por lo tanto, de ese tema no me sorprendo. Era esperable.

¿Pero cómo ve que el comando ha manejado la relación con los partidos? Pedro Browne, por ejemplo, fue duro con el senador Claudio Alvarado y lo emplazó indirectamente a irse a apoyar a Kast.

No me voy a pronunciar sobre cómo funciona el comando.

Usted dijo que si no pasa a segunda vuelta Sichel, la elección estará entre dos extremos: Kast y Boric. ¿Ahora consideran, entonces, que Kast sí es un riesgo?

Puede serlo. Es él quien está subiendo, el resto está estancado. Veremos cómo supera la baja que ha tenido, pero la puede superar. Sebastián Sichel puede superar la baja que ha tenido, (pero) este mes de campaña va a ser decisivo. Espero que la campaña salga del barro en que está y que se pueda discutir con mayor altura de miras, porque en la medida en que eso ocurra, Sichel tiene más posibilidades de demostrar que es un candidato que representa a quienes quieren cambios, pero con sensatez, con gradualidad, quieren erradicar la violencia. Tiene la personalidad para hacerlo.

El diagnóstico parecen tenerlo, pero, en la práctica, ¿qué debería hacer Sichel para reconquistar el electorado que se va hacia Kast?

Tiene que recuperar la cercanía, también tener mucha firmeza y claridad en sus posiciones. También intentar elevar el nivel de la discusión. Salirse del fango.

¿Por qué cree que perdió la cercanía? ¿Lo atribuye también a los “ataques” en su contra?

Por supuesto, a la gente le duelen esas cosas, le llegan esas cosas, él no es un superman, es un ser humano. Sí creo que es una persona muy resiliente, muy cercana. Sebastián Sichel, en este mes que le queda, estoy segura de que va a lograr desplegarse con la simpatía y sencillez que tiene, y sin estar a la defensiva. Eso es lo que tiene que hacer.

¿Si Kast pasa a segunda vuelta lo apoyaría?

No. La verdad es que uno de los motivos por el que apoyo, y con entusiasmo, a Sichel es porque no quiero pasarme el resto de mi vida anulando mi voto. Ya lo anulé una vez y espero no tener que anularlo por segunda vez.

¿Es relevante que Sichel vuelva a reconquistar a los partidos de Chile Podemos Más? Ahí también se ha visto una debilidad.

Sí, por supuesto. Sichel tiene que hacer una campaña con los partidos, con todos los candidatos a parlamentarios que lo están apoyando y con los alcaldes. Esa cercanía con los partidos tiene que notarse. Él es independiente, pero necesita a los partidos para gobernar y para ganar. Se necesitan mutuamente.

¿Fue un error instalar este discurso de la independencia a costa de los partidos?

No he estado en esas decisiones. Pienso que lo que queda de la campaña tiene que ser con los partidos y convocando a los independientes, a las personas que han sido de centro y muchas personas que provenimos de la Concertación.

¿Los partidos deberían poner de su parte?

Sí. Pero ya es una evidencia que nadie alinea a sus partidos completamente. Salvo el PC. Pero no lo hace el Frente Amplio, no lo hace la derecha, no lo hace la DC. Vean la pelea que tienen ahí en la DC.

¿Se pone en jaque el liderazgo de Sichel si no logra mantener la unidad con los partidos?

La va a mantener.

La DC

Esta semana dijo que “es peligroso” que la izquierda y la DC gobiernen. ¿No es complejo decir eso si ustedes buscan ampliar a la derecha al centro?

Es que la DC de hoy es la izquierda, no es la DC. La DC ahora es un partido que está completamente jibarizado, que tiene algunos líderes y después los echa abajo. Y también cuando uno ve que intenta hacer una operación tan sucia como la que hizo con la campaña de 2009 de Sichel, en que terminan dando explicaciones y amenazando con que van a querellarse, y no pueden. Saben que no pueden querellarse porque cualquier candidatura de la DC que abran también va a tener financiamiento de empresas. Y algunas tienen un financiamiento mucho mayor que el de Sichel. También va a tener boletas que en ese tiempo no eran cuestionadas, pero hoy sí lo son. Quiero decir que en el caso de la boleta de Cristóbal Acevedo, él sí hizo un trabajo y no es una boleta ideológicamente falsa.

Usted habla de operación, pero hay una investigación de por medio, ¿por qué es cuestionable publicar algo que es una irregularidad?

No estoy cuestionando a los medios que lo han publicado. Estoy cuestionando a las personas que hicieron esta operación.

Dice que sabe que Acevedo prestó los servicios, ¿eran trabajos jurídicos?

Sí, porque yo vi los antecedentes.

¿Puede asegurar que fue regular el financiamiento de Sichel en 2009?

Puedo asegurar que la campaña del 2009 la financiaban las empresas y que eran los partidos políticos los que conseguían las platas para los candidatos.

O sea, ¿pudo haber habido financiamiento irregular en la campaña de Sichel, como en todas las otras?

Así se hacían las campañas en ese tiempo. Cualquier campaña del 2009 que se investigue va a tener situaciones muy similares.

¿Pudo haber financiamiento irregular?

No, financiamiento regular.

Pero lo que se cuestiona son las boletas ideológicamente falsas.

Las empresas podían dar donaciones. Lo que se ha hecho es cuestionar lo que se hizo, pero por suerte la ley se cambió y eso se acabó. Punto. No quiero hablar más del tema. Hasta ahí lo dejo.

Dice que le constan otros casos en la DC, ¿tiene antecedentes?

Jamás me metería en una campaña de fango, porque es muy difícil salir de eso. Y aquí no hay impolutos. Lo que han tratado de hacer es, desde una supuesta superioridad moral, cuestionar a un candidato para horadar su credibilidad (...). ¿Qué le conviene a la izquierda? Que Kast pase a segunda vuelta.

Plantea que no quiere caer en el fango, pero Juan José Santa Cruz atacó con todo a la DC.

Bueno, él fue tesorero del partido y tiene más conocimiento que yo. Y me parece muy bien que lo haya dicho con la firmeza que lo dijo, porque la verdad es que ha sido una infamia lo que han hecho con Sebastián Sichel.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.