Estudiantes USS realizan voluntariados de verano en cuatro ciudades del país

Estudiantes voluntarios USS 2023 de Santiago concurrieron a Melipilla a ayudar a la comunidad.

Hasta Melipilla, Ránquil, Ignao y Río Puelo llegaron cerca de 200 estudiantes de la Universidad San Sebastián de sus cuatro sedes para contribuir a mejorar la calidad de vida de la población de esas localidades. En los últimos cinco años más de 3.500 jóvenes han participado de esta experiencia que busca fortalecer su desarrollo personal y profesional e impulsar su vocación social.



Una de las experiencias más gratificantes de la vida universitaria es la participación en acciones de voluntariado en beneficio de localidades que requieren apoyo en diversas materias. Un trabajo que no persigue retribución económica, sino que su fin es contribuir a resolver problemas de una determinada comunidad y fortalecer el desarrollo personal y profesional de los estudiantes e impulsar su vocación social.

Un ejemplo de voluntariado universitario es el que realizan cerca de 200 estudiantes de la Universidad San Sebastián (USS), quienes despliegan su energía con el fin de contribuir a la solución de problemáticas que aquejan a cuatro comunidades en distintas regiones del país: Melipilla (Metropolitana); Ránquil, (Ñuble); Ignao (Los Ríos) y Río Puelo (Los Lagos).

Una estudiante USS realiza labores en la Escuela Básica El Pabellón, en Melipilla.

Allí realizan: operativos de salud, reparación de escuelas, habilitación de espacios de áreas verdes, el desarrollo de talleres deportivos y recreacionales, por nombrar algunas de las actividades.

“Es muy satisfactorio ver cómo las personas, después de una larga semana de trabajo, nos agradecen por todo lo que hicimos para la comunidad. A veces creemos que nuestro trabajo no es suficiente, pero las comunidades nos han demostrado que todo aporte, por más pequeño que sea, puede generar un gran cambio para quienes lo necesitan”, sostiene Fabián Silva, estudiante de Kinesiología USS en Concepción y quien participa de los trabajos en la localidad de Ránquil (en Ñuble).

En los últimos cinco años han participado más de 3.500 estudiantes, realizando todo tipo de labores, actividades organizadas por Asuntos Estudiantiles de la USS.

“Desde los albores de este proyecto educativo se han impulsado actividades para fortalecer el desarrollo interpersonal y personal del cuerpo estudiantil impulsando su máximo potencial desde su vocación profesional y el aporte que pueden hacer a Chile. Los voluntariados son clave en este contexto, pues traen consigo interacciones entre estudiantes y docentes para contribuir a la solución de problemáticas que aquejan a las comunidades, poniendo atención a las historias de vida de otras personas, conociendo sus dificultades, alegrías y anhelos, y actuando generosa y sensiblemente frente a ellas. Esto les permite fortalecer su vocación de servicio y vivir de manera práctica el sello sebastiano, lo que en definitiva los acerca más a su universidad”, comenta Felipe Ward, director de Desarrollo Estudiantil USS.

Felipe Ward, director de Desarrollo Estudiantil USS.

Testimonios

En la localidad de Pabellón (Melipilla), las y los estudiantes están realizando labores de aseo y mantenimiento en la Escuela Básica del sector, además de organizar actividades deportivas y recreativas para niños y adultos mayores; entre ellos, un gran bingo de cierre. Este establecimiento, además, no sólo atiende a niños y niñas de la localidad de Pabellón, sino que también de otras comunidades cercanas, como Manantiales, Cholqui y Pallocabe.

En los últimos cinco años han participado más de 3.500 estudiantes, realizando todo tipo de labores, actividades organizadas por Asuntos Estudiantiles de la USS.

“Desde temprano los hemos visto trabajando en nuestra escuela, además de pintar las caritas de nuestros niños, conversando con ellos y con los apoderados, lo que les hace muy bien para su desarrollo integral. Son estudiantes muy serviciales, simpáticos y agradables, y están haciendo algo muy positivo para nuestro colegio”, comenta Verónica Ramírez, directora de la Escuela Básica El Pabellón, quien agradece el apoyo de los estudiantes USS.

En la localidad de Río Puelo, en tanto, se trabaja en el mejoramiento de espacios en la escuela rural, además de operativos de salud, charlas y actividades recreativas dirigidas a toda la comunidad. Así lo indica Valentina Hechenleitner, estudiante de Obstetricia de la sede De la Patagonia: “Acercarse a diferentes realidades es muy valioso, porque nos abre las puertas para comprender el verdadero valor que generamos a través de nuestras profesiones. Es un espacio para compartir y escuchar a las comunidades y a nuestros compañeros de otras carreras. Nos permite fortalecer nuestros conocimientos, sobre todo en lo que se refiere a las habilidades blandas”.

Conectar con el país

Felipe Ward afirma que este tipo de actividades de voluntariado se realizan más de una vez al año, lo cual contribuye a tener una formación integral, con fuerte vínculo y empatía social. Esto es fundamental para llevar a cabo con éxito la preparación de profesionales y personas, pues contribuyen a la misión y desafío de potenciar la experiencia universitaria sebastiana, fomentando la integración social y el sentido de pertenencia de los estudiantes con su casa de estudios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".