Proyecto educativo USS incorpora dos nuevos campus en Ciudad Empresarial y Concepción

El nuevo campus USS en Concepción complementará la formación del tradicional campus Las Tres Pascualas.

Tras consolidarse como la segunda universidad del país con mayor número de estudiantes, incluidas instituciones públicas y privadas, la U. San Sebastián estrena este 2023 dos nuevas infraestructuras de punta en zonas estratégicas de las capitales de las regiones Metropolitana y del Biobío, conforme a un plan de desarrollo que apunta a convertirse en una institución de excelencia y con marcado impacto social en el desarrollo de las regiones donde está presente.



Con cerca de 45 mil estudiantes entre pre y posgrado, la Universidad San Sebastián (USS) es la segunda institución de educación superior con mayor número de matriculados en el país en sus cuatro sedes de Santiago, Concepción, Valdivia y Puerto Montt. Un sitial alcanzado en solo 34 años desde su fundación en 1989 en la capital de la región del Biobío, de la mano de un proyecto educativo caracterizado por sus raíces regionalistas, donde la vinculación con los territorios y la ciudadanía por parte de estudiantes y académicos es uno de sus sellos.

Este año, dos nuevos campus se integran a la oferta académica, con tres modernos edificios en la Ciudad Empresarial (21 mil metros cuadrados), en Huechuraba; y nuevas dependencias en la sede Concepción (14 mil metros cuadrados). Así, en total, la USS posee una infraestructura que hoy bordea los 240 mil metros cuadrados en los cuales se imparten 37 carreras de pregrado en siete campus universitarios ubicados en las cuatro ciudades mencionadas.

El nuevo campus USS en Ciudad Empresarial, en Huechuraba, albergará al área de Investigación y Doctorados USS y a la Fundación Ciencia y Vida.

El prorrector USS, Javier Valenzuela, explica el sentido de este crecimiento: “El que nosotros estemos ampliando la infraestructura responde a un desafío que nos planteamos hace algunos años. El gran objetivo es -de aquí a cinco años- convertirnos en una universidad de excelencia, lo que en el sistema de educación superior se entiende como una institución más completa y más compleja”.

Esto implica -sostiene Valenzuela- un desarrollo en investigación avanzada en todos los ámbitos del conocimiento, una vinculación profunda con el entorno, donde la acción de la universidad impacte positivamente en los lugares donde está inserta; la calidad y profundidad en la formación de pregrado y posgrado, de manera de entregar una educación atractiva y pertinente para los desafíos que tiene el país.

Una de las claves del éxito de la expansión de la USS se basa en la coherencia entre la promesa que se le hace a los estudiantes y a sus familias, y lo que ellos efectivamente reciben mediante el cumplimiento de los planes de estudio y el respectivo calendario académico.

Javier Valenzuela, prorrector U. San Sebastián.

“El 60 por ciento de nuestros estudiantes es la primera generación que ingresa a la educación superior. Esto quiere decir que sus familias confían en una institución que los recibe y los forma con alto nivel académico y de desarrollo integral. Si uno mira a nuestra universidad nos encontramos con una muestra perfecta de la composición de nuestro país. Por lo tanto, esta integración y movilidad social les va a permitir desarrollarse de manera homogénea, elevando su estándar de vida y el de sus familias”, afirma Valenzuela.

Investigación de punta

Una de las áreas que más ha crecido recientemente en la USS en su derrotero por convertirse en una universidad de excelencia es el impulso en investigación de frontera, con la contratación de cerca de 200 profesionales de primer nivel, con un plan de reclutamiento a corto y mediano plazo de otros 350 académicos con grado de doctor y con proyectos de investigación que se acoplen a las áreas de desarrollo existentes. La USS cuenta con ocho programas de doctorados, y se espera crecer a 15 en los próximos cinco años.

Este diseño estratégico ha implicado la búsqueda de alianzas con instituciones de renombre. Tal es el caso la Fundación Ciencia y Vida, liderada por el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2002, el doctor Pablo Valenzuela, pionero en biotecnología industrial; así como el suscrito con el Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECs), creado por el Premio Nacional de Ciencias Exactas 1995, el doctor Claudio Bunster, experto en física teórica.

El doctor Claudio Bunster, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1995.

De hecho, uno de los edificios del nuevo campus en Ciudad Empresarial se transformará en un parque científico y tecnológico donde se va a desarrollar ciencia de frontera de la mano de los investigadores del Centro de Biología Celular y Biomedicina USS y la Fundación Ciencia y Vida, quienes además impartirán cátedras a estudiantes de pre y posgrado.

La alianza con el CECs, en tanto, apunta a la formación de un polo científico de primer nivel en el sur del país, que integre la investigación que se efectúe en las sedes de Concepción, Valdivia y Puerto Montt. Con su centro de operaciones en Valdivia, las y los científicos del CECs ya están impartiendo sus enseñanzas a las y los estudiantes de la USS en la capital de la región de Los Ríos.

En el área de la salud, el crecimiento de la USS ha sido exponencial, alcanzando el 65 por ciento de sus estudiantes en formación de pregrado en el ámbito sanitario, con un despliegue presencial en 400 centros de salud de todas las complejidades en las cuatro regiones en que está presente la USS. Destaca en este proceso la alianza con la Fundación Arturo López Pérez, en Santiago, para la formación académica especializada y la investigación avanzada en torno al cáncer.

La Fundación Arturo López Pérez.

Compromiso con el país

“Aunque somos una institución privada, tenemos una vocación pública comprometida con el desarrollo del país”, sostiene Valenzuela, a la vez que resalta el aporte que la USS realiza a través de sus centros de estudio con impacto social, tales como el Instituto de Políticas Públicas en Salud (IPSUSS); el Centro de Políticas Públicas de la Facultad de Economía y Negocios; el Instituto de Estudios para la Familia; y el Centro para la Acción y Prevención en Seguridad Pública y Crimen Organizado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, entre otros.

El prorrector USS tiene una mirada estratégica en este compromiso con el país: “Si miramos hacia adelante, nuestra idea es poder contribuir cada vez con mayor impacto y profundidad en lo que hacemos. Hoy día, tenemos una vinculación con el medio bien profunda de la mano de nuestros proyectos Hito, que pretenden generar una relación bidireccional entre la universidad y la comunidad. Por ejemplo, en estos días tenemos estudiantes de odontología que se están desplazando a zonas aisladas para atender a personas que sin esta acción no tendrían solución a sus problemas. Es poner a nuestros estudiantes al servicio de lo que hoy nuestro país necesita y motivar en ellos que esta vocación social se mantenga en el tiempo una vez que egresen”.

En definitiva, Valenzuela apunta a que el objetivo de la USS es “formar profesionales que contribuyan al desarrollo de las ciudades donde están insertos, y eso implica la transmisión de contenido técnico disciplinar, por un lado, y también la formación de personas íntegras, buenos ciudadanos y buenas personas que cultiven el bien común, la amistad cívica; que sean profesionales que se incorporen a sus distintos quehaceres y que siempre busquen el modo de impactar positivamente en la comunidad”.

Campus Ciudad Empresarial

El nuevo campus USS comprende tres edificios de cinco pisos cada uno en una zona con un importante polo de desarrollo académico y de negocios. Allí se encuentran instituciones de educación superior y empresas de ingeniería, tecnología, telecomunicaciones, transporte y salud, entre otras. El sector, además, dispone de acceso a servicios y áreas verdes.

Con 21 mil metros cuadrados, uno de los edificios está destinado a actividades de investigación científica y doctorados, donde también se encuentra la Fundación Ciencia y Vida. Actualmente, en estas dependencias se desarrolla investigación de vanguardia en ámbitos como la biomedicina, la biología computacional y recursos naturales, entre otras áreas, a través de la habilitación de 10 laboratorios equipados con tecnologías e infraestructura de punta. En esta construcción trabajarán a partir de marzo 150 personas, entre investigadores, estudiantes de posgrado y administrativos.

El doctor Pablo Valenzuela, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2002.

Los otros dos edificios de este nuevo campus santiaguino albergará actividades docentes y estarán operativos a partir del segundo semestre del 2023, con salas de clases híbridas, biblioteca, auditorio, casino, cafetería, estacionamientos y todos los servicios necesarios para recibir a los cerca de 2.000 estudiantes, académicos y colaboradores que desplegarán sus capacidades en este lugar.

Campus Concepción

El nuevo campus en la capital de la región del Biobío va a complementar al tradicional Las Tres Pascualas, donde fue fundada la USS en 1989. Las nuevas dependencias están ubicadas en un lugar estratégico de la ciudad, un polo de desarrollo universitario e industrial.

Se trata de más de 14 mil metros cuadrados de superficie, seis mil de ellos construidos, cuyo diseño está a cargo de académicos y estudiantes de la Escuela de Arquitectura USS, quienes ocuparán esta nueva infraestructura junto con la Escuela de Diseño Digital e Industrias Creativas.

El nuevo edificio permitirá ampliar los espacios para salas de clases, laboratorios y talleres que se desarrollan en la sede existente, con un laboratorio especializado para la carrera de Animación Digital.

Dentro de las ventajas comparativas de este nuevo edificio destacan la buena conectividad de transporte público interurbano que requieren los estudiantes del gran Concepción y alrededores, así como una mayor disponibilidad de metros cuadrados por estudiante. En la fase inicial de la puesta en marcha del nuevo campus estarán habilitados los servicios de conectividad a internet, servicio de impresión, fotocopiado, casino y alimentación, biblioteca y asuntos estudiantiles, entre otros.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".